Ex  Ruta 100, se manifiesta aliado incondicional de la 4T

Fecha:

Share post:

Blas A. Buendía

Diga lo que se diga, la Comisión Liquidadora de la ex Ruta 100, un movimiento político-obrero-camionero urbano que surgió por la irresponsabilidad del entonces hegemónico partido en el poder, el PRI-sidencialista, precisamente el 8 de abril de 1995, dejando a miles de ex choferes en la vil calle y sumidos en la crueldad de la pobreza extrema, así como una estela criminal que costó la vida del ex magistrado Abraham Polo Uscanga, manifestó su esperanza en que el presidente Andrés Manuel López Obrador les haga justicia, ya que han pasado 27 años y el conflicto aún prevalece como los casos sin resolver. “Pese a todo esto, la ex Ruta 100 sigue siendo una auténtica aliada de la Cuarta Transformación”, puntualizó.

Alrededor de escenas dantescas en las que también miles de ex trabajadores del volante público —quienes aglutinaron e hicieron historia como una de las centrales camioneras más importantes no solo de México, sino un modelo en América Latina en materia de transporte urbano—, ha deambulado por una etapa de estasis grupal (estancamiento), donde se juegan intereses multimillonarios que ha despertado la codicia de ex líderes espurios al lado de la Comisión Liquidadora, la cual germinó tras la desaparición del Sindicato Único de Trabajadores Sindicato Único de Trabajadores de Autotransportes Urbanos de Pasajeros Ruta-100 (SUTAUR-100).

Si bien se ha afirmado hasta la saciedad que la Comisión Liquidadora de la ex Ruta 100, sigue siendo el ente oficial —reconocido por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, en el expediente 15297/95, cuaderno 44, resolución de fecha 6 de julio de 2004—, grupúsculos separatistas no han cesado en arruinar todo lo construido en las diferentes etapas para rescatar el 28% de las liquidaciones que fueron aportadas para la reconstrucción de la política de transporte urbano de la Ciudad de México, desde 1995 a la fecha.

Sumado a lo anterior, existen enanos mentales que sin tener la calidad moral y mucho menos el reconocimiento mayoritario de la Comisión Liquidadora de ex Ruta 100, se han encargado de discutir sandeces sin contenido oficial, “porque son oportunistas, chantajistas, vividores y, peor aún, vienen engañando a una pequeña caterva de ex trabajadores disidentes que se ha dejado llevar por el canto de las sirenas, es decir, se les ha ordenado ponerse en cuclillas, que es el mismo significado de humillación como la de agacharse con las rodillas dobladas al servicio del amo, para entregarles hasta los pliegues de su tafanario”.

Ese tipo de incalificables humillaciones, las cuales han sido constantes y muy disímbolas de una disidencia espuria, supera el grado de la indecencia y  la integralidad moral, ya que tras celebrarse la Semana Santa 2022, “hizo recordar a los Judas Iscariote que se hallan postrados en el limbo de la infamia, muy parecida a ese apóstol que traicionó a Jesucristo”.

La Comisión Liquidadora alzó su voz y reprobó categóricamente al lidercillo de marras conocido como “el Cheche, la Mosa Chimuela”, cuando sin ninguna característica de decoro, se autoproclama como “líder” de la ex Ruta 100, aprovechando la ignorancia de quienes lo siguen, quienes le aplauden como focas y que son literalmente engañados con discursillos lelos y disléxicos que pretenden hasta confundir la figura del Jefe del Ejecutivo federal, cuando el mismo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, conoce la historia y a los auténticos líder de la Ruta 100.

“El Cheche lanza acusaciones fuertes, y es muy claro que está actuando bajo consigna de sus desesperados patrones (se sobre entiende que se trata de los ex líderes y defraudadores Ricardo Barco López y Gabino Camacho Barrera), para hacerlo quedar mal ante los compañeros;

“Se observa que la Mosca Chimuela ya enloqueció, su odio segregacionista lo ha conllevado a crispar a los propios ex choferes de la Ruta 100, porque sin calidad moral, pronuncia mensajes hirientes que solo denotan la envidia de un desfasado mental”, alertó la Comisión Liquidadora que encabeza su líder moral Jorge Cuellar Valdez, anunciando que en breve presentarán una demanda penal en contra del C. José Acosta Saavedra, principalmente por los delitos de Daño Moral y Amenazas de Muerte.

Extrañados por el comportamiento antisocial de El Cheche, demandaron integrantes de la mayoritaria ex Ruta 100, que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a cargo de la Doctora Ernestina Godoy Ramos, instruya a su equipo de investigación policial, para capturar y enclaustrar en un hospital siquiátrico a dicho sujeto que presume ser “abogado en derecho” cuando la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública, ha revelado que el C. José Acosta Saavedra, carece de un título oficial y mucho menos una Cédula Profesional, lo que a simple vista de las circunstancias, se traduce en un usurpador de funciones profesionales.

