Vladimir Galeana

Un refrán popular que reza: “cría fama y échate a dormir”, y a decir de algunos se refiere a que cuando alguien actúa de cierta manera, por méritos propios se ha ganado la fama de buena o mala persona, y una vez conseguida esa fama ya no tiene que hacer nada para que la gente le reconozca de esa manera ante cualquier circunstancia.

Como es del dominio público la Senadora Iris Vianey Mendoza solicitó una licencia por treinta días para enfrentar las acusaciones formuladas en su contra por José Manuel Mireles en el sentido de que mantiene fuertes vínculos con los miembros del cártel de Los Caballeros Templarios. Todo esto a raíz de la fotografía que circulo en las redes sociales y en algunos medios de comunicación en la que se le observa bailando al lado de Melissa Plancarte, hija de Enrique “Kiko” Plancarte, uno de los principales mandos del grupo delictivo.

Iris Vianey Mendoza ha negado cualquier vínculo, pero los servicios de inteligencia del Estado Mexicano han dado seguimiento a las actividades de su hermano Freddy Mendoza y su primo Kenny Mendoza, y han tenido contactos con “Kiko” Plancarte y con Nazario Moreno “El Chayo”, con quien se vincularon a través de su hijo Manuel Moreno, quien falleció en el 2012. A través de ellos la senadora recibió fuertes sumas de efectivo y diversos apoyos materiales de parte de Los Caballeros Templarios para su campaña por la diputación local en el XXIII distrito en el 2011, siendo derrotada por el candidato del PRI César Chávez Garibay.

Al inicio de la Legislatura la Senadora Mendoza le otorgó nombramiento a su hermano Freddy como asesor con un salario de veinte mil pesos mensuales, y al ex Senador Carlos Sotelo, dirigente de la corriente “democracia Social”, y quien ahora es uno de los candidatos a la dirigencia nacional de su partido. Otro de sus hermanos, Manuel Mendoza, mantiene desde hace tiempo relación con uno de los principales mandos de Los Caballeros Templarios en la zona de la Tierra Caliente, de nombre Hugo Lozoya. A pesar de que lo ha negado públicamente, dicho informe señala que sigue manteniendo amistad con los hijos de “Kiko” Plancarte, especialmente con Melissa, con quien ha convivido en múltiples ocasiones y no solamente en la fiesta de la cual fue publicada la fotografía que circulo en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Los servicios de inteligencia del Estado Mexicano han establecido que guarda estrechos vínculos con empresarios y comerciantes de Apatzingán que han sido señalados como prestanombres y lavadores de Los Caballeros Templarios, como es el caso de Emigdio Fernández Torres, presidente de la organización denominada “Michoacanos Paz y Dignidad”, y Rigoberto Peláez Mendoza, Presidente de la CANACINTRA. Estos empresarios fueron los principales promotores de la reunión que integrantes de esa organización mantuvieron con el Senador Omar Fayad, Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, el pasado 17 de octubre de 2013 a instancias de la propia Senadora Iris Vianey Mendoza, quien intercedió por ellos y logró que fueran recibidos a pesar de que la Senadora panista Luisa María Calderón les advirtió que estaban relacionados con el cártel delincuencial.

Al tiempo. [email protected]

Deja un comentario