Jesús Yáñez Orozco

 

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).- En los 20 partidos que tiene la era de Gerardo Martino, al frente de los súper Ratones Verdes, el Tri no había sufrido tanto como lo hizo en este amistoso contra Argelia que finalizó 2-2. Excelso gol de Diego Lainez impidió la derrota. Soberbia actuación de Raúl Jiménez, pese a un yerro descomunal. El cuadro africano terminó con 10 jugadores.

Ni en la goleada 0-4 contra Argentina en septiembre de 2019 se vio un equipo tan superado como pasó hoy, en La Haya, porque como bien lo predijo el Tata, este rival fue un examen más complicado que Holanda. El tricolor venció 1-0 a la Naranja Mecánica que presentó un equipo alterno.

Argelia tuvo el dominio de la pelota la mayor parte del encuentro. Y, por si fuera poco, nunca se notó que jugó prácticamente todo el segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión de Adlane Guedioura, y fue hasta los últimos minutos que con un golazo de Diego Lainez en los últimos minutos empataron 2-2.

De acuerdo con versiones periodísticas, el juego le dejó muchas enseñanzas a México. Esta clase de partidos son los que hacen crecer su nivel. Porque son lejos de las comodidades que suelen encontrar jugando en Estados Unidos, pues rivales de este nivel son los que se encontrará en competencias como la Copa del Mundo.

El Tri comenzó ganando con un golazo de Jesús Tecatito Corona antes de que terminara el primer tiempo. El jugador del Porto resolvió de vaselina un pase exquisito que le puso Raúl Jiménez, pero los argelinos encontraron el empate muy rápido Bennacer.

Para el segundo tiempo se esperaba que el juego fuera, con el Tri detrás de la pelota en la mayor parte del tiempo y tratando de hacer daño en un contragolpe o un mínimo descuido de los africanos.

La expulsión de Guedioura a los 55 minutos por una entrada sobre Jiménez nunca se notó. Argelia siguió con el dominio de la pelota, pues el Tri siguió con jugadores que no estaban pasando por un momento como Rodolfo Pizarro que no fue nunca un factor como se esperaba.

Raúl Jiménez quiso poner su nombre en el marcador al minuto 64, tras una recuperación de pelota que Héctor Herrera prolongó a Corona, el del Porto con un pase entre líneas dejo sólo al “Lobo” que con un recorte se quitó a su marca, pero al rematar frente a la portería perdió un tiempo, que sirvió para que la defensa tapará el disparo.

A cuatro minutos de que se terminará el partido, Laínez anotó el empate gracias a un gran pase en diagonal de Jiménez que lo dejó sin marca alguna. El joven mexicano con una tijera conectó la pelota y metió el último gol del cotejo.

Después pudo llevarse el triunfo pero el palo en dos ocasiones le negó la posibilidad.

“Me siento bien de haber tenido unos minutos, tenía muchas ganas de jugar y feliz por el gol que llega en un momento muy bueno, y gracias a Dios me pude estrenar con la selección”, dijo Lainez al final del duelo.

Deja un comentario