Por: Raymundo Medellín R. 

 

Cómo son los políticos que con palabras tratan de justificar la inoperancia de las políticas públicas aplicadas; ahora con los casos derivados de la pandemia producida por Covid-19, hay políticos que utilizan las cifras de personas que han sido atendidas y que libraron el padecimiento, otros hablan del número de camas que todavía esperan a algún paciente, pero se niegan a hacer público el número de personas que han perdido la vida; en muchos casos porque el personal médico no tuvo el apoyo necesario, para llevar a cabo su trabajo.

Muestra de lo anterior es la falta de insumos y de equipo para que el personal médico atendiera los casos que se venían presentando, los medios de comunicación siguen dando información sobre la carencia de esos insumos y equipos.

El gobernador del estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, al asistir a la firma de convenio para la operación del Hospital Materno de Texcoco, que encabezó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que el trabajo en conjunto que se ha realizado con la Secretaría de Salud federal, principalmente, para atender lo relacionado con la pandemia por COVID-19, ha permitido que el Estado de México tenga avances para poder cambiar de color en el semáforo epidemiológico.

Algo debe andar mal en cuanto a la información que le ha sido proporcionada al gobernador, Alfredo Del Mazo el dice: “el trabajo en conjunto que se ha realizado con la Secretaría de Salud federal, principalmente, para atender lo relacionado con la pandemia por COVID-19, ha permitido que el Estado de México tenga avances para poder cambiar de color en el semáforo epidemiológico”, esto claro, aunque sigue en color Rojo.

El mismo Alfredo Del Mazo afirmo ante el Presidente “Ya podemos decir con responsabilidad pero también con objetividad que hemos visto una disminución en el caso de los hospitalizados, y nos permite vislumbrar ya un avance para poder pronto pasar a la siguiente etapa.

De acuerdo a un estudio estadístico realizado por el periódico El Universal, que califica de significativo el incremento de mexiquenses fallecidos, el número de decesos se aumentó en más del 50.1% en la última semana, cuando todavía en el territorio mexiquense se está en semáforo rojo; hasta el domingo 28 de junio, 64 por ciento se registró en ocupación hospitalaria y 22 por ciento en número de casos Covid-19.

Hace una semana habían fallecido 3 mil 504 y la cifra se incremento a 5260 decesos al corte del 28 de junio, lo que implicó no sólo el incremento del 50 por ciento, sino que cada día murieron 220 mexiquenses.

¿Estos serán los efectos que considera Alfredo Del Mazo en el sentido de que hay disminución en el caso de los hospitalizados, y le permite vislumbrar ya un avance para poder pronto pasar a la siguiente etapa, porque eso es lo que presume el gobernador mexiquense Alfredo Del Mazo ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, claro, aunque las cifras indiquen un aumento de mexiquenses muertos a causa de la pandemia
Sin duda, se trata del manejo facciosos de las cifras de la pandemia.

Deja un comentario