Diputados del PAN, presentaron ante la Auditoría Superior de la Federación una denuncia por la compra irregular de medicamentos e insumos y la contratación de servicios por la Secretaría de Salud, el Instituto de Salud para el Bienestar, el IMSS , ISSSTE ,la Secretarías de Marina y de Defensa Nacional.

Los panistas entre otros encabezados encabezados por su coordinador parlamentario Juan Carlos Romero Hicks, explicaron que de acuerdo con lo reportado en COMPRANET y los análisis realizados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), plasmados en el documento “¿Compras de emergencia o compras de pánico?” , se identifican tendencias y patrones preocupantes.

En una situación de emergencia, el dispendio de recursos no se justifica y el gobierno federal debería preocuparse por hacer un mejor uso del dinero de los mexicanos para enfrentar una pandemia que amenaza con convertirse en una crisis humanitaria.

Advirtieron que es claro que los gastos realizados para atender la pandemia, por las instituciones de salud como el IMSS, ISSSTE, INSABI, y las Secretarías de Salud, Marina y Defensa Nacional, se realizan con una gran opacidad y falta de información.

Una gran parte de las compras realizadas incumplen con los requisitos mínimos establecidos en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, por lo que no hay garantía de que se adquirieron al mejor precio, a empresas sin conflictos de interés o que en realidad se estén entregando los medicamentos, insumos y servicios contratados.

Además, respecto de los recursos destinados a la emergencia es preocupante señalar que la mayoría son adjudicaciones directas, sin controles adecuados, que aumentan los riesgos de corrupción.

Citaron como ejemplo el caso de 700 millones de pesos gastados por el IMSS , que no cuentan con documentación suficiente para identificar los bienes y servicios adquiridos.

Además tanto el ISSSTE y como la SEDENA han adquirido equipo médico especializado con empresas cuyas operaciones son ajenas al sector salud. En el caso del ISSSTE éste ha pagado hasta seis veces más que el IMSS por equipamiento médico similar.

SEDENA ha asignado contratos a una empresa con un giro ajeno al sector salud, por más de tres millones 360 mil pesos

“El caso del INSABI es motivo de alarma que actué con total opacidad pues no existen registros de los contratos ni de las compras de insumos para la salud para atender la emergencia sanitaria; lo que hace imposible rastrear las compras que ha realizado”, alertaron .

Advirtieron que la Auditoría Superior de la Federación deberá investigar y en caso de configurarse los delitos aquí señalados, deberá iniciar el fincamiento de responsabilidades y promover las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General de la República para imponer las sanciones que procedan.      (Información de La Red Social)

Deja un comentario