*Insulto, atentado a la inteligencia de los mexicanos la prisión de Duarte de Ochoa

Por Luis Repper Jaramillo*

[email protected]

¡¡Y nos la volvió a hacer!!

A menos de 60 días de largarse de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, nos repite la dosis y se sale con la suya.

En abierto desafío y burla a los mexicanos de bien, el responsable del sexenio fallido 2012/2018 protege a “sus cuates”, a sus aportadores, a quienes lo beneficiaron a lo largo de este tormentoso y miserable periodo presidencial con la eterna máxima priista favor con favor se paga restregando a la sociedad que el poder en este país es el presidencialismo.

Acomodó a la rata inmunda más despreciable del régimen (es sólo un botón), peñista, Javier Duarte de Ochoa, una sentencia judicial vergonzante, “a modo” como fue su administración.

De todos es sabido, legalmente documentado, exhibido, comprobado, viralizado nacional e internacionalmente, que el ex gobernador de Veracruz y su esposa, Karime Macías, robaron, lavaron dinero, formaron parte de la delincuencia organizada, estafaron, defraudaron, timaron a los veracruzanos, por lo que al descubrirse sus corruptelas huyeron del país –que confirmó sus pillerías- al grado de ser buscados en 190 países a través de la Ficha Roja de la INTERPOL, por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De origen, y podemos entender que por protección a “su cuate”, la conformación de la Carpeta de Investigación que inició la PGR (amañada) la indagatoria estuvo mal integrada, pues con tiempo suficiente, Javier Duarte, se enteró que irían a detenerlo, por lo que con la ayuda de sus colaboradores del Estado de Veracruz, pusieron a su disposición un helicóptero oficial para facilitar el escape.

Ya lejos de México, se soltó a los medios de comunicación y a las redes sociales información (para tapar el ojo al macho) con las escalofriantes cifras de los desvíos en dinero, bienes, joyas, muebles, etc. que Javidu y Karime habían amasado en la más absoluta corrupción e impunidad.

¿Y por qué digo que la conformación del expediente estuvo amañado –que es delito federal-, porque la PGR (coludida) sólo documentó 35 mil 421 millones de pesos hurtados; en tanto la Auditoría Superior de la Federación (ASF, de la Cámara de Diputados), documentó que los ilícitos ascendían entre 2010 y 2016, a más de 60 mil millones de pesos.

Y no sólo eso, la propia ASF exhibió que además de dinero, el matrimonio Duarte concentró joyas de oro, pinturas, caballos purasangre, reliquias, etc. y más de 90 propiedades (residencias) en Estados como Veracruz, Campeche, Guerrero, de México y en la Ciudad capital del país, por un valor superior a 738 millones de pesos. Tan sólo un ejemplo que cundió de su Jefe: Duarte de Ochoa a través de un prestanombres “compró” dos mansiones contiguas en la Calle Sierra Fría 725, Colonia Lomas de Chapultepec, por valor de 47 millones de pesos, que sería su estancia de retiro, para cuando terminara su sexenio de gobernador.

Y para demostrar lealtad, amistad y agradecimiento a Enrique Peña Nieto, le dijo que serían vecinos, ya que aquel tiene su “casa blanca”… ¡qué nobleza!

Pero no solo esta tremenda corrupción fue documentada en contra de Duarte de Ochoa, por lo cual se le persiguió.

Su esposa y cómplice, Karime Macías, titular del DIF Veracruz, se fuga a Europa al saberse descubiertos y exhibidos por los medios de comunicación, no por las autoridades judiciales o policiacas. Hizo itacate, maletas y ordenó transferencias bancarias a sucursales del viejo continente para moverse “a gusto” con dinero hurtado a los veracruzanos.

Su primera parada es Londres, en donde fue ubicada (por enviados del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, no por la PGR o la Interpol), viviendo lujosamente en el centro de la capital Británica, a dos cuadras del Palacio de Buckingham, en donde habita la Reina de Inglaterra, rentando un departamento de varios miles de libras al mes.

Macías Tubilla, vive tranquila y despreocupada. Mientras sus pequeños van al Eaton Square School, un colegio de alcurnia en donde asisten hijos de banqueros, aristócratas, empresarios, de millonarios, con colegiaturas anuales de 600 mil pesos (los Duarte Macías son tres), ella acude al gimnasio, hace yoga, recibe masajes faciales y recorre las plazas comerciales más exclusivas en la zona conocida como el “Gran Londres”.

La información documentada por los personeros de Yunes Linares, que la vigilaron por más de un mes, detalla que Karime eroga mensualmente “gastos” por más de 60 mil libras, es decir, 1 millón 476 mil pesos de los veracruzanos.

Y qué decir de la adquisición de la señora de Duarte en Miami, Florida, de una residencia, en Marinero Court 277, en el condado de Coral Gables, con valor comercial de 9 millones de dólares, que cuenta con 7 recámaras, 9 baños, alberca y demás lujos. Para adquirirla contrató un despacho inmobiliario uruguayo, mediante una firma fachada en noviembre de 2015, propiedad que el actual gobierno veracruzano ya tramita recuperar ante la Corte de Florida, pues su compra se realizó con dinero del erario local.

