Luto en el boxeo mexicano

Fecha:

Share post:

 

BALÓN CUADRADO/Agencias

Jesús Yáñez Orozco

 

Ciudad de México.- La necia muerte vuelve a rondar los sombríos rings de boxeo en México.

El boxeador Moisés Fuentes, excampeón de peso mínimo y peso minimosca de la Organización Mundial de Boxeo, ha fallecido este jueves después de luchar más de un año por su salud. En octubre de 2011, Fuentes sufrió un nocaut durante su pelea con David El General Cuellar, el deportista nunca logró recuperarse de ese asalto fatal.

Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ha confirmado el deceso del deportista, de 37 años, a través de sus redes sociales.

“Gracias a Dios Moisés Fuentes ya está descansando en paz. Un guerrero que luchó hasta el último suspiro. Nuestras condolencias a su familia y amigos y el reconocimiento a su esposa por su dedicación y entrega con amor indescriptible durante este difícil año de sufrimiento QDEP”, redactó el líder del CMB, en su cuenta de Twitter.

Moisés Fuentes nació en Ciudad de México el 20 de septiembre de 1985 y luego de varios años en el amateurismo debutó en el boxeo profesional en el 2007.

Tres años más tarde, en 2011, Fuentes alcanzó su máxima gloria sobre el ring al convertirse en campeón peso mínimo de la Organización Mundial de Boxeo y dos años después se alzó con el campeonato minimosca de la Organización Mundial de Boxeo en Japón.

El ring de box fue su casa durante una treintena de peleas y una década más tarde, en 2021, también se convirtió en su tumba. Ese 16 de octubre, Fuentes subió al ring con hambre. Sobre sus hombros cargaba un ayuno boxístico de más de tres años. El deportista quería romper esa larga pausa con un triunfo.

El rival por vencer era David El General Cuéllar, quien en ese momento presumía una carrera invicta de 19 victorias. Ese sábado por la noche, Fuentes llegó a la cita, ataviado con un chaleco de lentejuelas negras, guantes dorados, dando saltos y con el puño en alto.

Cuarenta minutos después, saldría inconsciente y sobre una camilla,

Durante los primeros asaltos de la lucha en el ring, se observa —gracias a un video colgado en redes sociales— a los contendientes en igualdad de posibilidades: conectando ganchos y golpes directos. Sin embargo, a medida que avanzó la pelea, el ayuno boxístico de Fuentes le cobró factura.

A partir del tercer round, Fuentes estaba más débil y ya en el último asalto (en el sexto round) el boxeador tenía el rostro tundido a golpes. Pese a su notoria desventaja, el boxeador nunca desistió en su intento de resultar vencedor. Mientras intentaba hacer algo de daño al rival también se escudaba en sus brazos, hasta que llegó el fatídico nocaut.

En un instante su cuerpo quedó tendido en la lona. Inmediatamente, su equipo y los médicos del recinto intentaron reanimarlo sin éxito. Su falta de signos vitales opacó cualquier intento de festejo sobre el ring.

En una camilla, escoltado por sus familiares y por los aplausos del público, el boxeador fue llevado de emergencia a un hospital de Quintana Roo. El diagnóstico no fue alentador, debido a la oleada de golpes, su cerebro tenía un coágulo de sangre y debían operarlo en ese momento. Aunque en el momento salvó la vida, las repercusiones de la cirugía fueron graves, ya que el púgil no podía valerse por sí solo.

Durante su trayectoria pugilística, registrada por el medio deportivo ESPN, Fuentes disputó 33 combates profesionales, de los que ganó 25, 14 de ellos por la vía del nocaut, empató uno y perdió siete.

Aunque saboreó las mieles de la victoria, en los últimos momentos de su carrera las derrotas fueron una constante, por esta razón decidió tomar un descanso de tres años, una pausa que rompió en Cancún, un 16 de octubre, cuando decidió convencido de alzarse con la victoria ante el David El General Cuéllar.

La muerte de Fuentes se suma a las tragedias recientes sobre el ring. En septiembre del año pasado, la boxeadora mexicana Jeanette Zacarías, de 18 años, falleció tras un combate en Canadá.

La pugilista nacida en Aguascalientes sufrió convulsiones pocos segundos después y fue trasladada al hospital de la ciudad quebequesa, donde estuvo cinco días en coma inducido.

Al igual que en el caso de Fuentes, todos los intentos por restablecer la salud de la joven fueron en vano.

 (Con información del diario El País)

Deja un comentario

Relacionados

Parodia de los tigres tristes

  ·        Alejandro es un tipo poco común que padece un trastorno de inestabilidad emocional; su hermana Sofía es la...

Solicitan realizar mesa de diálogo entre instancias competentes y ex trabajadores de la extinta Ruta 100

Solicita Erika Vanessa Del Castillo al Presidente de la República realizar mesa de diálogo entre instancias competentes y...

Cambiará el devenir de la justicia en el país con la novedosa “prueba científica”, anuncia Guerra Álvarez

  ·        Explicó que con ese nuevo modelo de impartición de justicia, será un instrumento que reformarán todos los proceso...

Porque la noticias nos buscan…

ARDE ZACATECAS. SE DISPARAN QUEJAS DE MIGRANTES ANTE CNDH. PARTIDOS Y AUTODESTAPES ALIENTAN ELECCIÓN DEL AGANDALLE. LA PUBLICIDAD...