Pedro Pallares Guerrero 

 

Amigo lector, hablemos de Charrería…

 

Es un gusto estar de nueva cuenta entre líneas para mandarte un cordial saludo y comentarte una situación que quizás sea crucial para el futuro de la dirección del máximo órgano rector de nuestro amado Deporte, La Federación Mexicana de Charrería (en lo sucesivo FMCH).

Teniendo una plática con algunos charros de abolengo se toco una fibra muy sensible que hoy en día aqueja a las instancias directivas de la FMCH. Contra todos los pronósticos de hace un tiempo y el paso de estos 3 años, lo que debió ser un camino pavimentado hacia la continuidad, hoy podemos decir que aun se sigue por terracería, pues no se encuentra el trazo correcto, debido a que quienes deciden se equivocaron, anteponiendo lo personal a lo institucional (situación que como en muchos caso es costumbre y aquí no fue la excepción).

Estamos en pleno Congreso y Campeonato Nacional Charro en su versión numero LXXV que bien merecido lleva el nombre del Siervo de la Nación, El Generalísimo José María Morelos y Pavón, realizado en la antigua Valladolid hoy Michoacán, siendo este evento la fiesta más importante a nivel deportivo para las Mujeres y Hombres de a Caballo, el tercero de la era conocida como #ConLitoSomosMás y evidentemente a ojos de muchos propios y extraños cada vez se ve menos. Tal vez fue el grupo mayoritario que respalda al Sr. Ricardo Zermeño a nivel Nacional, o la iniciativa del Sr. Esteban González de colocar a su pupilo en la silla de Federación, esto… no lo sabemos y usted amable lector será quien tenga la última palabra para juzgar, pero lo que es evidente es que estas dos situaciones se han convertido en un muro que no deja escalar peldaños.

Lo que pudo prolongar a ser un romance de cuatro años en ocho, parece estar llegando a su trágico divorcio, se han corrido rumores de que el “elegido” abandonó su aspiración y aquellos que ven o veían en la Charrería un negocio jugoso se quedaron sin espacio, como consecuencia, veremos intentar renovar el vuelo de los que ya no tienen alas cortadas por la propia Charrería, lanzando lo que comúnmente se conoce como patadas de ahogado intentando colarse, porque es evidente que su avaricia es más grande que su propia conciencia.

No se ustedes pero…Tal vez estemos equivocados y el plan de siempre fue hacer y terminar su compromiso en la mesa directiva actual y ningún honorable caballero tenía pensado ser el siguiente presidente (es un supón). Pero no se puede tapar el sol con un dedo y es que la Charrería no les ofrece respaldo alguno y obviamente estará dispuesta a mirar hacia dos nuevos horizontes, el primero donde hay inclusión, trabajo, gente y propuestas, y el segundo, mucha publicidad y la intención de continuar en estratos para disfrute de solo unos cuantos.

Analicemos las siguientes preguntas: ¿Qué necesita la Charrería?, ¿A dónde vamos?, y de la no menos importante ¿Qué quieres tú en la Charrería? Concuerdo con la idea de muchos que la Charrería necesitara un Charro para dirigirla, hombre que conozca cada una de las faenas, que tenga el carisma para tratar a las damas charras y a sus compañeros, tenga la sabiduría y sapiencia de lidiar con temas y trámites ante instituciones del gobierno, en pocas palabras que sea recto, correcto y humilde, saltaron las ideas de posibles personas o celebridades charras en las que se pensó como Nito Aceves, Guillermo Sánchez, Francisco Rivera, Chiringas Aceves y otras tantas leyendas, algunos lograron ser PUA de su estado, quienes serían una línea viable para ser presidenciables, pero la cruel realidad es que los grandes Charros quieren charrear y siendo realistas viven bien de ello, no tendrían el tiempo para realizar las actividades antes mencionadas.

Ahora, si se tratara de formar un equipo y competir charreando, entonces si no hay de otra manera, lo que es bien claro es que la división política, las ambiciones personales y los conflictos internos que han aquejado a la FMCH están estallando, es una reata que quizás sea su último pial y este a dos de tronar pero aquí no importa quién sea el que quede dentro de la presidencia de esta institución; lo importante es que se tiene que unificar este deporte, para que el camino de las nuevas generaciones este trazado dentro de un ambiente familiar, deportivo, y representando los valores mexicanos como lo marcan los cánones de la Charrería.

En la próxima nota, te traeré más datos curiosos sobre nuestro deporte Nacional, ¡¡¡No te la Pierdas!!! Comentarios y dudas al respecto sobre esta columna a través de mi página de facebook A la Usanza Charra o más personal al correo [email protected].

Deja un comentario