Chimalhuacán, Méx. La negligencia del gobierno del Estado de México afecta a más de 800 mil chimalhuacanos, ya que los proyectos para mejorar los servicios básicos y el entorno urbano en los 98 barrios y colonias del municipio están suspendidos, pese a los constantes llamados y negociaciones que hemos sostenido con autoridades mexiquenses, denunció el alcalde, Jesús Tolentino Román Bojórquez. 

En conferencia de prensa, el presidente municipal lamentó que el presupuesto anual para Chimalhuacán fluya a cuentagotas, impidiendo atender las principales demandas de la población. 

“No se trata de un problema de falta de recursos sino de voluntad. El gobierno estatal no muestra interés por concretar proyectos en materia de seguridad, salud, educación, agua potable o drenaje”.

ds

Señaló que, en el ámbito educativo, el gobierno estatal no ha atendido las peticiones de miles de estudiantes para rehabilitar ocho escuelas afectadas por fenómenos naturales como sismos e inundaciones; tampoco ha concluido la construcción del segundo edificio de la Universidad Politécnica de Chimalhuacán (UPChi).

“En materia de obra pública, sólo nos asignaron un presupuesto de 20 millones de pesos para rehabilitar la avenida Bordo de Xochiaca y el distribuidor vial Xochiaca-Obrerismo, pero eso es insuficiente porque hay más de mil calles sin pavimentar en el Ejido Santa María, una zona incorporada al municipio en el año 2010”.

El mandatario local agregó que, con respecto a la salud, se encuentra pendiente la ampliación del Hospital General 90 Camas, así como el otorgamiento de la Clave Única de Establecimientos de Salud (CLUES) para el Hospital General San Agustín.

ds

“En el tema de seguridad, consideramos como un acto discriminatorio otorgarnos sólo 50 videocámaras cuando otros municipios mexiquenses con igual o menor densidad poblacional recibirán el doble o triple de apoyo. Asimismo, están pendientes apoyos del programa Salario Rosa; 400 mujeres chimalhuacanas aún no cuenta con este apoyo y miles están en lista de espera”.

Respecto a las obras de infraestructura hidráulica y sanitaria, el edil señaló que se requiere construir por lo menos 12 presas de gavión a fin de inhibir inundaciones, así como la perforación de un pozo de agua en Nativitas y la conclusión de un cárcamo en el Fraccionamiento San Lorenzo.

“Ante este panorama, el próximo 21 de agosto volveremos a manifestarnos en la ciudad de Toluca para exigir un trato igualitario. Si es necesario nos mantendremos en plantón permanente hasta que las obras y servicios lleguen a las comunidades que más lo requieren”, concluyó Román Bojórquez.

 


Deja un comentario