De rodillas autoridades federales ante la AGP
Luis Repper

[email protected]

Por la intransigencia, irresponsabilidad, “grilla”, inmoralidad, estupidez, irracionalidad, de la Asamblea General Politécnica, conformada por un puñado de miserables “estudiantes” que no representan al universo de la matrícula escolar, a los verdaderos politécnicos, a quienes sí quieren estudiar, les han fregado su proceso académico que rebasa los 66 días de paro, en la más dolorosa y vergonzante impunidad.

No sé si lo que pide la caterva de la AGP es justa, pero a lo que no tienen derecho es a impedir que  176 mil 513 alumnos que conforman las listas escolares del IPN cursen sus materias porque los Asambleístas más que buscar el beneficio para el Instituto, están sembrando semilla corrupta para sus fines políticos, pues el verdadero estudiante se preocupa y ocupa por realizar una carrera profesional limpia y no “grillar” en favor de un partido político, como Morena, del infumable Andrés Manuel López Obrador y secuaces, como Martí Batres Guadarrama, Bertha Luján, Agustín Ortiz Pinchetti, Clara Brugada y otros.

Las timoratas y débiles autoridades de la SEP encabezadas por el mexiquense (otra vez Estado de México) Emilio Chuayffet Chemor, el Director General del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, de los representantes de Gobernación, están postradas de rodillas ante los caprichos y ocurrencias de la AGP, que un día sí y otro también, alargan el paro  y no reaccionan, dejan hacer, dejan pasar las necedades de un puñado de “estudiantes” que han prostituido un movimiento que no tiene razón de ser.

Estos representantes de Morena van por lo suyo: el dinero. Porque uno de los 10 puntos de su pliego petitorio es incremento al presupuesto del Instituto, inciso en que no sueltan el hilo y es entendible el motivo: 2015 año electoral. Morena obtuvo la gracia del INE para ser partido político, para sus fines López Obrador necesita muchos millones de pesos y si además de las prerrogativas que la Ley Electoral le concede, el tabasqueño no dejará pasar la oportunidad de allegarse más millones provenientes de las arcas del IPN, no en balde las presiones y necedades de la Asamblea Politécnica por alargar el paro y obtener más presupuesto. 

Es inverosímil y esto sólo pasa en México, que estudiantes ejerzan presión en asuntos eminentemente administrativos, como la fijación y diseño del presupuesto para el Poli, pero no dejarán el tema porque hay muchas razone$ de fondo, aunque detengan la marcha escolar por más de 65 días.

Es casi un hecho que el semestre académico se pierda, eso no le interesa a los insensatos “grillos” de la AGP, pero su decisión ha impedido que miles de compañeros no presenten su examen profesional, inicien algún postgrado, comiencen la redacción de su tesis y otras actividades académicas. Además, al estar suspendidas las actividades escolares y administrativas la ministración de becas y apoyos pecuniarios están parados también afectando a los beneficiarios.

En imágenes difundidas por las televisoras sobre el tema, puede observarse a los miembros de la Asamblea caminar, deambular por los pasillos de las escuelas u oficinas, cerradas y sucias, con displicencia, desinterés, “valemadrismo”, mientras más de 176 mil 500 auténticos estudiantes ven pasar los días perdidos por un movimiento irracional e indecente.

Ni Los Pinos, la SEP, Gobernación o “alguien” con carácter y decisión  pone remedio a la afrenta, en  México  un país de Derechos, una recua de pelafustanes agrupados en la AGP,  paraliza a la institución creada por el ex Presidente Lázaro Cárdenas del Río, y no pasa nada, sólo impunidad y dejadez de autoridades miedosas que temen dar el manotazo en la mesa para poner orden. La realidad es evidente, están cuidando las formas para que en las elecciones intermedias de junio de 2015, el PRI no pierda posiciones políticas: diputados locales, delegados políticos, gobernadores, aunque más de 176 mil estudiantes politécnicos pierdan un semestre y retrasen sus actividades postacadémicas.

En un país desarrollado (México es emergente) que pretenda un nivel académico de excelencia esto no sucedería. Cuando en Harvard, Oxford, Columbia, Cambridge, etc. (aunque son privadas) se han cerrados aulas para inferir en decisiones autónomas, pero en el Politécnico Nacional la libertad la han prostituido en libertinaje, y la muestra es la Asamblea General Politécnica, que impide el legítimo derecho de estudiar a miles de jóvenes y postran  en el piso a las autoridades educativas oficiales.

