Antonio Rodríguez Fritz *

Una de ellas trata de unos embusteros que convencen a un emperador de lo imposible, de la existencia de un traje invisible que resaltaría a quienes no son inteligentes o capaces de ocupar un cargo en el gobierno.

Hoy, esos sastres, vestidos de uniforme militar, quieren convencer al Presidente de que todos los civiles son corruptos o incompetentes, queriendo que se olvide además de las denuncias y sentencias de violaciones de los derechos humanos y de las denuncias de corrupción que ellos han cometido, a pesar de que la mayoría de ellos, no fueron castigados si no honrosamente pasados a retiro con salarios y honras vitalicias.

            (Fotografía AVC Noticias)

Los sastres, incapaces de cuidar los puertos y el mar territorial, usan como tela diversas acusaciones de corrupción, sin que haya un solo procesado, y para zurcir, como hilo invisible, se usa el hablar mal y por la espalda de los funcionarios públicos civiles, que sin saber que son acusados, ni siquiera tienen el derecho de defenderse.

El traje final, tiene un alto precio, violar la Constitución, traicionar uno de los principios pétreos de la Constitución, redactado desde 1857 por el mismo Benito Juárez, además de los postulados otrora expresados durante la campaña política del 2018 , que fueron bandera del Presidente, cuando se decía que los militares volverían a los cuarteles.

Los Mexicanos pagaremos un precio terrible, la pérdida gradual de garantías individuales, como ha sucedido en el caso de las otras militarizaciones que se han sufrido en Latinoamérica.

Lo mas triste será cuando un niño inocente, al verlo pasar, diga “El Presidente va desnudo”……

Para entonces, el daño ya será irremediable, a menos que los Diputados y Senadores cumplan con su obligación histórica de defender la Constitución.

*Capitán Antonio Rodríguez Fritz. Secretario del Trabajo de la Orden de Capitanes

            (Fotografía Diario Vanguardia de Veracruz)

Deja un comentario