Capitán Antonio Rodríguez Fritz

 

El día de hoy los directivos de las Comisiones de Marina y Gobernación de la Cámara de Senadores se reúnen para ultimar detalles de la recomendación para aprobar la iniciativa de ley que militariza al transporte y a la educación pública.

La Secretaría de Marina, con mentiras, alega que es una Secretaría civil y que por ello tienen la facultad de administrar cualquier sector del gobierno, incluyendo la educación pública, sin dialogar, sin respetar a los trabajadores del sector, solamente imponiendo la bota militar de una forma que quizás hiciera sonrojar a los militares de Pinochet que le acompañaron en el fatídico golpe de estado en 1973.

Y ello es porque a pesar de las conexiones con el crimen organizado por parte de las fuerzas militares, que el gobierno alega no conocer, pero que la sociedad sabía hace años; a pesar del reconocimiento de violaciones a los derechos humanos, incluyendo el de la semana pasada en la que la SEMAR fue declarada responsable de mas ejecuciones extrajudiciales, que se van amontonando en un cementerio sin fin; a pesar de los contratos impregnados de corrupción en los negocios, si, negocios de la Secretaría de Marina, el gobierno pareciera preferir que haya un régimen quasi militar desde la educación, para ir generando temor en la población desde temprana edad.

   (Fotografía Cuartoscuro)

Y en la Ciudad de México, por cierto, nuevamente se hace alarde de policías anti motines fuertemente apertrechados para reprimir, mujeres y niños, familiares de las víctimas de desaparecidos.

En cuanto tiempo se está pasando de no legislar contra el pueblo a legislar sobre el pueblo?

Y aquella frase de no reprimir al pueblo justo y sabio a usar los antimotines casi al grito de las mujeres y los niños primero?

Señor Presidente, recapacite, Usted puede tener la visión del México que Usted quiere o que a Usted le conviene, pero no viole los derechos de los Mexicanos que confiamos en Usted, incluso tampoco los de aquellos que, en ejercicio de sus derechos, votaron otra opción.

Por el bien de México, primero los Ciudadanos, y después los políticos y las Fuerzas Armadas

Deja un comentario