Manuel Aparicio

Tienen razón, los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, es tiempo de que los legisladores del Congreso Oaxaqueño, “Fijen su Postura Política”. Pero no para obedecer como borregos a estos indignos miembros del magisterio que les exigen declarar que “En Oaxaca, no existen las condiciones para aplicar la reforma educativa, por atentar contra la educación pública, laica y gratuita”.

También urge que los legisladores oaxaqueños, se decidan, de una vez por todas a intervenir para que no haya más impunidad de esos sujetos, que se termine el suplicio de los padres de familia al saber que sus hijos (más de un millón de estudiantes de educación básica), continúan siendo rehenes de los miembros de la CNTE. Todos somos testigos de que cada vez que les place la gana, (pretextos les sobran), cierran las aulas, y dejan a esos menores sin clases, lo cual, como quieran llamarlo y como pretendan justificarlo, es una irresponsabilidad.

Quieren reclamar, como maestros (¡), están en todo su derecho, pero no a costa del desarrollo de los niños; a no ser que su intención sea tan perversa, que les convenga mantener a los niños y jóvenes en el retraso total para poder manipularlos negándoles su instrucción primaria.

Qué grave sería. Si de verdad quieren hacer algo por los niños de este país y en particular de los de Oaxaca, que les enseñen a pensar, para que tomen sus mejores decisiones, pero que dejen de utilizarlos para exigir canongías, o para negociar con el gobierno. Por cierto, ni el gobierno, y mucho menos ellos, han explicado lo relacionado a las más de 900 plazas que les otorgaron a los normalistas, como lo dije las plazas y lo que se les ocurra…

Dice el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Oaxaca, Félix Serrano, que hay 7 iniciativas, en análisis para integrarlas a un dictamen que deberá ser presentado para su aprobación por la mayoría legislativa. “Es una responsabilidad de esta legislatura local acatar la ley y lo vamos hacer sin presiones ni chantajes”, ¿De verdad? eso esperamos todos, porque hasta el momento los legisladores se mantienen a salto de mata para poder trabajar, son perseguidos, y maltratados por los maestros (¿), y no pasa nada. o son muy tolerantes o, no se qué pensar.

Ya veremos, sobre todo ahora, que los miembros de la CNTE oaxaqueña, anuncian, que por acuerdo de asamblea se determinó que los 81 mil 300 sindicalizados, regenteados por este grupo, suspenderán labores del 9 al 11 de febrero, para sumarse a la movilización masiva nacional convocada por la CNTE; ¿y los alumnos?. Discúlpenme, pero para los verdaderos maestros, no hay nada más importante que sus alumnos. Así es que si en verdad les importara el futuro de esos niños, que no los dejen sin clases. Cuánta utopía, verdad.

Deja un comentario