Por una ciudad sin microbuses parasitos rodantes que deslucen el panorama de la megalopolis

En su época fueron una novedad pero transcurridos 40 años, los llamados microbuses que operan hasta en la actualidad, no solo se han vuelto los parásitos rodantes que deslucen el panorama de la ciudad de México, sino un latente peligro que ha costado de la vida de miles de personas, independientemente que se les consideran las cajas inseguras donde ocurren asaltos contra la colectividad.

Si bien la extinción de microbuses será una de las mejores soluciones para la seguridad de la sociedad, la Asamblea Legislativa calificó como acertada la decisión de las autoridades capitalinas de sacar de la circulación a los microbuses porque ayudará a bajar los niveles de contaminación, pero destacó la necesidad de establecer un mecanismo para garantizar que el precio del transporte público en la Ciudad de México siga siendo el más económico en comparación con el resto del país.

Solicitó al gobierno de la ciudad hacer un estudio para ver las alternativas que permitan cambiar el parque vehicular pero manteniendo la tarifa más económica pues de esa manera seguirán apoyando a estudiantes, trabajadores, amas de casa y a la población en general que utiliza el transporte público para trasladarse a sus actividades diarias.

“Respaldamos la decisión del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera de modernizar el transporte público, de sustituir los microbuses que ya cumplieron su vida útil de 10 años y debemos continuar con la tarifa más baja del país”, aseveró.

Al respecto, la diputada del PRD Rebeca Peralta León, destacó que sería muy benéfico para los bolsillos de los mexicanos establecer la Tarifa Única Metropolitana. “Hacia allá deberán encaminarse los esfuerzos de los gobiernos de la Ciudad de México, del Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala, Morelos y Puebla, que conforman la Megalópolis”, propuso.

“Necesitamos generar estrategias que beneficien a los ciudadanos y el tema del transporte público resulta muy inequitativo, porque mientras en la capital del país el costo del transporte es económico, los demás estados de la Megalópolis mantienen costos elevados para sus habitantes. Cruzar de la Ciudad de México a alguno de estos estados representa que la población pague 3 ó 4 veces más por su pasaje, con un transporte en mal estado, inseguro y muy contaminante”, resaltó.

Insistió en que el transporte público de la Ciudad de México sea el más moderno, económico y ofrecer un servicio de calidad y eficiencia a la población en comparación con el resto de las entidades del país.

Explicó que durante el presente año varias entidades del país incrementaron el precio del transporte, mientras en la Ciudad de México se mantuvo la tarifa del Sistema de Transporte Colectivo (Metro) en 5 pesos el viaje y el Metrobús cobra 6 pesos a pesar de que incrementó una nueva ruta (Línea 6) que corre de El Rosario a Aragón.

“Sin duda el gobierno de la ciudad ha hecho un gran esfuerzo para continuar con esas tarifas en comparación con los estados de la Megalópolis, cuyas tarifas del transporte pública son más elevadas”, agregó.

La legisladora comentó que en la zona metropolitana de Pachuca, Hidalgo, los ciudadanos tienen que pagar 8.00 pesos por utilizar el transporte público; en Tlaxcala la tarifa está en 6.50 pesos, en Puebla se cobra 6.00 pesos por el transporte ordinario y 7.50 pesos si los poblanos utilizan la Red Urbana de Transporte Articulado (ruta de Metrobús); y en Morelos los usuarios pagan entre 9.50 y 11.50 pesos en la modalidad de tarjeta de prepago.

En el Estado de México la situación es un tanto más complicada debido a la tarifa es de acuerdo a las distancias de los recorridos. Como ejemplo citó las tarifas altas como en el caso del Tren Suburbano que cobra hasta 16 pesos por todo el recorrido y 7 pesos por viajes cortas.

La tarifas en esta entidad varía entre los 8 pesos como mínimo hasta los 30 pesos en el caso de pasajeros cuyo recorrido va de Los Indios Verdes hasta el municipio de Zumpango.

Dijo también que en el norte del país es donde se tienen las tarifas más altas pues en ciudades como Tijuana, Mexicali y Nuevo León, el precio está en 12 pesos, 13 pesos y hasta 12 pesos de acuerdo al tipo de servicio que presten.

Dijo que en Guadalajara, Jalisco, la tarifa para transporte de lujo se mantuvo para el presente año en 12 pesos y la del servicio regular 7 pesos; en Querétaro la tarifa de transporte público colectivo urbano está en 8 pesos con tarjeta de prepago y 8.50 pesos en pago en efectivo para la capital, mientras que la tarifa para el resto del estado es de 7.50 pesos y para estudiantes y personas de la tercera edad se ubica en 6 pesos.

En San Luis Potosí se cobra entre 7.80 pesos en pago en efectivo y 7.60 en prepago; en Hidalgo, en su zona metropolitana, se cobra 8 pesos en el servicio de ruta fija, mientras que en el caso de Tulancingo, Tula, Tepeji y Tizayuca el costo del pasaje es de 7.50 pesos.

En Chihuahua el costo del transporte público está en 8 pesos; en Guerrero el Acabús cobra 10 pesos; el Oaxaca, 7 pesos; en Tamaulipas y Coahuila 9 pesos, entre otros, puntualizó.

Deja un comentario