SIETEMESINO

 

Juan U. Hernández

A siete meses de gobierno y un año del triunfo electoral, los resultados favorables para la población por parte de la coalición triunfadora, aún no se notan, no son tangibles para las familias mexicanas que siguen padeciendo la violencia e inseguridad, el desempleo, salud y falta de bienestar. Los bolsillos de millones de mexicanos siguen vacíos y la pobreza no cesa.

La basura social sigue estando presente en las filas del gobierno y en las instituciones del Estado Mexicano; muchos se preguntan porque miles fueron despedidos no necesariamente por ser malos trabajadores o corruptos en el desempeño de sus funciones, sino porque eran los de honorarios y de confianza, muchos de ellos que ante la falta de base sindical son más dedicados al desempeño eficaz y eficientes de sus funciones para no perder el empleo.

Los sindicatos en México, salvo excepciones conocidas, no son precisamente para defender los derechos de sus agremiados, sino feudos mafiosos donde sus dirigentes obtienen toda clase de canonjías y prebendas para sus familias en detrimento de las familias de los sindicalizados, a los que les dan como dadivas algunas de ellas para que se sientan parte del grupo.

Pero en realidad el grupo que manda es solo uno, los que deciden en qué momento puedes ser parte de ellos para que tus cuotas agranden sus cuentas bancarias. La cultura del corporativismo surgido de la Revolución Mexicana como una forma de control político y social de los trabajadores.

No propia en otros países donde en verdad ser sindicalizado es ser desde el primer día de trabajo y considerado de acuerdo con tu desempeño a la movilidad laboral de la empresa pública o privada donde estés trabajando, sin pagos de entres a la mafia sindical para poder ascender, como sucede en México.

De ahí que para que en México se dé un verdadero cambio de régimen como lo pregona el presidente, sería necesario una prueba de conocimiento y desempeño de todos los trabajadores del gobierno, dependencia por dependencia, de manera que solo los más capacitados y con espíritu de servicio público, sin importar si son sindicalizados, de confianza o de honorarios, sean los que continúen laborando para hacer efectiva las políticas públicas y los resultados que de ellas de esperan. Echando a la calle a sindicalizados, de confianza u honorarios que no sirven a las instituciones del Estado Mexicano.

En este país de la simulación, todo mundo sabe que un trabajador busca ser sindicalizado, porque no lo es desde el primer día de trabajo como debiera ser, porque dice: así no pueden correr, aunque no haga nada o me haga pendejo, por lo que con esa filosofía laboral del sistema mexicano nunca tendremos mejores instituciones ni mejor país.

En nuestra profesión también tenemos sindicatos y sindicalistas de ese tipo, es el caso de Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano, que ni es agencia ni genera noticias, a no ser de aquellas que sean en contra de los adversarios del gobierno actual, como si con ello estuvieran haciéndole un favor a la Cuarta Transformación al persistir prácticas de la cultura política que se quiere dejar atrás.

Profesionales de la comunicación en dicha agencia, nos han comentado que, si en los gobiernos del PRI se le calificaba de agencia del gobierno en turno, ahora está peor, porque la información noticiosa y las imágenes periodísticas, si la directora cree que dañan la imagen del presidente, son desechadas porque cuida más ahora la imagen del gobierno como nunca se había hecho. Si es un suceso violento que pudiera implicar responsabilidad del gobierno, se minimiza y así por estilo.

Por eso vemos que se repiten dichos del gobierno anterior cuando la prensa denunció la Estafa Maestra, no te preocupes Rosario, dijo el presidente. En la Ciudad de México crece la criminalidad y matan a estudiantes: no estás sola Claudia.

Cuando se ha presentado irregularidades de gobernantes actuales, lejos de escuchar al Jefe de Estado decir que esperaran que si existen pruebas la autoridad judicial actúe e emita su fallo, escuchamos: la alcaldesa de Cancún es una buena persona como sugiriendo a los procuradores y administradores de justicia que deben desechar las acusaciones en su contra, siguiendo la tradición presidencialista y así con los delegados, legisladores y demás que hacen negocios al amparo del gobierno mexicano.

Eso son los siete meses de gobierno a un año del triunfo electoral.

BORDER PATROL

Las benditas redes comentan que entre tantos serviles propios de la cultura y los regímenes políticos anteriores que se quieren olvidar, hasta ahora dentro de la Cuarta Transformación, Porfirio Muñoz Ledo, con todo y lo que se le ha criticado de su pasado, es el único político consecuente con visión de Estado que analiza las acciones y las políticas del gobierno para evitar que se repitan hechos y acciones que suponen deben dejar atrás.

Ahora que la Guardia Nacional se ha convertido en la Border Patrol mexicana para contener a los migrantes en lugar de realizar las acciones de seguridad que permitan disminuir los homicidios dolosos que en lo que va de este semestre son los altos del país y mayo lo fue el más violento en la Ciudad de México, ahora siguiendo el ejemplo de Trump, desbaratan a familias en la frontera norte, cuando los detienen intentando cruzar de manera ilegal, donde unos cruzan y otros integrantes son detenidos en México de lo cual se han difundido imágenes de centroamericanos.

En el sur, haciéndola de policía migratoria, mientras descansan en viviendas abandonadas como barracas, donde policías y soldados pernoctan en condiciones que no queremos les den a nuestros connacionales en Estados Unidos, ni quienes son detenidos por ellos, pero que no creo que querrán darles mejores condiciones a las que ellos sufren. ¿O ?

Mientras los funcionarios del gobierno, como Francisco Garduño quien los calificó de fifís o de pequeños burgueses si quieren hacerlo en hoteles, duermen en camas gracias a nuestros impuestos, por qué no se les brindan mejores condiciones a quienes, algún día, como Guardia Nacional, tal vez nos protejan de los delincuentes y bandas criminales comunes y de cuello blanco.

Por eso Porfirio dice en las redes que carece de sentido plegarnos a las exigencias migratorias de Estados Unidos que nos llevarían a un estatus colonial. Ellos decidirían en última instancia el tránsito de personas en nuestro país y nuestras fronteras y de lo que deben hacer los gobiernos mexicanos, como lo vemos ahora.

REVOLUCIÓN DE LAS CONCIENCIAS

El 1 de julio se cumplió la máxima que mi paisano pregonó durante su campaña de que era necesaria la revolución de las conciencias en México, y de esa manera los mexicanos cansados de la corrupción, violencia e impunidad lo hicieron triunfador.

Ahora que celebrar ese día con un informe como el que anuncia en la plaza pública, dejará a muchos con la misma incertidumbre de antes de comenzar su gobierno, sobre el cuándo veremos disminuir la inseguridad, mejorar los empleos y que el bienestar llegue a todas las familias mexicanas que siguen esperando.

Ahora los artistas y deportistas de alto rendimiento sufren las consecuencias de políticas de austeridad, los médicos igual y todos los sectores la padecen. Los periodistas seguimos siendo asesinados, 14 en este sexenio, y no hay quien garantice la seguridad profesional de nadie y de todos los mexicanos que seguimos siendo ejecutados. Hasta ahora, solo condolencias dan.

Sin duda un gran triunfo de la coalición que hace historia ¿y qué? 

Comentarios a [email protected]mail.com

 

Visita www.legislativotv.com.mx

 

Deja un comentario