Gloria Brito Najera

Gloria Brito Nájera

Más de una vez hemos escuchado el falso discurso de partidos que proclaman la lucha a favor del pueblo y por una menor desigualdad social en México; el Partido de la Revolución Democrática (PRD),  es precisamente uno de sus más señalados representantes. Sin embargo, los hechos recientes y muchos del pasados nos han mostrado que, “del dicho al hecho hay mucho trecho”, y para muestra sólo hay que voltear a ver a nuestros compañeros antorchistas del estado de Morelos, cuya lucha ha sido brutalmente reprimida por el que hoy, es considerado uno de los peores gobernantes en la historia de aquella entidad federativa; me refiero a Graco Ramírez , cuya frialdad, soberbia y terquedad ha motivado actos de represión a la legitima libertad de expresión y asociación de nuestros compañeros y también de muchas otras organizaciones sociales de universitarios y religiosos en esa entidad. Veamos su respuesta ante las peticiones de nuestros compañeros antorchistas.

Como si estuviéramos en la época de la barbarie, el pasado viernes 26 de mayo, un grupo de 400 policías del Mando Único de Morelos de agentes federales y estatales, agredieron a cerca de mil 500 habitantes de la comunidad de Totolapan con macanazos y gas lacrimógeno con la finalidad de desalojar de la plaza municipal a los totolapenses inconformes por el inicio de la construcción de un mercado en una zona donde, aseguran sus habitantes, hay vestigios arqueológicos. El saldo de la brutalidad: cinco heridos de gravedad, cuatro detenidos y muchos lesionados.

La demanda de los lugareños es más que justa: sólo exigen  seguir la recomendación del Instituto de Geofísica de la UNAM, quien realizó un estudio en marzo pasado solicitado por la alcaldesa y pobladores, en el que certifica que hay dos cavidades que pudieron haber sido hechas por la mano del hombre (túneles) o bien por la naturaleza, por lo que recomendó “programar un pozo exploratorio de comprobación en el centro del área donde se realizó el estudio…”; en caso de que las cavidades de la zona no constituyan parte de un vestigio arqueológico, los habitantes de Totolapan no se opondrán a la construcción del mercado.

Al combatir la voluntad de los totolapenses que exigen se haga la recomendación de la UNAM, la máxima casa de estudios del país, antes de construir el mercado, el gobernador Graco Ramírez y la alcaldesa María de Jesús Vital Díaz, son los únicos responsables de la violencia en Totolapan, pues fueron ellos quienes iniciaron la represión al lanzar gas lacrimógeno y macanear a los cerca de mil 500 lugareños que ahí se encontraban. No es la primera vez que el gobierno de Graco Ramírez incurre en este tipo de actos represivos. El pasado mes de octubre también ordenó golpear a inconformes por la construcción de dicho mercado y el resultado de la agresión fueron 11 heridos. Con estos modos, el diálogo y la negociación están completamente cerrados en el estado de Morelos.

Por tales agresiones, el Movimiento Antorchista en la Ciudad de México se solidariza con la lucha de nuestros compañeros morelenses, dando paso a una serie de manifestaciones que realizaremos ante la Secretaría de Gobernación, solicitando a la autoridad federal frenar el abuso de poder que Graco Ramírez está ejerciendo sobre sus ciudadanos en general, y sobre los antorchistas en particular. Así mismo solicitamos al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, den garantías de protección y seguridad para los líderes, militantes y simpatizantes antorchistas, así como para los pobladores de Totolapan, quienes lo único que buscan es que no se destruyan sus tradiciones y cultura.

Decimos tanto a Graco Ramírez como a María de Jesús Vital, presidenta de Totolapan, que su política de amedrentamiento, represión y amenazas en contra de líderes antorchistas y pobladores de Totolapan, lejos de causarnos temor, nos fortalece y hace mantenernos más unidos que nunca. A las amenazas lanzadas por el Secretario de Gobierno perredista de Morelos que “no tolerará que nadie, bajo el amparo de liderazgos o cargos públicos, rompa el orden social y jurídico…”, Antorcha responde: seguiremos, como lo hemos hecho a lo largo de nuestros 43 años de existencia, participando en la lucha el pueblo organizado dentro de los márgenes de la ley. No vamos a permitir que se cometan injusticias en contra de nuestros compañeros: al gobierno de Graco, y el de cualquier otro político de su tipo les decimos que una injusticia en contra de nuestros compañeros de Morelos, es una injusticia en contra de todos los antorchistas del país, y lucharemos unidos contra ella.

Deja un comentario