Miguel Ángel Casique Olivos
 
 
La agonía del poder; Fernando Vilchis en Ecatepec, un ejemplo.
 
La represión y la persecución políticas en varios estados y municipios del país se puede interpretar de la siguiente manera: Morena, el partido en el poder, se encamina a una rápida agonía.
A lo largo de la “vida democrática” de México hemos sido testigos de mentiras de todos los partidos políticos, del color que sea, conocidos en nuestro país. Con promesas vagas que no aseguran que cumplirán cuando estos llegan al poder. Sin embargo, los mexicanos siempre votamos por el menos peor o el que posiblemente satisfaga, aunque sea en ilusiones, algunas necesidades. Así ganó Morena.
La inconformidad social con los gobiernos panistas y priístas, sumado con la corrupción y la pobreza, dieron discurso a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para ganar la presidencia de la República, y con ella el poder legislativo. Pero, a dos años de la administración de la 4T, esta falsa nueva política destruye y no a une para sacar a flote el barco que se nos hunde cada día que pasa.
Tan grave es la represión que ejerce el Estado como Ejecutivo y también como gobierno municipal morenista. Ambos demuestran la línea política que en su historia desarrollan, que en sus principios llevan, que en su forma de hacer política ejercen.
 
Habría muchos ejemplos, pero hoy tocamos uno en particular. El gobierno morenista de Fernando Vilchis, Presidente municipal de Ecatepec de Morelos en el Estado de México ha desatado una campaña represiva en contra de quienes se rebelen a la sumisión que ejerce y que denuncien públicamente su falta de apoyo para sus gobernados. Dando cárcel en lugar de pan.
En días pasados, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó los resultados correspondientes al mes de septiembre 2020, de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU septiembre 2020), relativos a la percepción ciudadana sobre la inseguridad que se vive en las localidades urbanas, las cuales, en términos generales, puede afirmarse que siguen siendo territorios inseguros para sus habitantes.
De acuerdo con los datos del Inegi, las ciudades donde la percepción de inseguridad de sus habitantes es mayor son las siguientes: Ecatepec de Morelos, Edomex, con un 92.8% de sus habitantes con esa percepción; Fresnillo, Zacatecas, con el 91.8%; Coatzacoalcos, Veracruz, con el 91.1%; Villahermosa, Tabasco, con 90.4%; Toluca, Edomex, con 88.9%; Naucalpan, Edomex, con 88%, e Iztapalapa, CDMX, con 87.2%.
A pesar de los números alarmantes que reveló el INEGI, el alcalde ha olvidado el dolor de su pueblo, pensando en el placer personal que en atender los grandes problemas que sufren los ecatepenses: violencia, inseguridad, pandemia, pobreza, falta de empleo y alimentos, servicios públicos (drenaje, agua potable, luz eléctrica, seguridad, etc.).
Habitantes de Ecatepec que forman parte de las filas del Movimiento Antorchista han sido víctimas de una serie de atropellos a los derechos humanos y constitucionales. Privando a personas de su libertad y amenazándolas sólo por protestar en exigencia de atención por parte de “su gobierno” local. Sin embargo, se ha realizado la denuncia a tiempo para advertir la ola de agudos dolores que acechan a la libertad y a la libre manifestación contra tiranos enfermos de poder, pero a ese alcaldecito “Vil Chis”, no le importa nada, más que reprimir.
Como en el magistral cuento de Edgar Allan Poe, con la pandemia de Covid-19, vivimos bajo la sombra de “La máscara de la Muerte Roja”; símbolo y espejo de nuestra realidad ante los poderosos que hoy tienen en sus manos las riendas del país, de la justicia y las leyes.
En el cuento, el príncipe Próspero y su corte son indiferentes (como el alcalde de Ecatepec y otros políticos morenistas) a los sufrimientos de la población; ellos tienen la intención de esperar el fin de la plaga en el lujo y la seguridad detrás de las paredes de su refugio, después de haber soldado las puertas cerradas.
Morena se debilita muy rápido rumbo 2021. Morena en Ecatepec con ese alcalde, aprendiz de dictador, perderá el poder político. El 2021 será un año de batalla electoral pero Fernando Vilchis abona a la muerte de Morena en el municipio. En el 2021 la lucha será el pueblo contra el poder.
De nosotros depende avanzar o estancarnos y todos debemos pensar nuestro voto y no volvernos a equivocar; por Morena no debe votar nadie, ningún mexicano que desee que el país avance y que progrese. Entre todos, informados, unidos y organizados debemos evitar, que “las tinieblas, la corrupción, y la Muerte Roja”, como en el cuento, lo dominen todo “. Por el momento, querido lector, es todo.

Deja un comentario