Chimalhuacán, Méx.-  A través de una campaña de denuncia en redes sociales, así como con mantas y cartulinas a las afueras de los domicilios, habitantes  de este municipio mexiquense prosiguen con una petición a las autoridades federales y estatales: la implementación urgente de un programa de canasta básica que permita aminorar el riesgo de hambruna, durante el tiempo que resta a la cuarentena por Covid-19.

Dichas protestas, informó el dirigente social y diputado local Telésforo García Carreón, han trascendido como un movimiento de denuncia bajo el nombre #TraposBlancosMX, cuyo hashtag va tomando relevancia ante el constante silencio de los gobiernos que presiden Andrés Manuel López Obrador y Alfredo del Mazo Maza, respecto a la necesidad de alimentos.

“El problema de falta de comida lo padecen miles de familias de Chimalhuacán, que a raíz de la pandemia de coronavirus han perdido sus empleos o disminuido considerablemente sus ingresos, pese a contar con trabajo; en este contexto, líderes sociales, integrantes de la administración local y la misma población, hemos exigido una y otra vez que López Obrador y Del Mazo cumplan con su obligación de apoyar a los más pobres en este confinamiento, sin embargo, es la fecha que siguen de oídos sordos y exponiendo no solo a los chimalhuacanos a una crisis de alimentos, sino también a millones de mexiquenses”.

El legislador indicó que desde el pasado mes de abril, dirigentes del antorchismo alzaron la voz por los más humildes a nivel nacional, solicitando a la federación la entrega de despensas para la gente más vulnerable, estimando una cifra de 80 millones de mexicanos.

“Esta denuncia se intensifica cada vez más, ya que al principio los líderes de antorcha en las diferentes entidades, además de voceros y el mismo Secretario General de la organización, Aquiles Córdova Morán; nos pronunciamos a la necesidad del programa de abasto. Recientemente es la propia población la que exige el cumplimiento de esta demanda, esperando respuesta alguna de parte de las autoridades federales y estatales”.

García Carreón reconoció el esfuerzo del Gobierno de Chimalhuacán por contribuir con despensas para pobladores e insumos médicos para personal de los nosocomios locales; reiterando el llamado a los mandatarios del poder federal y estatal, quienes aseguró, han dejado en completo desamparo al municipio, a los hospitales del territorio y a los habitantes.

“En el caso de Chimalhuacán, el gobierno local asignó recursos extraordinarios para entregar  110 mil despensas a los grupos vulnerables, pero la realidad es que una mayor cantidad de familias requieren del apoyo y el Ayuntamiento no está en posibilidades de abastecer a todos los afectados, tomando en cuenta que también ha contribuido con otra de las obligaciones del gobierno estatal: la dotación de insumos médicos”. 

“Diversos medios de comunicación han visitado algunas comunidades del municipio donde los colonos han colocado los trapos blancos y colgado cartulinas con la leyenda #EnCasaYSinComida… Esa es la realidad de la población tanto de este municipio, como de otras demarcaciones mexiquenses y de otros estados, por ello, reiteramos el llamado a desarrollar un programa de canasta básica gratuita para los más afectados por la pandemia, esperando que en esta ocasión, la voz de la población sea escuchada”. 

Deja un comentario