Miguel Ángel Casique Olivos

Con gobiernos cono el Omar Fayad y Alejandro Murat; el PRI está muy lejos de ser oposición

Hoy se realizará el primero de los dos debates, donde se verán los tres candidatos a la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y contrario a lo que dicen analistas y politólogos sobre que será un encuentro histórico, pues de acuerdo a ellos sería la primera ocasión en que el PRI abriría a los militantes la elección de su dirigencia, la verdad es que estaría muy lejos de ser un debate serio y mucho más lejano la posibilidad de que vaya a ser la “sociedad” que milita en el PRI la que escoja quién dirigirá al tricolor; la verdad es que aún y con el debate “el ganador” ya está designado y todo parece ser mero trámite.

En agosto tomará posesión el Nuevo Comité Ejecutivo Nacional y las esperanzas que le dan de convertirse en un verdadero partido de oposición, con independendencia y que enfrente al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se ven muy lejanas; y se ven lejanas y casi imposible porque la disidencia actual con Claudia Ruiz Massieu, ya debió demostrar ante la sociedad y ante sus militantes actuales que el tricolor tiene esa intenciones.

Sin embargo, lo que se alcanza a ver, al menos con dos cuadros políticos del PRI, el gobernador Omar Fayad Meneses en Hidalgo y Alejandro Murat Hinojosa en Oaxaca, es que en lugar de convertirse en verdadera oposición, con sus acciones y forma de gobernar, más bien se percibe una alianza con el poder federal de AMLO, incluso, quien también se le ve muy de la manita con el mandatario federal es Alfredo del Mazo Maza, otro de los políticos que gobierna uno de los estados más grandes del país y que siempre se ha visto como un laboratorio político para elecciones federales.

Don Omar Fayad es un político que se hizo gracias a la vieja estructura priista y que ha dejado muy mal parado al PRI, primero porque su estado le ha dado prioridad a los empresarios dejando de lado a la inmensa mayoría de la población hidalguense, incluso se sabe, y lo han dicho organismos con alta credibilidad como Coneval, que en Hidalgo el 52.8% de la población vive en pobreza, es decir, al menos 1 millón 962 mil habitantes carecen de seguridad social.

Por otro el mismo Coneval asegura que el 55.3 por ciento de la población tienen un ingreso económico inferior a la línea del bienestar nacional y uno de cada cuatro hidalguenses, alrededor de 700 mil sufren por no tener acceso a la alimentación y al menos 1 millón de habitantes no tienen acceso a servicios básicos como agua potable, drenaje, luz, pavimentaciones y atención México.

Esto bastaría para reflejar la incapacidad e indolencia que tiene el gobernador priista Omar Fayad, pues no es capaz de resolver problemas básicos de elemental necesidad de sus gobernados; pero hay más, pues los hidalguenses que han decidido levantar la voz y exigir lo que por derecho les corresponde han tenido que instalar un plantón en las afueras del Palacio que ya cumplió tres meses, la respuesta una total indiferencia política del priísta hidalguense.

Pero su actuar no ha quedado ahí, las personas que han estado en plantón han sufrido agresiones verbales y físicas, pues ya en al menos tres ocasiones se ha enviado a porros y vándalos, que han ido armados a amedrentar y amenazar a los hidalguenses que solo exigen que su gobernador cumpla su papel de gobernar y si no puede que renuncie. Hidalgo con un gobierno priista se coloca dentro de los 10 peores gobernadores con un 2.1 de calificación; el priismo pues, ha sumido a Hidalgo en la pobreza y el rezago social.

En Oaxaca hay funcionarios del priista Alejandro Murat que no lo han querido dejar gobernar como debiera, pero más que eso se comenta que él mismo está tomando decisiones que tarde o temprano le va a perjudicar y más cuando él también ya estaría pensando cómo va a planear y promover a su gallo para ocupar la gubernatura cuando él salga.

Pues Murat Hinojosa las cuentas le pueden salir mal porque no está tomando en cuenta que una de las fuerzas sociales que no debe despreciar e ignorar es la que dirige Dimas Romero González; fuerza política que este miércoles en Conferencia de Prensa anuncia que el próximo lunes 22 de julio el antorchismo oaxaqueño realizará una protesta de 7 mil mexicanos para denunciar que funcionarios del gobernador, otro priista, Alejandro Murat, no están cumpliendo su palabra y menos con los acuerdos de apoyar en obras y servicios para colonias y pueblos marginados de Oaxaca; así que los miles de visitantes tendrán que llevarse además de la imagen de la vida cultura de Oaxaca, otra más, la de que en Oaxaca el gobierno priista ignora a la población.

Con un ¡Guelaguetza sí, pobreza no!, oaxaqueños rechazan que se inviertan millones de pesos en una fiesta que no está dirigida a los oaxaqueños sino al turismo, cuando la realidad muestra que la pobreza en el estado alcanza niveles alarmantes y es que los oaxaqueños reprochan que el gobierno ignora al pueblo al decir que está comprobado en la historia que el gobernante que menosprecia las necesidades de su gente está condenado al fracaso, y más cuando Javier Lazcano Vargas, de la Coordinación General del Comité Estatal de Planeación para el Desarrollo de Oaxaca (Coplade) ignora compromisos y se burla de la población.

Con estos dos ejemplos, el tricolor debería reflexionar un poco más, porque ahora los debates, más su idea de convertirse en oposición real a las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador, no sólo le serán difíciles, sino a lo mejor hasta imposibles, no solo porque es un partido muy desgastado y alejado del pueblo, sino porque quienes pueden ser sus cuadros ejemplo o modelo de gobierno, simplemente se están vendiendo y acomodando con la “Transformación de Cuarta”, que de paso es lo mismo.

El clímax no político…

Y hoy, se sabe que ante la negativa del gobierno federal a las peticiones de productores agrícolas, bloquearán vías federales en Hidalgo y en 20 estados más. Según un listado que se estuvo manejando en redes sociales y en medios informativos, en la México-Pachuca hay bloqueo, los inconformes aseguran que la decisión se tomó luego de que el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos, no atendió las peticiones, además de que el desmantelamiento de las oficinas centrales de la Sader, así como la de sus coordinaciones en las entidades, y la falta de recursos etiquetados para el 2019, son las razones que dieron un ultimátum a la dependencia federal.

Manuel Guerrero, titular del Comité Nacional del Sistema Productor Oleaginosas, dijo que han insistido en tener un diálogo directo con AMLO, pero que éste se ha negado y además se le haya dado prioridad a programas sociales “pilares” y se ha olvidado al sector, pero dijo “nuestro sector merece respeto y atención”. Las manifestación serán en Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Durango, Tamaulipas, San Luis Potosí y Veracruz, aunque también habrá en Jalisco, Hidalgo, Puebla, Estado de México, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Morelos, Tlaxcala y Guanajuato. Por el momento, querido lector, es todo.

 

Deja un comentario