Manuel Aparicio

Hace unos días el expresidente de Ecatepec, José Luis Gutierréz Cureño, hombre cercano del cacique perredista, Higinio Martínez Miranda hizo la observación de que el partido del Sol Azteca, en Ecatepec, podría descender hasta el tercer sitio en la preferencia electoral si no postulan a un candidato de unidad, y tiene toda la razón.

De entrada, es muy complicado debido al antagonismo declarado entre las tribus, que se disputan, no social ni políticamente las preferencias electorales, sino por medio del avasallamiento que, en este caso tiene que ver con el propósito de desmantelar al PRD.

Lo que, por supuesto, no va a ser fácil, porque en el Estado de México, se ha posicionado muy fuerte el grupo que encabeza el secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del Partido del Sol Azteca, Héctor Miguel Bautista, quien ejerce el control de ese instituto político desde hace varios años.

Debo citar que Higinio Martínez Miranda, es indiscutiblemente uno de los líderes más influyentes en el Estado de México; es cofundador del PRD, y ha impuesto alcaldes y diputados, más por presión que por negociación, a través de la fuerza que alcanzó su organización: Grupo de Acción Política, GAP.

Es cierto que la crisis de credibilidad afecta a todos los partidos políticos, por eso, el razonamiento de José Luis Gutiérrez Cureño, es acertado. La disputa por el poder político, es desgastante, cada día más visceral y la ciudadanía está harta de los conflictos pre y pos electorales. Pero además también observa que miembros de cualquier partido político, se enriquecen y por tanto, no escapan a la práctica de la corrupción.

Es importante señalar que en el Estado de México las expresiones Alternativa Democrática Nacional, Movidig, Izquierda Democrática Nacional y Foro Sol, tienen muy poco tiempo para concretar una alianza o provocarán el desplome del PRD, dejándole el camino libre al PRI. Aunque, no deben olvidar que en el partido amarillo, se las gastan igual para la corrupción.

Ahora queda en manos de la cúpula perredista decidir quién es su mejor opción y tienen, indiscutiblemente buenos prospectos a la alcaldía de Ecatepec, entre los que se menciona a la diputada Xóchitl Arzola, quien muestra su preocupación promoviendo foros en contra de la inseguridad, seguida por el diputado Octavio Martínez Vargas, atento a denunciar las anomalías que se registran en el municipio, y a la legisladora federal Yessica Salazar. Ojalá y se pongan de acuerdo.

Deja un comentario