·         Es una súplica y reminiscencia del escritor Rafael Loret, dirigida al presidente López Obrador

·         Acusa que Bartlett es el más infame, miserable y asesino que haya tenido México, y ahora en un doble discurso, el presidente López “lo defiende a capa y espada”, cuando antaño fue un verdadero operador de la dictadura del partido (PRI) y un depredador de la democracia al derrumbar el sistema de cómputo en 1988

·         ¡Ya está bien señor presidente! He tratado de respetarlo hasta la medida de lo imposible. Pero no se puede respetar a quien ampara, abraza y cobija a un sujeto como Manuel Bartlett, pronunció

 

Blas A. Buendía

 

Al aclarar que “este no es un regaño, sino el clamor de un mexicano agraviado”, el escritor Rafael Loret de Mola envió rigurosísima exigencia al presidente de la República, en medio de barruntos de reminiscencia y acciones contemporáneas que exigen a gritos ¡justicia!

“Meta usted a la cárcel a Manuel Bartlett Díaz”, manifestó, proyectándose también como una evocación del pasado de sucesos “sin resolver” desde hace más de tres décadas y que yacen en el manto de la impunidad, calando en lo más profundo en el torrente sanguíneo yucateco, ejecutado por el desde entonces crimen organizado neoliberal salinista-bartlettista.

El ex secretario de Gobernación –dijo- no solo ha ordenado que se cometan asesinatos políticos desde la tenebrosa época salinista como fue en contra del columnista de Excélsior Manuel Buendía Tellezgirón (1984), sino también del ex gobernador de Yucatán Carlos Loret de Mola Mediz (1986), así como de todas sus oscuras actuaciones que le han permitido enriquecerse ilícitamente bajo la complicidad y amparo del poder presidencial, y que pese a sus casi 90 años de edad, su ambición por la riqueza es incontrolablemente desmedida.

En un video que no ha perdido vigencia, que tiene duración de 06:16 minutos, transmitido y haciéndose viral en redes sociales, Rafael Loret de Mola no se limitó a externar un rosario de adjetivos calificativos que si bien son precipitados, revelan el siniestro perfil del ex gobernador del estado de Puebla, hoy flamante director de la Comisión Federal de Electricidad, descalificando la actuación del Jefe del Ejecutivo federal, de “proteger a criminales”.  

El periodista y analista político de origen yucateco, tras señalar -cuan es su costumbre-, al leer los titulares de los periódicos, llegó a una serie de conclusiones.

Qué vergüenza

“Me da vergüenza que el presidente Andrés Manuel López Obrador, tenga y asuma que, los que están atacando al señor Bartlett, presentando denuncias concretas  acerca de su miseria humana, de su tremenda ambición ya casi a sus 90 años de edad, siga acumulando riquezas nada menos que por 800 millones de pesos, y están las escrituras a la vista de todos, están los nombres, están las situaciones en que incurrieron.

“No puede ser que el presidente de la República que dice luchar contra la corrupción, llegue al grado de decir semejante mentira, los grupos que lucraron por años, están detrás de las acusaciones a Bartlett.

“Señor presidente, ¿no le da a usted vergüenza (afirmó con tono de voz enérgica), decir semejante cosa?

“¡No hay mexicano que haya lucrado más con el poder y con la perversidad económica que Manuel Bartlett Días!

“Hay que decirlo con todas las letras, y usted mismo, cuando se sentaba a mi mesa, siempre me dijo: “Manuel Bartlett era el político más perverso que había en el país”, y ahora lo defiende a capa y espada.

“Usted sabe muy bien que chantajeó a Miguel de la Madrid para tratar de ser presidente de la República.

“Usted sabe muy bien, cuáles fueron las condiciones en que Manuel Bartlett puso para que llegara Carlos Salinas al poder, y aun así…, aun así…, se convirtió en un verdadero operador de la dictadura de partido. Se convirtió, sí, en el depredador de la democracia al derrumbar el sistema de cómputo en 1988.

“¿Y aun así, usted dice que le tiene confianza? Cuando acabó con la izquierda, cuando además es responsable autor e intelectual del asesinato de Carlos Loret de Mola Mediz, lo digo en voz alta porque me enorgullece su sangre.

“Y también es usted responsable del asesinato del periodista y columnista de Excélsior Manuel Buendía Tellezgirón.

“Tengo los datos. He hablado con José Antonio Zorrilla Pérez, a quien usted culpó directamente sin darse cuenta de que él, cuando estuvo en la penitenciaría de Santa Martha Acatitla, en donde lo visité, confesándome: ‘Que él solo recibió órdenes de usted (Manuel Bartlett Díaz) para matar…, para matar…’, y ahora resulta que usted señor presidente, se pone el ’traje de víctima’, al tratar de convencer que no tiene los 800 millones de pesos en propiedades. Ahí están los documentos a la vista de todos. Ayer mismo les pasé el link en donde pueden ustedes, corroborar, cada una de estas propiedades que este infame, miserable y asesino, tiene.

“Y aun así el presidente habla de que quienes lo atacamos y combatimos, fuimos los más beneficiarios del régimen neoliberal, pues no sé a quién se refiere señor presidente.

“¡A mí no! -asevera con inaudita energía-. “¡A mí no!, porque yo lo que sufrí en el régimen neoliberal, fue el asesinato de mi padre. Y en esto tuvo que ver Manuel Bartlett. Así que no me venga con cuentos.

“¡Ya está bien señor presidente! He tratado de respetarlo hasta la medida de lo imposible. Pero no se puede respetar a quien ampara, abraza y cobija a un sujeto como Manuel Bartlett.

“Si usted quiere ser verdaderamente un presidente que pase a la historia por su lucha contra la corrupción, tiene que desajenarse de este personaje. Tiene que hacer que la justicia fluya. Que la Secretaría de la Función Pública investigue. Que investigue también la Fiscalía General de la República, que ahora es Autónoma, pero parece que nada más actúa cuando usted se lo ordena.

“Señor presidente: no es este un regaño. Este es el clamor de un mexicano que acepta que usted sea ‘mi presidente’, siempre y cuando actúe de acuerdo a lo que usted nos prometió: tratando de combatir a la corrupción, buscando la transformación positiva, y no amparando al más criminal de los políticos refugiado en la Comisión Federal de Electricidad, y a la sombra de usted.

“No señor presidente.

“No es así…, no es así…, como se manejan las cosas, no es así como se gobierna a este país, no es así como podremos confiar en usted.

“¡Ya basta! ¡Basta de decir en las mañaneras cuanto le da la gana, sin que pueda usted comprobarlo!

“¡Basta de engañar y manipular a la población mexicana!, y si esto me cuesta que me lluevan las injurias de los radicales, de aquellos que lo apoyan a usted, quizás arrodillados para caravanear más debajo de las rodillas al presidente de la República, “¡no me importa! ¡Estoy cansado de recibir las injurias de sus entenados, de sus radicales, de sus perros de caza, y si esto me cuesta la vida, no me importa tampoco!

“¡Ya está bien señor presidente!

“¡Ya está bien!

“¡Mande usted a la cárcel a Manuel Bartlett!

“¡Haga que se le investigue!

“¡No lo proteja más!

“¡Esto es una vergüenza para usted, para su gobierno y para México!

“¡Digámoslo hoy y siempre: Acción o cobardía!”, puntualizó el video mensaje que grabó durante la conducción de su automóvil en una ciudad de la República Mexicana.

Deja un comentario