Nancy Grajeda

 

Para poder influir en nuestra realidad hay que conocerla a fondo.  Vivimos en un país repleto de dificultades para salir adelante, sin embargo, los mexicanos, aunque padecen muchos problemas, rara vez alcanzan a percibir o explicarse por qué existen, cuales son los factores que las provocan y mucho menos cómo pueden resolverlas.

¿Por qué sucede esto? Muchas veces porque nos dejamos llevar por las mentiras que nos repiten como pericos los actores sociales de renombre, como políticos, medios de comunicación pagados, empresarios, y sobre todo quienes ostentan el poder del país, que nos plagan de mentiras, repitiendo como loros que las cosas van bien, que los mexicanos somos muy felices, y de tanto repetirlo se terminan creyendo esos cuentos. 

Por ejemplo, los datos no mienten:  En los primeros 18 meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador fueron asesinadas 53 mil 628 personas en México, entre ellas, más de 5 mil 800 mujeres y mil 800 niños y adolescentes. En promedio, son casi 100 personas asesinadas todos los días en el actual sexenio. 

Es el primer año y medio de gobierno más violento en lo que va del siglo. La tasa de asesinatos duplica, por ejemplo, a la registrada en mismo periodo de Felipe Calderón, y es 55% más alta que con el expresidente Enrique Peña Nieto. 

Y eso que el señor AMLO prometió que su periodo sería el de los “abrazos no balazos” y donde, según el presidente, “la guerra había terminado”, 7 de cada 10 asesinatos se han cometido con armas de fuego. Al menos 60 por ciento de los crímenes están vinculados con las actividades del crimen organizado y, sobre todo, con sus disputas territoriales. 

 

A dos años de su gobierno López Obrador, no ha tomado una sola acción en serio para reducir la pobreza que aqueja a más de cien millones de mexicanos, y en cambio restringe los  apoyos que ya se otorgaban y que en algo la  paliaban, por ejemplo, recientemente Liconsa dejó fuera del reparto de leche subsidiada a más de 478 mil mexicanos en situación de pobreza, incrementó 150% el precio del litro a los más pobres y eliminó de su lista prioritaria de abasto a 67 de los municipios con mayor marginación del país que recibían el lácteo a tarifa preferencial.

Suma y sigue. López Obrador desapareció las estancias infantiles, el Seguro Popular en el que  se atendían sus enfermedades millones de mexicanos que no contaban con ningún tipo de seguridad social; hizo serios recortes al Sector Salud, situación por la que en México han fallecido  1602 niños con cáncer, esto debido a los altos recortes al gasto para el tratamiento y medicinas contra esta grave enfermedad, según el último reporte de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC); tenemos además más de 70 mil muertos por covid-19 y México es el país con más muertes de personal médico por esta enfermedad en el mundo. Desde que inició la emergencia sanitaria en el territorio nacional, Amnistía Internacional contabilizó mil 320 decesos confirmados a causa de esta enfermedad.

Y estos son unos cuantos ejemplos de que realmente no vamos bien, de que México se encuentra muy lastimado por la demagogia del señor presidente, de su empeño enfermizo en la lucha contra sus adversarios como él los llama, con quienes descarga todo el poder que le concede el Estado y toda su furia; solo sabe destruir jamás construir, mientras México se sigue cayendo a pedazos y va a ser tan difícil poder levantarlo,

Quienes realmente amamos a nuestra patria, todos los mexicanos progresistas y de buen corazón debemos unirnos y crear un frente único de defensa para ya no seguir permitiendo que gobernantes insensibles e ignorantes continúen destrozando a México. Es Urgente y necesario.

Deja un comentario