Como otra atenuante que deberá darle seguimiento puntualmente la autoridad judicial, es cuando el C. José Acosta Saavedra, en actos de intimidación, revela que él tiene “una arma de cargo para uso exclusivo de las Fuerzas Armadas”, para hacerla detonar en contra de sus enemigos de la Ruta 100, presumiendo además que formó parte del Servicio Secreto asesino de la época echeverrista-diazordista, cuando el crimen político comenzó a recrudecerse en la Guerra Fría que vivió México, a raíz del Movimiento Estudiantil de 1968.

Lo que ha sorteado la Comisión Liquidadora es el reflejo de los avances sustanciosos de las negociaciones entre éste grupo de trabajo con el Gobierno de la Ciudad de México, generándose innecesariamente la continuidad de amenazas públicas de muerte contra el líder moral de la ex Ruta 100, Jorge Cuellar Valdez.

En este contexto, después de haber hecho el ridículo con su falsa asamblea multitudinaria llevada a cabo en el zócalo para “desconocer” a la Comisión Liquidadora, el Cheche mantiene un afán de lanzar ataques furibundos y rabiosos para desprestigiar y sabotear las negociaciones que se están llevando a cabo con las autoridades capitalinas.

Si bien se ha transfigurado en “un peligro para la ex Ruta 100”, se induce en medio de la hostilidad de disidentes corrompidos con los defraudadores Ricardo Barco y Gabino Camacho, quienes también siguen empecinados en arruinar la vida de José Acosta Saavedra, y éste descaradamente “ni cuenta se ha dado…”, dando pie a aquel histórico legado del líder ruso Joseph Stalin, quien en otra lectura leninista sobre los Idiotas Útiles, se refería tener plena conciencia de que el comunismo era para que lo crean los pelotudos y algunos lo defiendan con la pasión del idiota. “Así está de ignorante el señor José Acosta Saavedra”, sentenció la Comisión Liquidadora.

Es de puntualizar que el estalinismo fue un sistema político que implementó el tirano Joseph Stalin en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) entre 1922 y 1953. Stalin gobernó mediante una dictadura absoluta en la que controló los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, y acaparó las industrias, las tierras y la propiedad privada.

Si bien la expresión de los Idiotas Útiles es la mejor medida representativa para tanto el autor destructor de la ex Ruta 100 y sus simpatizantes, de manera particular, el Cheche  estúpidamente se vea a sí mismo como adepto de los defraudadores de la Ruta 100.

Es un sujeto que carece de toda actitud moral ya que de forma malinchista, en realidad sigue siendo tratado con desdén y cínicamente utilizado por dichas conceptualizaciones. En pocas palabras, “es el títere idiota útil” de Barco y Camacho, a quienes por cierto, disimula “atacar” cuando de ante mano se conoce que es un cómplice calificado más, por parte de los defraudadores de la R-100.

Este vocablo compuesto es ahora usado más ampliamente para describir a alguien que es manipulado por cualquier movimiento o ideología política —generalmente de tendencia extremista—, un grupo terrorista o un gobierno hostil sin comprender o conocer los objetivos reales de dicho grupo o ideología, como el Cheche, quien no sabe ni para quién “trabaja”.

La Comisión Liquidadora puntualizó que José Acosta Saavedra, quien es identificado como “el Cheche, la Mosca Chimuela”, es un vil y asqueroso mitómano, un absurdo paranoico, un farsante manipulador, un ridículo y patético desquiciado que se centra como todo, en un caso clínico psiquiátrico que ya urge que las autoridades judiciales le pongan una camisa de fuerzas “porque ha demostrado ser un peligroso enemigo de la ex Ruta 100, y hasta un generador de la desestabilización social de toda la Nación”.

Premio México de Periodismo Ricardo Flores Magón-2021

[email protected]com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

Palabras Más / Un cómplice para la sucesión 

  Las conmemoraciones no son más que  un espectáculo de la memoria...  y yo no cultivo espectáculos,  ¡cultivo memoria!  Ikram Antaki  Arturo Suárez Ramírez /...

El Salario rosa ayuda en tiempos difíciles a la economía de las familias: Alfredo Del Mazo

  Nezahualcóyotl, Méx.-  Este programa, que nació primero que nada para reconocer el gran trabajo que hacen las amas...

El Gobierno del Estado de México aliado de las mujeres

  Atizapán de Zaragoza, México.- El Gobierno del Estado de México es un aliado de las mexiquenses, ya que...

Entresemana… El mártir de Palacio

Moisés Sánchez Limón   Vaya, vaya con el licenciado presidente y su estrategia de insultar y descalificar como método para...