La 4T, igual que la nazi de Hitler  

Fecha:

Share post:

Blas A. Buendía  

Adolf Hitler se creía invencible; la caída del dictador fue tan dramática que mejor prefirió acabar con su existencia por propia mano al perder el significado intrínseco de la Segunda Guerra Mundial, dejando una estela de dolor y muerte que hasta hoy en día, la humanidad sigue horrorizada de la crueldad que nació de un autócrata que pretendió inmortalizarse en el poder y que todavía muchos agentes que desean predominar el planeta, fincan hermanar sus enseñanzas de la ahora narco-brutalidad.

Inspirados en el legado trágico del tahúr austriaco naturalizado alemán, quien habiendo obtenido el poder político de Alemania que necesitaba, Hitler llegó a obtener el apoyo y convencer a la mayoría de los alemanes de que él era su “salvador”.

Puso fin a la democracia del pueblo alemán, guiado por ideas racistas y autoritarias donde su ministro de propaganda Joseph Goebbels le organizaba festejos colosales en Berlín, en tanto que los periódicos y los cines en todo el Reich estaban repletos de alabanzas al “salvador” nacional.

Las comparativas de la historia no son burdas con la contemporánea. El espíritu de Hitler deambula en los hemisferios cerebrales del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien con su carácter de dictador, también pretende abolir las libertades básicas bajo el desempeño de atiborrar a todo el país con un amplio ejército de miserables para tenerlo de rodillas a sus exacciones.

El Führer lo que pretendía era cristalizar una comunidad “Volk”, es decir, la manipulación total, pero a lo largo de la historia de la humanidad, filósofos como Confucio, Napoleón Bonaparte, y muchos más, acusaban que es una gran verdad: “Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”, cuya famosa frase se ha venido repitiendo a lo largo de la historia de la humanidad.

Es vasta la historia del gran opresor alemán, porque de no haberse suicidado por arma de fuego el 30 de abril de 1945, el mundo tendría el mismo carisma, lleno de desenfrenados autócratas criminales; Hitler tanto se sintió omnipotente, que el pueblo alemán, en su mayoría estaba encantado, sobre todo que al cumplir 50 años de edad, fue aclamado y vitoreado por un pueblo volcado por la manipulación de sus discursos demagógicos, llenos de mentiras planteados por su Ministro de Propaganda Paul Joseph Goebbels.

Como preámbulo a lo anterior, la Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México A. C., alertó que La 4T está tan igual que la nazi de Hitler: pretende inmortalizarse en el poder.

La mínima, la ínfima, la poca, la nula importancia que le da la Cuarta Transformación de la Nación a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, conduce a la Abogacía Independiente de la República a declarar su inconformidad por tan deleznable actuar, el cual se patentizó en el hecho de brindar una desmedida confianza a un delincuente de poder, como resulta ser Alejandro Gertz Manero, denominado en el crimen organizado, el fiscal “G”.

Para este Ateneo del Derecho Penal, advierte que la confianza del Primer Magistrado de la Nación hacia ese sinvergüenza, da aliento a  las actividades de obstaculizar, abusar y pisotear a la Carta Magna de México, respecto a la aplicación de la ley, y paradójicamente le ha concedido alas para que se perpetúe la omisión de investigar a la narco-política.

“Como si viviéramos en la Alemania de Adolfo Hitler. Allí dónde se aprobaba de todo y por todo. Los defensores de oprobio y de la Cuarta Transformación de la Nación, alegan, argumentan y aplauden la honestidad del tal fiscal; con chillidos de molestia defienden lo indefendible. Aquí el gobierno de la República parece intentar, una vez más, el camino para inmortalizarse en el poder y seguir mancillando a la justicia.

“El principal aboganster de la República —el Fiscal “G” (“G” por Gertz Manero, y “G” por General de la República)— se ha convertido desde hace años, por su negligencia, en el primer defensor y cómplice de la narco-política. La protección hacía ella lo convierte en un mal nacido, lo cual acarrea graves perjuicios para la justicia de nuestro México”, subrayó.

Pero la Abogacía Independiente de la Nación ha entendido y entiende que esto no debe ser así y que, en definitiva, Alejandro Gertz Manero con su actitud pretende —legalizar lo ilegal—, dedicándole “abrazos y besos” a la narco-política, los cuales no se encuentran previstos en la ley. Bajo esa terrorífica vertiente, y de forma paradójica, ¿y los muertos como producto de tantas balaceras entre carteles, dónde quedan?

La Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México A. C,  siempre ha alertado que la Procuraduría General de la República, ahora Fiscalía, adoptó una postura ilegal no jurídica, una postura de moral ambiciosa para obtener beneficios económicos de ese fenómeno del narcotráfico, que está en la base misma de esa política absurda de “abrazos y besos” a la delincuencia.

Con la engreída confianza que se le deposita al actual Fiscal General de la República, se da continuidad al “derecho a lo injusto”, lo cual conduce a la justicia hasta sus últimas consecuencias de oprobio y sumisión a la indignidad.

“En esta línea de actuación, la Cuarta Transformación está pronta a declarar, que la narco-política le aporta votos a su partido, le aporta curules para aplaudir sus ocurrencias. También hay que decir que no han faltado togas opositoras a tan incorrectos actuares”, destacó. Lo más grave también se centra que ese poder de facto, tiene de atado de manos al Ejecutivo federal.

Resulta emblemática la posición asumida por la Abogacía Independiente, la cual critica lo que no debe de ser. “Esas togas han decidido asirse desesperadamente a la letra de nuestra Constitución Política que sólo prevé el derecho a la justicia”, remarcó.

De acuerdo con esa posición  (digna de cualquier mexicano honorable), México alcanzará su vuelo. No es un supuesto inventado. Es, precisamente, el que contempla nuestra Suprema Ley. “La Cuarta Transformación de la Nación no se anda con escrúpulos.  Nuestra Suprema Norma sí. ¡Es cuánto!, puntualizó la Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México A. C., que preside el prestigiado abogado Alberto Woolrich Ortiz.

Lo cierto que en López Obrador se oculta una nueva Dictadura Perfecta, idea que en tiempo y forma la avizoró el escritor peruano Mario Vargas Llosa, cuando el Partido Revolucionario Institucional contaba con la hegemonía del poder presidencial de México. hoy, nos enfrentamos con un poder cobrizo que no garantiza ninguna trasparencia.

Premio México de Periodismo Ricardo Flores Magón-2021

[email protected]com

Artículo anteriorAhora resulta…
Artículo siguienteReclamación judicial redhibitoria

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

Para Contar… Mario Delgado en la lista para la CDMX

Arturo Zárate Vite   Como dirigente nacional, Mario Delgado Carrillo, de cincuenta años de edad, pareciera estar a la cabeza...

Habitantes de GAM se manifiestan para exigir a Francisco Chíguil cumpla sus promesas

  Ciudad de México.- Habitantes de Gustavo A. Madero se manifestaron en la explanada de las oficinas de esta...

La violencia asedia a México

  *Dice la Iglesia católica “la estrategia de seguridad es un fracaso” Por Luis Repper Jaramillo* [email protected] La corrupción, impunidad, afinidad, omisión,...

Porque las noticias nos buscan…

REINA OPACIDAD EN EL SENADO. DELINCUENCIA SE INFILTRA EN EL TEJIDO SOCIAL. UNA GENERACIÓN PERDIDA EN EL SEXENIO...