Por: Miguel Ángel Casique

Las redes sociales y su “impacto” en la elección 2018

Si usted es de los cibernautas curiosos se habrá dado cuenta que desde hace algunos días, en los principales hashtag (HT), en la red social twitter, de pronto dejaron de publicarse todos los relacionados con políticos; no hemos visto, o muy poco, que en trending topic (TT), estén los nombres de candidatos o gobernadores, de partidos o simplemente promociones que a todas luces eran promovidas por mensajes masivos y enviados por robots, mejor conocidos como boots.

Y es que Twitter, red social que está ubicada en el cuarto lugar más usada en México, precedida por Facebook con un 96% de usuarios, Whatsap con un 93  y Youtube con 72% y twitter con un 66%, realizó algunos cambios en sus plataformas. Esta red social que en un inicio lideraba con facebook, su crecimiento había sido en el penúltimo trimestre de 2017 de cero, es decir que se mantenía con alrededor de 328 millones de usuarios, una de las razones de su poco éxito era que su uso era negativo y que no había suficientes medidas contra el acoso; en contraste otras redes como snapchat e instragram siguieron su crecimiento acelerado.

Y es que nos comentan que twitter puede estar cayendo en dos errores, primero creerse más listo que sus usuarios; en la red social si tus usuarios te piden algo, debes dárselo pero no modificar lo que no se desea, incluso hay quienes dicen que le han puesto mejoras que no nadie quiere, dicen usuarios que la propia red no hace más que poner zancadillas a sus usuarios porque a diferencia de facebook, es una red social que muchos usuarios no la prefieren.

Bueno, pues resulta que twitter ha declarado “la guerra” a la manipulación con mensajes masivos enviados por robots o mejor conocidos como bots; la compañía anunció que suprimirá de su plataforma contenido idéntico o muy similar publicado por parte de múltiples cuentas de forma simultánea, retuits o likes mecanizados, así como el uso automatizado de varios perfiles para difundir el mismo contenido.

Según, en un comunicado oficial, se informa que la decisión se tomó porque se intenta hacer frente a la “actividad maliciosa” detectada en situaciones de conflicto o en eventos de alta trascendencia social (elecciones y de emergencia como sismos); así también se prohibieron mensajes difundidos desde aplicaciones, las más usadas para determinar temas, que coordinaban la actividad de varias cuentas y que eran utilizadas para difundir hashtags falsos.

Parece que la iniciativa es buena, pues con eso se quiere poner fin a los boots y evitar que un sistema automatizado que se dedica a difundir de forma masiva y desde múltiples cuentas un contenido determinado pueda llegar a conseguir que se haga trending y que de pronto  sea de interés general para todos los usuarios; además, se quiere evitar que desde un despacho y oficina se coordine una maniobra de este tipo con el objetivo de generar una corriente de opinión con una potencia de gran difusión. Se dice que las primeras víctimas son los generadores de opinión y también los que difundiéndome noticias falsas por la red.

Las redes sociales, sobre todo Facebook y Twitter, aunque no son nuevas, van a jugar un papel relevante en las elecciones y lo podemos apreciar cuando al notar un incremento de publicidad y propaganda en los medios tradicionales, prensa escrita, radio y televisión, las redes son y se han vuelto un escaparte ciudadano a pesar de que en la mayoría de las ocasiones es anónima e incluso manipulada; esto lo vemos en las noticias falsas y el golpeteo entre las fuerzas políticas, partidos y candidatos que se ha vuelto pan de cada día.

Entre 2010 y 2011 el Inegi reportaba que 39.8% de los mexicanos eran usuarios de internet y el grupo eran de jóvenes entre los 12 y 17 años; es decir, no estaban en edad de votar, sin embargo, 6 años después el numero de usuarios creció hasta un 59%, es decir alrededor de 70 millones de mexicanos son usuarios de internet y la mayoría de los jóvenes que pertenecen a ese grupo ya podrán votar, una parte de la generación millenial está ahí.

En la redes sociales se permite exhibir abusos de poder, balconeo indiscriminado hacia las autoridades e información que se viraliza y se difunde en cuestión, ya no de minutos, sino de segundos y cambia percepciones en torno a personas y proceso políticos; con el uso de las redes sociales algunos políticos han dejado de serlo, algunas injusticias se han exhibido y la sociedad se ha enterado y las ha repudiado.

Pero no olvidemos, querido lector, que aunque en el actual proceso electoral las redes sociales serán clave para refrescar o contaminar la memoria, también habrá muchos memes e información virales que hablarán de casi todos los gobernantes; se hablará de Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya.

Las redes sociales serán una de las arenas donde también se dará la batalla por la percepción pública, pero no hay que olvidar que como todo servirán a intereses políticos y económicos. Las redes sociales son útiles, pero abusar de ellas de manera personal o como sociedad, también se vuelven un daño irreparable y más para los jóvenes que, es cierto que están preparados para torearlas, pero no están preparados para comprender su verdadero fondo de manipulación y control ideológico.

 El clímax no político.

Nos comentan que el INE sí dará a conocer tendencias el 1 de julio, es decir siempre sí habrá resultados preliminares antes de las 11 de la noche. Los datos para saber quién se perfila como el nuevo presidente de la república, el mismo día de la elección, se tomarán del cuadernillo de operaciones en el cual se anota el conteo de votos antes de plasmarlo en el acta. El camino para obtener la información se dio a conocer ayer en conferencia de prensa y el INE confió en que los candidatos no intentarán dar madruguete declarándose ganadores.

Quien parece que anda nervioso es Mecerlo Ebrard Casaubón pues aunque según no lo demuestra e intenta creer que no pasa nada, anda preocupado con la casa dorada de Las Lomas y la Línea 12 del Metro, pues, nos comentan, ya mandó  a “golpear” a funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México. Por el momento, querido, lector, es todo.

Envía tus comentarios a Esténtor Político vía [email protected] y sigue mi cuenta de twitter @MCasiqueOlivos y Facebook:/MCasiqueOlivos

Deja un comentario