Miles de damnificados dejó la trompa que azotó la tarde noche de ayer la zona oriente del Estado de México, afectando principalmente los municipios de Chimalhuacan, Chicoloapan y Nezahualcóyotl.

Una lluvia atípica, acompañada de granizo, que cayó por más de una hora, en algunas zonas alcanzó más de medio metro al interior de los hogares y dejó daños materiales hasta el momento no calculados.

En el municipio de Chicoloapan, desbordó el Río Manzano, afectando principalmente unas 200 viviendas de la colonia 2 de marzo y la estructura de un puente vehicular.

En Chimalhuacán, en la zona centro se presentó una desbarrancada, proveniente del cerro Chimalhuache, que a su paso arrastró vehículos, puestos metálicos e inundó cientos de viviendas.

Así mismo en el Fraccionamiento San Lorenzo, el nivel de agua acumulada superó los 50 centímetros, dejando anegadas decenas de calles y al interior de las casas muebles, ropa y aparatos eléctricos y electrónicos echados a perder.

Enrique Garduño, Director del ODAPAS Chimalhuacan, señaló que el Río Coatepec estuvo a punto de desbordar, lo que puso en riesgo a miles de habitantes de la zona baja, por lo que hizo un llamado urgente a la CONAGUA, pues llevan esperando más de un año en que concluyan los trabajos de revestimiento.

Mientras que en Nezahualcóyotl, según lo que informo Gerardo Cárdenas, Director del Organismo del Agua, más de 300 viviendas de unas 5 colonias como la Vicente Villada, Benito Juárez, Metropolitana, Reforma, Agua Azul, entre otras, fueron inundadas, al ser rebasada la capacidad de desalojo de los cárcamos Villada y Sor Juana.

En todos los municipios, brigadas de los organismos de agua potable y alcantarillado, así como de seguridad pública y bomberos, trabajaron toda la noche auxiliado en el desalojo del agua de las viviendas, asi como en el traslado de la gente a bordo de patrullas para llegar a sus hogares.

Por su parte, el gobierno estatal, a través del Grupo Tlaloc y la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) activaron el Protocolo de Atención Inmediata quienes apoyados de camiones vactor y máquinaria pesada ayudaron con las labores de auxilio a la población.

Hoy se continuará con los trabajos de limpieza en los hogares, escuelas, comercios, y vialidades, así como la desinfección de cisternas, y al mismo tiempo realizar el levantamiento de un censo para determinar con precisión el número de viviendas afectadas y personas damnificadas como resultado de las inundaciones.

Deja un comentario