Inauguramos la casa número 15 para nuestros adultos mayores en Ixtapaluca, ahora en la colonia Loma Bonita.  De esta forma nos colocamos como el único municipio en todo el Estado de México en tener la mayor cantidad de espacios para la recreación y atención integral de este sector.

La directora del DIF, Yéssica Saraí González Figueroa, dijo que es así como se demuestra en los hechos que se quiere una tercera edad viviendo en plenitud,  ya que cada uno de los espacios están pensados para que ellos convivan, se ejerciten, aprendan alguna actividad de arte o musical, y reciban atención médica.

Por su parte, la coordinadora del Adulto Mayor del gobierno del Estado de México, Ana Aurora Neira Muñoz, hizo el compromiso de que en próximas fechas se hará el equipamiento de dos casas del adulto mayor en Ixtapaluca, además entregarán aparatos auditivos, bastones y andaderas.

En la inauguración recorrieron las diversas instalaciones como: salón de arte y usos múltiples, comedor, áreas verdes, gimnasio al aire libre y cancha deportiva. Además tendrán atención médica en el consultorio.

La titular del DIF Ixtapaluca hizo hincapié en que es necesario seguir haciendo gestiones para que el apoyo que otorga el gobierno federal a los adultos mayores llegue a la población total que se tiene en este municipio que es de alrededor de 34 mil personas, ya que sólo un 10 por ciento lo recibe.

Lo que antes eran aulas improvisadas de cartón en las que los niños tomaban diariamente clases, hoy se han convertido en dos aulas dignas tras la inauguración que se llevó a cabo en la primaria Citlalmina, en la colonia Rosa de San Francisco, por parte del secretario del Ayuntamiento, Armando Ramírez.  

El director del plantel, Jesús Estrada, destacó que el trabajo en conjunto permitió primero construir entre alumnos y padres de familia las aulas improvisadas y posteriormente realizar la gestión ante la autoridad municipal; esa labor de unidad, agregó, hoy da como resultado mejor infraestructura.

Madres de familia como Alejandra Guerrero y Tania Ortega, aseguraron que el tener una institución con mejores condiciones les ha representado un beneficio para la comunidad, ya que no tienen necesidad de trasladarse a otras comunidades para llevar a sus hijos a la escuela. “El progreso se ha visto”, dijo.

Armando Ramírez reiteró el compromiso de seguir invirtiendo en la educación y abatir a paso firme los rezagos que se tienen.

Expresó que ahora toca a la comunidad estudiantil poner su mejor esfuerzo para prepararse y forjarse como los futuros profesionistas que llevarán las riendas no sólo del municipio, sino de nuestra nación.

“El cambio tiene que venir desde los estudiantes de forma consciente, siendo hombres revolucionarios para cambiar a su país”, enfatizó.

En la colonia Teponaxtle tuviera una primaria digna y la niñez dejara de tomar clases en aulas improvisadas, luego de la inauguración de la escuela Ernesto Guevara de Serna, en la que 200 alumnos y alumnas estudiarán en mejores condiciones.

Además de ese beneficio,  dejarán de invertir hasta hora y media en el traslado para acudir a escuelas vecinas en otras comunidades, y con ello un ahorro económico.

A decir de los vecinos, como Rosario Hernández, quien vive ahí desde hace 18 años, la colonia ha cambiado radicalmente con pavimentaciones y servicios. “Maricela Serrano gestionó una obra que necesitaban los niños más pobres. El avance nunca se había visto aquí, solamente promesas  de candidatos malos que se hicieron millonarios”, expresó.

Armando Ramírez García, secretario del Ayuntamiento, hizo entrega de esta obra que tuvo una inversión de 16 millones de pesos para la construcción de 18 aulas, escaleras, módulos sanitarios, barda perimetral y techumbre.  La escuela tiene capacidad para 800 alumnos y alumnas.

En su mensaje a la comunidad estudiantil pidió valorar los logros obtenidos que son resultado del esfuerzo en unidad. “Ustedes son un botón de muestra de la infraestructura que se puede tener en una colonia popular y eso debe ser valorado”, enfatizó. 

Hizo el llamado para que los padres de familia continúen participando para que ahora no sólo se logren mejoras para  esta colonia, sino para el resto del  municipio, pues aún son muchas las necesidades por cubrir en el ámbito educativo.

Personal directivo, maestros y padres de familia relataron las carencias que se tenían en esta escuela, desde un espacio fijo para estudiar ya que tuvieron que solicitar apoyo de particulares para tener un techo como aula, hasta las condiciones mínimas elementales para que se pudieran impartir las clases.

Alumnos como  Joselyn Sánchez y César Vázquez recordaron que su escuela era muy pequeña y a diferencia de hoy, la institución Ernesto Guevara de Serna “es grande y bonita en donde estudiarán muchas generaciones más”.     

 

Deja un comentario