·         Ahora resulta que en la doctrina cínica de López Obrador, se advierte que es un “angelito” y que no le debe nada a la justicia federal mexicana

·         En los anales de la PGR, están empolvadas cuando menos ochenta Averiguaciones Previas, hoy Carpetas de Investigación, por diversos delitos de tipo federal

·         En tiempo y forma, este reportero promovió una búsqueda en el entonces IFAI para que la PGR revelara cuantas acusaciones obran en contra de Obrador, y hasta el momento sigue actuando con cínica impunidad

·         Aterrador si llega a ser Presidente de México

Blas A. Buendía 

Tiene un padecimiento pandémico por la mentira, que lo convierte en un agente político difuso.

La doctrina cínica de quien “ya sabes quién…”, ha impactado negativamente en su figura que anda en busca de llegar a como dé lugar a la Presidencia de la República.

Implanta récords que ni el mismo personaje de Carlo Collodi, con su ficticia marioneta Pinocho, pudiera superar y dominar al político tabasqueño.

La “Historia de un títere” llamado López Obrador, podría ser el título de un nuevo capítulo para la construcción de un video para difundirlo por la amplia red del internet, ahora que está en boga el intercambio de “ideologías” de los candidatos consorcios a la Primera Magistratura de la Nación: Todos por México (José Antonio Meade Kuribreña), Juntos Haremos Historia (Andrés Manuel López Obrador) y Por México al frente (Ricardo Anaya Cortés).

Pinocho (en italiano Pinocchio) es la marioneta de madera protagonista del libro “Las aventuras de Pinocho”, escrito por Carlo Collodi, seudónimo de Carlo Lorenzini (Florencia 1826-1890), y publicado en un periódico italiano entre 1882 y 1883, con los títulos “Storia di un Burattino” (“Historia de un títere”) y “Le avventure di Pinocchio” (“Las aventuras de Pinocho'”), libro ilustrado por Enrico Mazzanti.

En su gira proselitista por el estado de Nayarit, López “Pinocho” Obrador refrendó sus puntadas al manifestar que no le preocupa la guerra sucia, “no podrán con nosotros”.

Incluso, presumió que el gobierno lleva 40 años investigándolo y ha salido “limpio”, cosa que es una extraordinaria y gigantesca quimera, toda vez que en tiempo y forma, este reportero promovió una búsqueda en el entonces IFAI para que la PGR revelara cuantas acusaciones obran en contra de Obrador que asciende aproximadamente a 80 Carpetas de Investigación, y hasta el momento sigue actuando con cínico libertinaje y con un pasmoso paraguas de impunidad.

Amenazó que lo primero que hará al ser Presidente será sacar una copia a su expediente que tiene el Cisen, no obstante de ello, al señor “Pinocho” Obrador se le caerá su teatro porque en este artículo se exhibe el montón de acusaciones que obran en su contra y ninguna ha sido ejecutada por las autoridades federales.

Si bien es cierto que el Estado mexicano, y su sistema de partidos no le conviene meter a la cárcel a López “Pinocho” Obrador para no convertirlo en “mártir”, el presunto delincuente tabasqueño sigue con su perorata de campaña que sólo él entiende, es decir, dice una y otra y mil veces sus mentiras, hasta crear el entusiasmo social que “sí tiene razón”.

En las últimas horas, el aspirante priista José Antonio Meade y el independiente Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, arremetieron por igual en contra el tabasqueño, pues el priista pidió frenarlo, mientras que el independiente dijo que iría por él.

El “Pinocho” sureño actuó con burla infantil: “¡Uy, uy, uy! Qué miedo, miren cómo estoy temblando… qué miedo!”, expresó sobre la declaración del independiente.

“Esa gente está muy desesperada porque se va a acabar con la robadera en el gobierno, vamos a acabar con el bandidaje oficial y están muy nerviosos, pero no van a poder con nosotros”, enfatizó.

Luego de un mitin en Santiago Ixcuintla, Nayarit. el tres veces candidato perdedor a la Presidencia de la República, afirmó que el gobierno lleva 40 años investigándolo y que hasta el momento ha salido “limpio”, por lo que descartó estar preocupado por la guerra sucia en su contra.

Para rematar, el señor “Pinocho” López Obrador, refrendó sus maniobras de cinismo: “A mí me pueden llamar Peje pero no soy lagarto. Llevo ya muchos años luchando y me han investigado al derecho y al revés, soy el principal cliente de la oficina de espionaje de Gobernación”, dijo jocoso.

El tabasqueño ironizó sobre la información con que cuenta el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la cual consideró un documento histórico, y reveló que en ese órgano de inteligencia “hay gente que simpatiza con nosotros”.

“Ahora que voy a triunfar, una de las primeras cosas que voy a hacer, ahora sí que por curiosidad social, académica y como investigador que soy, ir a ver mi expediente ahí en el Cisen y le voy a sacar una copia porque es un documento histórico, llevan como 40 años investigándome.

“Tenemos a un garganta profunda, me mandó un tomo de mil cuartillas (fojas) de investigación, ahí lo tengo y ese documento es muy parecido a todo esto que están usando para la guerra sucia, como un documento base de consulta, y a partir de ahí están haciendo videos y folletos y están haciendo toda la campaña negra pero no les funciona nada, se está aplicando aquello de que cuando se lucha por la justicia, con ‘honestidad’, sale uno limpio, por eso no me preocupa “, subrayó.

En los corrillos legislativos locales y federales, se escucha decir que ahora resulta que en la doctrina cínica de López Obrador, se advierte que es un “angelito” y que no le debe nada a la justicia federal mexicana.

Sin embargo, en los anales de la PGR, están empolvadas cuando menos ochenta Averiguaciones Previas, hoy Carpetas de Investigación, por diversos delitos de tipo federal, entre ellos que no han prescrito debido a la gravedad del delito, el boicot que hizo en contra del Patrimonio Nacional al bloquear los pozos petroleros de Tabasco.

En tiempo y forma, este reportero promovió una búsqueda en el entonces IFAI para que la PGR revelara cuantas acusaciones obran en contra de Obrador, y hasta el momento sigue actuando con cínica impunidad.

En el pasado reciente, el líder del PRI, Enrique Ochoa Reza, calificó al tabasqueño de “cínico”, además de advertir que “dañará” al país en caso de que gane las elecciones presidenciales del primer domingo de julio de 2018.

CINISMO

En el Gran Diccionario de la Lengua Española Larousse, antropológicamente señala cuál es el significado referente a la doctrina del CINISMO, es decir, cuando una persona miente y es plenamente cínica en sus acciones cotidianas.

Es un sujeto que finge descaradamente, incurriendo en ser un hipócrita y cínico; que miente impúdicamente de forma hasta desvergonzada.

Que se comporta o manifiesta con gran escepticismo; es un cínico que no cree ni en él, ni en nadie; simplemente es un impúdico.

Los cínicos fueron el eslabón entre la filosofía clásica griega y el estoicismo.

1. persona que se comporta mal sin avergonzarse ni disimularlo; un ser despreciablemente cínico.

Característica que es propio de este tipo de personas (hombres o mujeres): muestran una sonrisa irónica y cínica.

En la doctrina filosófica llamada cinismo o relacionado con ella, Diógenes era un filósofo cínico.

De tal manera que sería aterrador si Andrés Manuel “Pinocho” López Obrador, llegara a ser Presidente de México para el periodo sexenal 2018-2024, avizoran sus detractores. [email protected]

Deja un comentario