Ciudad de México.- La Asociación de Comerciantes Unidos La Esperanza se manifestó este viernes desde la Plaza del Médico hasta llegar al edificio de la Alcaldía de Tlalpan, con la finalidad de que la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo ponga orden, se respeten las leyes y también los acuerdos realizados durante su gobierno por terceros, además de acabar con la corrupción.

El motivo de la manifestación fue que el pasado lunes 29 personal que encabezan la alcaldesa Patricia Aceves Pastrana, su director de Gobierno Alberto de Jesús Lara Ghenno, así como su Jefe de Tianguis y Vía Pública, Gabriel Quevedo Tovar, realizaron un operativo para desalojar a los comerciantes agrupados en la Asociación de Comerciantes Unidos La Esperanza, pasando por encima de acuerdos formados por la pasada administración.

El 25 de abril de 2019, la arrendadora de Centros Comerciales, en este caso Wal Mart, celebró un acuerdo con los comerciantes en vía pública que se encuentran en la Calzada Acoxpa con el fin de realizar una obra civil que implicaría el reacomodo temporal (cinco días) de 14 puestos y la construcción de 14 puestos metálicos con las medidas reglamentarias.

Esta operación había sido pactada el 2 de abril del año pasado en las oficinas de la todavía entonces delegación de Tlalpan, gobernada por la hoy Jefa de Gobierno quien tenía licencia. Aquel día las autoridades acordaron con la empresa Dommic y Comerciantes Unidos La Esperanza que esta última tenía representación válida “para los trabajos de reordenamiento del comercio en vía pública, así como para la dignificación de los espacios” de trabajo.

Esto ocurriría en la banqueta del perímetro de la tienda Walmart ubicada en Calzada Acoxpa entre Las Trancas y Canal de Miramontes, en el tramo comprendido entre la caseta de la base de taxis y la salida del estacionamiento de la tienda, donde además de la banqueta, se construirían los 14 puestos metálicos.

En el acuerdo quedó estipulado que la entonces delegación Tlalpan y hoy alcaldía “no formará parte de esa relación contractual y la única relación entre esta y la empresa, consistirá en que la primera permitirá a la segunda la instalación de catorce (14) puestos metálicos”.

Es decir, que una vez realizada la obra, las cosas volverían a su estado original y lo único que cambiaría sería la remodelación de la banqueta y el apoyo de Walmart a los comerciantes para instalar los puestos metálicos. Sin embargo, Lara Ghenno y Quevedo aprovecharon la oportunidad y quitaron a los comerciantes ya establecidos, quienes cuentan con toda la documentación en regla, con el fin de poder instalar a comerciantes cercanos o cooptados por las actuales autoridades tlalpenses.

La dirigente de los Comerciantes Unidos La Esperanza, María de los Ángeles García Grimaldo pide la intervención de la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum para poner un alto a las acciones de corrupción que se están dando en la actual administración de Tlalpan y los operativos ilegales.

García Grimaldo destacó que a Lara Ghenno se le invitó a las pláticas que los comerciantes tenían con la tienda departamental para ver dónde se instalarían los puestos mientras se llevaba a cabo la obra de la banqueta, pero la respuestas fueron “¡ese no es mi pedo!”, de tal forma que al estar enterado de lo que se iba a realizar, el funcionario incurrió en abuso de autoridad.

Además, en el operativo irresponsable del lunes 29 de abril, Lara Ghenno provocó que un empleado de la  cuadrilla que mandó para mover los puestos, se accidentara, cortándose un dedo por mandarlos sin protección, causando un daño a su propio personal, quien no cuenta con son seguridad social para ser atendido.

Deja un comentario