Miguel Ángel Casique Olivos

De las 14 Reformas a la “Reforma” de quitar el café y galletas en el Senado.

Hoy quizá sea el último día, o lo mejor el 1 de diciembre será otro, en que la imagen del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aparezca en la mayoría de las portadas de los diarios de nuestro país. Y esto porque este martes casi todos los diarios hacen referencia al mensaje que dio ayer con motivo del 6to. y último informe presidencial.

Palacio Nacional fue la sede de este evento, a Peña Nieto se le vio más que contento, con serenidad y también bastante seguridad de lo que iba a decir; incluso, a varios de los asistentes les recordó aquellos días que andaba en campaña, pues aseguran, su presencia imponía.

Ahí, ante mil 400 invitados y medios de comunicación, el aún jefe del ejecutivo calificó a las 14 reformas estructurales como el logro más trascendental y la mayor aportación de su administración para el futuro de México; pero además, enumeró los avances de su administración y dijo que los datos dan cuenta de una “transformación profunda en múltiples ámbitos de la vida nacional y también revelan la persistencia de rezagos y desafíos”.

Lo sucedido el 1ro. de julio no es lo más importante para los mexicanos, hayan o no votado por Morena y López Obrador, lo verdaderamente importante tendrá que venir o no, una vez que comience a operar el gobierno entrante. También lo que hemos visto, hasta ahora, tampoco ya es lo determinante, pero sí nos deja ver qué cuál será el comportamiento de algunas de las políticas que se implementarán.

Llamó la atención ayer que Peña Nieto, insistiera en las 14 Reformas estructurales que su gobierno logró; pero para cualquier economista o analista político que no tenga vendados los ojos, tendrá que aceptar que esas Reformas no se habían hecho y que desde ese punto de vista fue el logro más importante del gobierno saliente y que se ven en riesgo por Andrés Manuel López Obrador.

Si las Reformas de Peña Nieto no han presentado aún resultados, es muy natural, porque son reformas que sus efectos y beneficios podrían verse en unos 6 o 10 años; toda reforma debe tener la intención de beneficiar a los que menos tienen y lograr poco a poco acabar con la injusticia social que existe y aunque las reformas que se plantearon no todas reúnen esos requisitos, sí podemos decir que algunas de ellas como la educativa, tienen puntos y aspectos que jamás se habían manejado por gobiernos anteriores.

Las reformas fueron un primer paso acertado, pero también debieron saber, el gabinete y EPN, que con estas no se iba a eliminar o acabar con la pobreza; entonces la tarea social seguirá siendo obligar a cualquier gobierno en turno a que cumpla lo que se le promete al pueblo. Así, el verdadero remedio para el país es un nuevo modelo económico y ese tendrá que surgir forzosamente del mismo pueblo, de sus sabios y verdaderos economistas, de sus políticos nacidos de él que sean capaces de tomar el poder político cuando las condiciones estén dadas y aseguradas, ni antes, ni después.

Por lo pronto nadie debe dudar que simples reformas como “quitar el café y galletas en el Senado” son superiores a las 14 reformas estructurales del gobierno saliente; y tampoco nadie debe pensar que no va a pasar nada cuando ayer Martí Batres dijo que los Diputados no van a recibir los 392 mil pesos que tienen asignados. Los senadores morenistas todos van a repetir la consigna de la nueva mafia en el poder de “Es un honor estar con Obrador”, o ¿pronto habrá inconformidades en el Senado? Sólo es pregunta.

El clímax no político…

Y para el norte del país las cosas no pintan nada bien, jóvenes de la Federación Estudiantil Rafael Ramírez y vecinos se manifestaron en las oficinas del Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa (ITIFE), con motivo de exigir a las autoridades de esta dependencia la entrega del mobiliario del Colegio de Bachilleres de Tamaulipas Plantel 23 “Profr. Manuel Parreño Porras” de Villa Manuel, del Municipio de González.

Parece ser que el Instituto encargado de la educación debe tomar cartas en el asunto y el gobierno estatal colaborar para que se apoye a esos jóvenes; pues es un recurso que ya estaba destinado para construir tres aulas y su acondicionamiento; entre otras. Por el momento, querido lector, es todo.

 

Deja un comentario