La 4T, desleal a la Constitución

Fecha:

Share post:

Blas A. Buendía

 

Dígase lo que se diga, el objetivo de las reformas constitucionales de la 4T le han dado al traste al desarrollo de la nación porque ha sido calificado por la comunidad intelectual como el peor de toda la historia de México debido a su desvergonzada vinculación con el narcotráfico donde el presidente Andrés protege inconstitucionalmente a los barones del crimen organizado, en lugar de salvaguardar la vida de millones de mexicanos.

En comparación al de otros gobiernos del pasado que dejaron un país no en jauja, pero sí en plenitud de gozar de las libertades y tener a su alcance los servicios educativos y de salud del Estado en gratuidad, hoy en día esas garantías en manos de López Obrador, rompe todo estado de derecho, dejando a su suerte a millones de compatriotas que a diario se juegan la vida ante el asecho del narcotráfico.

Cuan boomerang, la falaz consigna del Ejecutivo Federal de “abrazos, no balazos”, a Manuel López se le ha revertido toda armonía porque en lugar de impulsar a un país que ancestralmente ha sido castigado severamente con crisis económicas y devaluaciones recurrentes, en tan solo cuatro años ha desmantelado muchas instituciones, entregar a particulares que comulgan con la 4T, los bienes de la nación, vulnerando  los derechos más elementales de la población, y para rematar, trazar una norma inoperante sin objetivos.

Proclive al desastre, Andrés Manuel López Obrador se ha encargado de entregarle más del 35 por ciento del territorio mexicano al narcotráfico, creándose un poder de facto donde los servicios de alta inteligencia de Estados Unidos de Norteamérica, tienen un amplísimo expediente de las irregularidades que se han presentado en el actual sexenio.

De forma arrogante, ha blindado las políticas públicas de corte popular, concediendo privilegios a sus allegados para enriquecerlos descomunalmente con obras mediocres que solo demuestran que México está en la antesala del socialismo criminal.

La Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México, A. C., afirma que la pomposamente llamada Cuarta Transformación de la Nación, depende significativamente de los dichos y ocurrencias que emite en su tribuna mañanera el C. Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

“Por ello, nuestra justicia se encuentra varada”, reconoce el abogado penalista Alberto Woolrich Ortiz, quien señala que “frente a esta insoportable realidad, la Abogacía Independiente de la Nación exige a las instituciones de procuración e impartición de justicia, lealtad y cooperación con nuestra Carta Magna, no obstante que esos letrados saben que ello resulta tanto como pedir peras al olmo;  a un árbol que se encuentra demasiado herido por aquellos muchos quebrantes autoritarios que nada tienen que ver con la justicia”.

No obstante lo antepuesto, indica, dicha situación no es ni aplaudida, ni mucho menos impuesta por la letra y espíritu de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Es producto de una interesada y errónea interpretación.

En efecto, son muchos los Siervos de la Nación que han querido entender que cuando el Pacto Federal dice que “no se puede hacer”, ellos lo interpretan como un “sí se debe hacer”.

Como bien lo han expresado diversos y destacados miembros de la Academia de Derecho Penal, entre los que sobresalen Alfonso Jiménez O’farril, Antonio Mendieta Gutiérrez y Víctor Carrillo Estrada: “La errónea interpretación del espíritu de nuestra ley de leyes denota una injerencia de Andrés Manuel López Obrador. La Constitución proclama con nítida claridad que la justicia tiene que ser independiente y transparente”.

Ese espíritu, alerta el penalista Woolrich, no puede ni debe limitarse o excluirse en ningún caso, por dependencias al Poder Ejecutivo, sean las que sean. Dichos académicos dan continuidad a su pensar diciendo: “Si existen problemas derivados de esa errónea dependencia que, directa o indirectamente afectan a la justicia, deben solventarse siempre a favor de la Constitución y no a favor de la Cuarta Transformación.

“En caso de colisión entre la justicia y la forma de gobernar, hay que atenerse siempre a criterios de interpretación que potencien la independencia de la justicia y sean conformes con la letra de nuestro Pacto Federal”, destacó el jurisconsulto.

Y subraya: “Desde una óptica contraria al texto constitucional se hace imposible la existencia de una justicia plena y absoluta. Es más, como bien lo refirió antaño todo un Señor Juez de Distrito de nombre Alfonso Jiménez O’farril+, “la justicia no obedece las órdenes del gobierno”.

Quedan, además, esas palabras para ilustración y ejemplo de la Cuarta Transformación de la Nación. Pero, aparte de esas ingentes y difusas interpretaciones de ciertos, actuales y conocidos servidores públicos, existen preceptos constitucionales que son los que sirven de sustento a nuestra justicia.

Cuando algo no tiene existencia jurídica y verdadera, aquellos Siervos de la Nación repiten sus peroratas muchas veces para que, según ellos, nos persuadamos, pese a todo, de su ficticia realidad. Así, aunque nada sea justicia, todo para ellos les parece una justicia. Que sólo es en la realidad resulta ser una injusticia.

Si a los Siervos de la Nación, dependientes de la Cuarta Transformación les molesta lo expresado, allá ellos.

“La Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México, A.C., felicita a Alfonso Jiménez O’farril, Antonio Mendieta Gutiérrez y Víctor Carrillo Estrada, por sostener auténticas verdades que aunque ofenden a ciertos ministriles, cuentan con la simpatía de la Abogacía Independiente de la República. ¡Es cuanto!”, puntualizó el prestigiado penalista Alberto Woolrich Ortiz, quien es presidente de la Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México, A. C.

En el marco de esta completa degradación, para el tristemente célebre líder de la 4T, “no existe ni la Constitución, ni la justicia, ni la dignidad, ni la congruencia, ni la decencia, ni la diplomacia, y muchos menos, el amor por México”, alertan los colegios y barras de abogados liberales que no comulgan con la 4T porque este es simplemente un bodrio sietemesino, es decir, “ni progenitora tienen los morenistas”.

En pocas palabras, ha sido embaucador el gobierno oclocrático de Andrés quien ha desgobernado a toda la nación.

Premio México de Periodismo Ricardo Flores Magón-2021

[email protected]com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

Todo listo para la carrera extrema “Xtreme Race Marines Acapulco”

  Ciudad de México.- Sigue la cuenta regresiva para el inicio de la celebración de la Xtreme Race Marines...

En el Estado de México se apoyan las causas de los Pueblos Indígenas

  San Felipe del Progreso, Méx.-  En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Secretaría de...

La Marea Roja en las costas de Yucatán

La presencia de la “Marea Roja” en las playas yucatecas ha provocado que, en los últimos días, que...

Se confirma la Gratuidad en la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo

Por: Fernando Castro Borges   Hace 18 años surge en nuestro país la Universidad intercultural, que tiene un objetivo muy...