Por: Nancy Grajeda

En el   Deportivo de Zapotitlán, 10 mil habitantes de Tláhuac, con gran entusiasmo festejaron 23 años de lucha constante y decidida en favor de los  más pobres en esa demarcación. El evento contó con la presencia de la dirigente estatal del Movimiento Antorchista en la Ciudad de México, Gloria Brito Nájera, así como del dirigente en la zona, Jonathan González San Juan.

En su mensaje a la multitud, Brito Nájera, señaló que: “no debemos ser indiferentes ante la situación tan difícil que se vive en el país y en el mundo entero, donde la  crisis se va agudizando día con día, por ejemplo, según datos recientes de la ONU  se ha dicho que  el  número  de seres humanos que padecen hambre en el mundo  aumentó de   600 a 800 millones, y esto es una contradicción, porque la riqueza también está creciendo, sólo que ésta se va concentrando cada vez más en unas cuantas manos.

En nuestro país además, la violencia va peligrosamente en aumento y los gobiernos sólo han querido mal atacar el problema, pero el origen de este mal, que es la pobreza, sigue intacto”.

Señaló además que aquí en  México cuando se ha pedido un aumento del salario de los obreros se dice que no es posible, porque crecería la inflación, que para hacerlo se tiene que subir la productividad, “sólo que eso les toca a los empresarios, invertir para modernizar las empresas”, enfatizó. Destacó los 4 ejes fundamentales: que todos los mexicanos tengan trabajo,  salarios dignos, proyecto de impuestos progresivos y que el gasto social se distribuya equitativamente.

 

En el evento que contó con la participación de los grupos culturales, Gloria Brito invitó a todos los presentes, a sumar a más ciudadanos al proyecto de nación que se tiene, para así poder lograr con ello la toma del poder por la vía democrática y cambiar la situación de cien millones de mexicanos que hoy se debaten en la pobreza, dijo que todos debían de aportar su granito de arena y no claudicar en la tarea.

Como cada año,  los estudiantes de la secundaria Wenceslao Victoria Soto, ubicada en la delegación Gustavo A. Madero,   realizaron su concurso de piñatas, en donde pudo observarse la creatividad de los jóvenes.

La piñatas ganadoras en un empate en el primer lugar fueron las que realizaron los alumnos de los grupos primero A y B, en donde se pudo observar una gran carga de dedicación y sobre todo compañerismo que fue el objetivo que se trató de resaltar en esta actividad, porque a decir del responsable del plantel, Ariel Martínez Farías, “en esta institución educativa creada por el Movimiento Antorchista se trata de lograr que los alumnos sepan ayudarse entre sí y que se destaque el trabajo en equipo”.

Para animar el concurso y hacer gala de su talento se presentaron villancicos  y la clásica pastorela integrada por alumnos de todos los grupos, quienes hicieron gala de sus dotes histriónicos.

Martínez Farías, también felicitó a todos los concursantes y dijo que cada año es más difícil elegir a las piñatas ganadoras ya que se observa que la calidad crece y cómo cada grupo junto con su asesor dan lo mejor de sí para presentar trabajos de excelente calidad. Los grupos ganadores fueron premiados con diplomas y una dotación de dulces. 

Como parte de las actividades culturales alusivas a la época decembrina, los alumnos de la preparatoria Lázaro Cárdenas, plantel Balderas, presentaron la clásica pastorela y a decir de la responsable del plantel, Leticia Pablo Delgado, los estudiantes se sintieron muy contentos de su participación que hizo reír  bastante a los espectadores, quienes apreciaron el esfuerzo  de los muchachos.

Acompañada de Gloria Brito, quien felicitó a los participantes, la responsable de la Institución, dijo que este tipo de actividades se realizan con la finalidad de acercar las manifestaciones artísticas a los estudiantes, para que estos practiquen el arte teatral que sensibiliza  y crea individuos educados de una forma más integral.

Durante la función el elenco conformado  por 10 actores en escena realizó una interpretación cómica y divertida de la tradicional pastorela mexicana, cuya trama gira en torno a un grupo de pastores que emprenden el camino hacia Belén para conocer al Niño Dios, pero se encuentran con una serie de obstáculos que les ponen los demonios, quienes se ven afectados por los pecados capitales.

Para alcanzar su objetivo, los pastorcillos tienen que sortear todos estos obstáculos, ayudados por los ángeles protectores y vencer a sus propios vicios humanos.

 

Deja un comentario