Entre los muros escolares en donde debe existir el derecho a estudiar y ejercer la potestad  de cátedra, un puñado de irracionales conculca estas libertades, no por interés académico, sino por razones mezquinas, políticas y pecuniarias. No pueden frenar la marcha de un calendario escolar en aras de una posición política y AMLO, Martí Batres son cómplices y coautores de este atropello. Ojalá la sociedad el 7 de junio próximo, cuando haya elecciones recuerde que Morena y sus secuaces dañaron el proceso académico de más de 176 estudiantes del IPN y los castiguen ignorando el logotipo de esta monserga de partiducho.

El estudiante comprometido, responsable, ético, moral, bien nacido no atenta contra su propia escuela, lo que confirma que los integrantes de la Asamblea General Politécnica, son inmorales y corruptos que arrastran a su familia a esta debilidad, porque es inconcebible que los padres de esta escoria no reaccionen y obliguen a sus “hijos…”  a cesar el movimiento y volver a las aulas. Por eso está la situación en el país como está, ya no hay respeto de hijos hacia los padres y viceversa.

¿Qué espera la sociedad de estudiantes inmorales como los de la AGP?, nada bueno, si son mediocres estudiantes, serán pésimos e indignantes profesionistas… Yo no permitiría que un sujeto o tipa como estos me construyera una casa, la infraestructura de la ciudad, o poner en manos de un  médico incapaz mi salud, la de mis hijas o mis nietas.

Ya en el pasado, en la década de los 80 y 90’s, cuando las huelgas en la UNAM, por caprichos similares y políticos la sociedad y los empresarios pusieron en su lugar a miles de egresados universitarios con anuncios sobre ofertas de trabajo, que decían “urge un abogado, médico, arquitecto, veterinario, economista, etc. Buen sueldo, gran desarrollo profesional. Absténganse egresados de la UNAM” Así de contundente fue el rechazo.

40 años después podría repetirse la historia, sólo que ahora la prohibición sería para los egresados del IPN, a eso los están llevando los irracionales de la AGP.

Hasta cuando SEP, IPN, Gobernación, dejarán su pasividad e indolencia para tomar una decisión contundente y reabrir las aulas. ¡Basta ya de condescendencias, permisividad, desinterés, debilidad o incapacidad! para acabar con este paro de laborales. 65 días y la pérdida  de un semestre académico son razones suficientes y legales para meter al orden un movimiento político, no académico.

Alguna vez, SEP, IPN, Gobernación, han pensado en los miles, sí, más de 176 mil auténticos estudiantes politécnicos que han perdido lastimosamente clases, trámites profesionales, becas, exámenes, o roto el ciclo académico y ustedes condescendiendo, permitiendo, cómplices de una caterva de inmorales, sin la legítima consideración de estudiante. ¡Levántense! del suelo y asuman la responsabilidad que tienen y no lastimen más a los verdaderos estudiantes.

¿Y qué dice al respecto Enrique Peña Nieto? ¿Qué el IPN no es una instancia federal?. También es su responsabilidad. Esto demuestra que no tiene operadores políticos para solucionar un asunto de Derecho… Le repito la cifra “176 mil 513 alumnos, bien nacidos, matriculados en el IPN tienen conculcado su Derecho a estudiar”  Esta es razón  suficiente para obligar a la SEP y al IPN  terminar con el paro.

Ninguna concesión a quienes atentan contra la educación en el Instituto Politécnico Nacional. Una vez más, unos cuantos deciden el destino escolar de miles de jóvenes y posgraduados. ¿Se necesita otra razón para acabar con este estúpido paro? si el daño no es suficiente, retomo la exigencia de Fernando Martí, cuando dijo ante la nación “si no pueden renuncien”   El saco le queda a Chuayffet, a Fernández Fassnacht, a Osorio, a los representantes de las otras dependencias sentados en la Mesa de Negociación con la AGP.

Terrible. Un puñado de nefastos representantes de Morena hacen lo que quieren con el destino académico y profesional de 176 mil 513 dignos estudiantes del Poli, mientras las autoridades duermen el sueño de los justos, por el miedo de perder imagen ante las elecciones intermedias de 2015.

¡¡Paro político y no académico!! ¿Verdad Chuayffet? 

*Miembro DE LA Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT)

Deja un comentario