Miguel Ángel Casique Olivos

Promover el deporte en México, noble y necesaria labor

El gran “amor a la gloria” en la antigüedad, sobre todo en la Grecia Antigua, era algo que se enseñó e inculcó; ese amor a la victoria y al triunfo entre los griegos logró que se formaran grandes guerreros, gladiadores, atletas y deportistas que sacrificaron su vida, lo dieron todo, en la búsqueda y el encuentro de algo superior, que los hiciera felices y sentirse realizados como hombres diferentes y nuevos; la virtud y el honor para alcanzar la gloria los hizo ejemplares.

Con esa mentalidad y con un apasionado deseo de conquistar la gloria y de “ser el mejor” se formaron los deportistas antiguos, incluso su ejemplo se veía en su vida y eso hacía que durante muchos siglos el espíritu deportista y olímpico destacara y perdurara; por eso en Esparta podemos recordar a grandes guerreros, hombres practicantes de la actividad física, que estuvieron dispuestos a defender a su patria y a morir por ella si era necesario. La educación física se dio con disciplina desde la niñez, continuó en la adolescencia y se realizó en la vida adulta.

Hace unos días me topé con un video promocional que llamó mi atención; no tanto por lo que promocionó, porque eso a estos días ya se sabe en todo el país y con mucha seguridad, en algunos otros países como Cuba, Estados Unidos, España o Rusia; el video aseguró que deportistas ya están listos para participar en la vigésima Espartaqueada Deportiva Nacional del Movimiento Antorchista que se celebrará del 1 al 9 de febrero.

Lo que me hizo detenerme y reflexionar es que la voz de uno de los atletas, Juan de Dios Zurita, comentó que “la disciplina es magia” y que entre más disciplinado sea uno, se pueden conseguir cosas como éstas, se refería al evento y a el esfuerzo de los deportistas. Efectivamente, la disciplina en la vida del hombre es magia, o para ser más exactos, pareciera magia, porque la disciplina para hacer alguna actividad (en este caso el deporte), la constancia, la perseverancia y el trabajo arduo y tenaz, indudablemente dará resultados.

La disciplina es característica esencial de los más de 21 mil deportistas que ya están con las maletas puestas para competir en la justa deportiva antorchista que se realizará en Tecomatlán, Puebla. Los competidores se han preparado durante dos años para llegar hasta la Mixteca poblana para medirse con otros deportistas para conquistar la gloria en este evento deportivo cuyo origen fue rendir un homenaje a Espartaco, aquel esclavo romano, que junto con muchos otros, orquestó la rebelión más grande contra Roma; luchando y peleando a muerte por su libertad, uno de los dones más preciados del hombre.

Promover e impulsar el deporte en México y el mundo, es una noble tarea para poner freno a problemas de millones de mexicanos; por ejemplo, ataca el problema de obesidad, aleja a la juventud de vicios como la drogadicción o la delincuencia, e incluso, es preventivo contra la mortalidad, pues de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de muerte entre los seres humanos.

En la Espartaqueada el deporte se promueve como una actividad inherente a la formación de todo ciudadano, sobre todo en un país como el nuestro donde datos oficiales del INEGI y de la CONADE, aseguran que 6 de cada 10 adultos mexicanos no realizan actividad física.

Este evento nacional amateur más importante de México, está poniendo en duda la eficacia de los planes en el terreno deportivo que tiene el gobierno, pues sin contar con los recursos económicos oficiales, la justa es exitosa y pone al descubierto las causas que ocasionan que el país tenga poco desarrollo en materia deportiva, por ejemplo la falta de personal calificado para desarrollar programas deportivos, la escasez de ligas deportivas escolares y municipales, la carencia de programas de activación física a nivel nacional, la falta y el mal estado de la infraestructura deportiva y un escaso financiamiento público para actividades deportivas.

En Tecomatlán, con la Espartaqueada Deportiva, también se forma una juventud guerrera, hombres que practican el deporte por amor y que también están dispuestos a defender y morir por su patria; pero antes tienen la encomienda de hacerla más justa y próspera para todos. Promover e impulsar el deporte es una noble y necesaria labor. Antorcha sabe lo que es, pero más aún, sabe con precisión y detalle, lo que puede y debe llegar a ser en el terreno deportivo, económico, político y social del país.

El clímax no político…

Vaya, vaya… Por si usted pensaba que AMLO va a recibir, escuchar, o más aún, atender la caminata contra la inseguridad y violencia que viene desde Morelos, pues se equivocó; él tiene planeada una gira por el norte del país, en Coahuila y Nuevo Léon, donde parece que no tendrá mucho peligro de ser abucheado porque la mayoría de sus reuniones serán reuniones en privado con el sector empresarial y de negocios.

Por lo pronto, la caminata por la paz, la justicia y la verdad, que encabezan el poeta Javier Sicilia y la familia LeBarón, ya viene y “la esperanza” de que el presidente Andrés Manuel López Obrador los escuchara, se evapora, porque el regreso de AMLO a la Ciudad será el domingo por la tarde. Por el momento, querido lector, es todo.

 

Deja un comentario