Miguel Ángel Casique Olivos
 
Gobierno de AMLO solo ha ejercido el 7% de gasto público para obra
 
 
En México cierran 2 de cada 10 tienditas obligadas por la crisis y por la desaceleración de la economía y sobre todo por no poder pagar la energía eléctrica, según datos de La Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), al decir que al menos 150 mil tiendas de abarrotes, un 21 por ciento de las que hay, ya no pudieron sobrevivir.
Mientras esto pasa, otro dato alarma y alerta a la población mexicana porque se sabe que del gasto público que estaba destinado a infraestructura para el primer semestre de este 2020, sólo se ejecutó el 7%, esto además de que se tenía una asignación para el año de 339 mil 213 millones de pesos pero ya le recortaron 2 mil 269 millones, datos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).
Según el PEF aprobado en el 2019 para ejercerse en este año, era de 339 mil 213 millones de pesos; también, de acuerdo a la información, basada en el análisis del Observatorio de la CMIC basado en información pública, para el sector energía, que es Pemex y la CFE, y que representa el 89 por ciento de los recursos, ha reportado apenas el 1 por ciento de avance.
Mientras que Comunicaciones y Transportes (SCT), el segundo rubro en importancia, con participación del 7.2 por ciento, suma hasta junio recursos contratados por el 72.3 por ciento de su presupuesto. En sector salud, que corresponde al IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud, que tenía 3 mil 186.4 millones de pesos ha contratado el 14.1 por ciento de su presupuesto y la Secretaría de Medio Ambiente el 23.9 por ciento; en este rubro se explica la insuficiente atención médica en clínicas y hospitales.
El ejercicio del presupuesto es lento y, además, se ha estado ejecutando de manera errónea e ineficiente; por ejemplo en días recientes se ha hablado de la entrega de los recursos a las familias pobres, y se sabe que los servidores de la nación han resultado ineficientes, sobre todo porque no reciben del gobierno federal los medios necesarios y apoyos suficientes para realizar su trabajo.
La situación es complicada; desde el 2019 la obra privada no se recupera y los estados han empobrecido, ahora podemos ver cómo en Pemex y CFE todo va muy lento y hay pérdidas ya que no se van a recuperar en corto tiempo. Por otro lado, hemos notado como las obras insignia de AMLO y Morena como “Dos Bocas”, “Tren Maya”, “Aeropuerto en Santa Lucía” y rehabilitación de algunas refinerías, sí avanzan; sin embargo, eso está muy lejos de beneficiar a la inmensa mayoría de los mexicanos que hoy sufre por los efectos de la pandemia y por la entrada de una crisis económica.
Pero además, amigo lector, no sólo avanzan las obras “faraónicas” del gobierno federal, sino que se les ha incrementado en este semestre el presupuesto, arrancaron con un monto de 66 mil 358.5 millones de pesos y se incrementó a 91 mil 968.7 millones de pesos; de todo esto al menos el 50%, unos 46 mil millones de pesos, ya están aprobado en 49 contratos.
Eso sí, la inmensa mayoría de los mexicanos, sufre por la falta de alimentos, unos 70 millones no tienen para adquirir la canasta básica alimentaria; más de 12 millones han perdido su empleo y no tienen ingresos suficientes y millones de mexicanos ven inalcanzable acceder a una prueba de Covid-19 y menos acceder al sistema de salud en clínicas y hospitales. Y eso que la crisis apenas está haciendo su arribo y los verdaderos efectos aún no llegan. Por el momento, querido lector, es todo.

Deja un comentario