Miguel Ángel Casique Olivos

2do informe de Omar Fayad y el rostro de la pobreza en Hidalgo

Este miércoles Simón Vargas Aguilar, secretario de gobierno de Hidalgo, entregó el 2do Informe de Omar Fayad Meneses; esto, luego de que la bancada de Morena había detenido la sesión constitutiva de la XXIV Legislatura.

Y aunque el llamado, según, que ha hecho el gobernador es al diálogo, al respeto, a los acuerdos y a la conciliación, en clara referencia a la confrontación entre los 17 diputados de Morena y los 13 de la oposición, incluso hasta llegar a que la bancada de Morena pedirá al Senado de la República decretar la desaparición de poderes en Hidalgo, lo cierto es que los conflictos en el estado, en las próximas semanas, van a subir de tono.

Con una bancada donde el PRI sólo obtiene cuatro diputados, dos para Encuentro Social, dos para Nueva Alianza, uno del PRD y otro del PT, a Omar Fayad se le pueden complicar las cosas, más cuando se ve que hay inconformidad en temas fundamentales como la salud para hidalguenses, pobreza extrema y el mal estado de avenidas y calles, no sólo en Pachuca, sino en una buena parte del estado.

De acuerdo a datos de 2008 a 2016 en Hidalgo se redujo la pobreza extrema, algo que habría que revisar, pero para el caso, no importa mucho pues en este tiempo, aún no estaba el gobernador priista Omar Fayad; pero en este mismo periodo, sin embargo, se incrementó la condición de miseria, esto de acuerdo con el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018; de acuerdo a esto se sumaron un millón 713 mil hidalguenses pobres; lo más preocupante es que la cifra sigue aumentando, ya en el 2017 y 2018.

En este mismo periodo en Hidalgo, dicen, disminuyó la pobreza extrema, pero incrementó la condición de miseria, por lo que sumaron un millón 713 mil hidalguenses pobres. En esos ocho años Hidalgo, con datos del Coneval, registró un aumento de 35 mil 200 personas en condición de pobreza. En 2016 un millones 4 mil personas se mantuvieron en situación de pobreza, y unos 234 mil en condición de pobreza extrema.

Entonces, del 2008 al 2016, la pobreza aumentó en 3.9 millones de personas; algunos políticos y los mismos gobiernos en turno señalan que se redujeron las carencias sociales, pero lo cierto es que hay poco acceso a la seguridad social y a la alimentación de la gente y esto se ve en los bajos ingresos que tienen los hogares hidalguenses, pero sobre todo en el resto de miles de campesinos.

El mismo Coneval señala que la situación de pobreza ha incrementa en 22 municipios Xochiatipan, Nicolás Flores, Chapulhuacán, Pisaflores, Atlapexco, Pacula, Juárez Hidalgo, Acaxochitlán, Actopan, Atotonilco el Grande, Cardonal, Huejutla de Reyes, Ixmiquilpan, Jacala de Ledezma, Metztitlán, Omitlán de Juárez, Progreso de Obregón, San Bartolo Tutotepec, San Salvador, Santiago Tulantepec, Tenango de Doria y Tezontepec de Aldama.

En Hidalgo ya van dos años de gobierno de Omar Fayad, un gobierno que siguió al de Paco Olvera y éste fue antecedido por Miguel Ángel Osorio Chong. En Hidalgo, sin embargo, no se ha podido abatir la miseria y la pobreza extrema, incluso se ha ahondado y no se ve que el gobierno actual esté haciendo algo a fondo por combatir estos lastres en Hidalgo y en México.

Recientemente se ha gestado un movimiento social porque el gobernador no cumple con demandas de servicios básicos como drenajes, pavimentaciones, apoyos alimentarios y acceso a la vivienda; hay ya varios miles de hidalguenses que están dispuestos a realizar protestas para que el gobierno los escuche y atienda sus peticiones, sobre todo, en materia de salud. Ayer se dio el 2do informe de Omar Fayad, pero el rostro de la pobreza sigue ganando terreno y no hay nadie que lo detenga; al gobierno priista, simplemente no le interesa atacar esta problemática.

El clímax no político…

Después de que ayer don Omar Fayad entregó su informe, se sabe que Antonio Hernández Vera, diputado de Morena por Tulancingo va a ceder su puesto a Salvador Sosa Arroyo, nade menos que hijo de Damián Sosa Castelán, coordinador de la bancada morenista. Sosa Castelán es de los que dicen “pretende” hacerle la vida de cuadritos al gobernador Omar Fayad, aunque también se rumora que en altos niveles el grupo priista de esos lares habría hecho acuerdos con los morenistas que pronto asumirán la presidencia de México. ¿Será?. Por el momento, querido lector, es todo.

 

Deja un comentario