No debe olvidarse, aunque la PGR y el Ejecutivo Federal lo ignoraron, no la Auditoria Superior de la Federación, que Javidu, además de sus atrocidades cometidas, existe otro pecado, más horrendo, indignante e impune, que el dinero mismo.

El asesinato de 13 periodistas en su sexenio, que jamás quiso esclarecer.

Fue tal la insolencia, desprecio, burlas e irresponsabilidades del “gobernador” que un video/ejemplo dio la vuelta al mundo cuando la señora Araceli Salcedo, en visita que realizó Duarte a Orizaba, en 2015, se le acercó y reclamó el secuestro/desaparición de su hija Fernanda Rubí. Sin detenerse para escuchar y esbozando una insultante sonrisa, ascendía una escalera, ignorando la petición de ayuda para localizar a la joven de 21 años. En ningún momento dejo de sonreír, hasta que la afligida madre en el hartazgo le increpó deje de sonreír, porque usted no sabe lo que es perder una hija”.

Tampoco se detuvo… doña Araceli insistía. Aparentemente más tranquila, suplicó una audiencia “cuando me recibe, señor gobernador para explicarle mi caso”. Evadiendo el reto, respondió, “se lo informaré al Fiscal General del Estado (Luis Ángel Bravo) para que la reciba.

Desesperada la madre, no soportó la burlona respuesta y le dijo “aaay señor, por favor, el Fiscal es lo mismo que usted… pura corrupción… Ríase, que no le toque un día a su familia porque ese día sabrá lo que es sufrir, no ver a su hija por 3 años 2 meses”

Sin detenerse, el cínico, todavía se atrevió a decirle “gracias” y entró a un salón. De esa calaña es Javier Duarte de Ochoa.

Con esa misma indolencia durante su mandato de 2010 a 2016, en el Estado de Veracruz se cometieron 13 asesinatos en contra de periodistas y fotoreporteros. Para dejar en la conciencia (si le queda algo) de Javidu, consigno nombres y medio en donde laboraron estos trabajadores de la información:

1.- Noel López Olguín: Horizontes y Noticias de Acayucan. Diario La Verdad. 2.- Miguel Ángel López: Periódico Notiver. 3.- Miguel López Solana: fotógrafo de Notiver. 4.- Yolanda Ordaz: Notiver. 5.- Regina Martínez: Corresponsal de la Revista Proceso. 6.- Guillermo Luna Varela: Veracruznews, Voz del Sureste. El Diario de Cardel. 7.- Gabriel Huge Varela: Veracruznews. 8.- Esteban Rodríguez: Diario AZ y TV Azteca, Veracruz. 9.- Víctor Manuel Báez Chino: colaborador en varios medios. 10.- Gregorio Jiménez: Notisur, Libertad del Sur. 11.- Moisés Sánchez: La Unión de Veracruz. Web. 12.- Juan Mendoza Delgado: reportero de un medio, en Medellín, Ver. 13.- Rubén Espinosa: fotógrafo free land para varios medios.

Una ironía y sarcasmo de Duarte de Ochoa: en agosto de 2015, en reunión con periodistas veracruzanos, en Xalapa, con motivo del Día de la Libertad de Expresión, les dijo: voy a sacudir el árbol de las manzanas podridas y los exhortó: “pórtense bien” (el burro hablando de orejas)

¿Y por qué digo que se acomodó una sentencia “a modo” y vergonzosa de 9 años en prisión y multa de 59 mil pesos a Duarte, quien podría obtener libertad en tres años “si observa buena conducta” … pero, sin que se le confisquen los millones de pesos mal habidos de los que disfruta el matrimonio Duarte Macías? Porque “favor con favor se paga” Me explico:

En enero de 2012, en el Aeropuerto Internacional de Toluca, policías federales revisaron y descubrieron en un avión procedente de Xalapa, Veracruz, propiedad del gobierno estatal un misterioso cargamento, cinco enormes maletas cuyo contenido sorprendió a los uniformados, al mostrarlo al Ministerio Público Federal contenían 25 millones de pesos en efectivo en billetes de mil pesos.

Días después del decomiso, los dirigentes de los partidos PAN, Juan Molinar Horcasitas, Secretario General, del PRD, Jesús Zambrano y el candidato presidencial del Sol Azteca, Andrés Manuel López Obrador, detectaron que el destinatario del cargamento era Enrique Peña Nieto, aun gobernador mexiquense e inminente candidato presidencial del PRI.

Sólo faltó que en la tarjeta de envío se hubiese encontrado la leyenda Con los atentos saludos de su amigo Javier Duarte de Ochoa”. La historia ya es conocida y padecida, Peña Nieto ganó la elección rebasando los límites de financiamiento de la campaña, de los cuales el hoy sentenciado (jajajajajajaja) aportó 25 millones de pesos, contantes, no sonantes porque fueron billetes de mil pesos.

Seis años después, se devuelve el favor, con una sentencia “a modo” de sólo (jajajaja) nueve años de prisión con posibilidades de salir antes.

Una más de Peña Nieto. Nos lo hizo en el asunto de Elba Esther Gordillo. Odebrecht, Estafa Maestra, Casa Blanca, Privatización de Pemex, Tlatlaya, 43 de Ayotzinapa, gasolinazos, etc. y el pueblo soportando, tolerando… ya qué?… al fin que ya se va. Ufff.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)

Deja un comentario