ING. OCTAVIO ROMERO OROPEZA,

DIRECTOR GENERAL DE PEMEX:

 

Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá: Horacio

Leopoldo Mendívil

    Todos sabemos que PEMEX, la empresa más querida y criticada de México, está en la ruina. Malos manejos y corrupción de décadas, junto a cambios en el patrón mundial de consumo de energéticos, la han colocado en riesgo de viabilidad. Sin embargo, usted decidió jugársela con Andrés Manuel López Obrador en su propósito de sacarla adelante. 

    Una acción amistosa y encomiable…

    En 2019, el gobierno federal le inyectó 90 mil millones de pesos, pero PEMEX perdió el triple cuando aún no llegaba el Covid-19 y en el primer semestre de 2020 se le inyectaron otros 78 mil millones, pero la empresa perdió 606 mil millones, en gran medida por la pandemia y todos sus impactos en el sector productivo. La situación es tan grave que sus propios auditores reportaron en este año que PEMEX estaba por ser inviable. 

    Estamos hablando de miles de millones, pero insuficientes para apoyar a la paraestatal ante tanta pérdida. Por ello es de vital importancia cuidar esos dineros de los cuales, al final del día usted es, hoy por hoy,  el responsable.

    Con este interés y esa intención, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, la organización favorita del presidente, realizó el estudio Riesgo de corrupción en los procedimientos de contratación de PEMEX y sus empresas productivas. Haciendo uso del big data de las plataformas electrónicas de compras públicas y con una metodología especial para el procesamiento de datos, MCCI ha mandado señales de alerta que los expertos consideran imposibles de obviar. Le cuento, ingeniero:

    De los dos mil 860 procesos de contratación analizados, 90 por ciento presentan conductas de riesgo de corrupción que van de falsa competencia a bajo número de empresas ofertantes, más la concentración en un solo proveedor. Le detallo algo más:

  •  Tres transacciones por casi 12 mil millones con una empresa fantasma. 
  •  23 transacciones por 978 mil millones con empresas sancionadas y/o inhabilitadas, que nunca debieron ni siquiera participar en licitaciones.
  •  32 transacciones por 11 mil 300 millones con empresas recién creadas. 
  •  260 transacciones de ruleta, o sea que el proveedor compite siempre con las mismas empresas y lógicamente sus probabilidades de ganar la licitación son bastante altas. 
  •  Los cinco contratos mayores se otorgaron mediante de concursos por invitación restringida o adjudicaciones directas. 

Y aquí viene lo más interesante del estudio de MCCI: 

“El mayor nivel de riesgo ponderado por monto corresponde a PTI Infraestructura y Desarrollo, empresa creada exprofeso por este gobierno para la construcción de la tan polémica refinería de Dos Bocas. “Las 14 transacciones agrupadas en seis contratos de esta megaobra fueron todas por invitación restringida, en ningún caso la empresa está en el padrón de proveedores de Pemex; hay dos empresas de reciente creación que no se encuentran en ninguna de las plataformas de información y son por montos muy grandes”.

                    (Fotografía Rumbo Nuevo)

MCCI le da el remedio y el trapito, ingeniero Romero. En su estudio -que se localiza en su portal- MCCI indica que “con la información de big data (…) y este tipo de metodologías sería posible crear un tablero de control en tiempo real que permita actuar de forma preventiva y no reactiva ante transacciones con alto riesgo de corrupción.”

Le recuerdo, ingeniero Romero, que este sexenio se acaba en 2024 y llegará otro gobierno… Habrá auditorías… Habrá revanchas… Y no querrá usted pretextar que al barrer la corrupción de arriba para abajo, no pasó del primer escalón. 

Internet:  [email protected]

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015           

Blog: leopoldomendivil.com

Deja un comentario