Precisiones sobre la Conquista de una vez por todas

Fecha:

Share post:


Eduardo Sadot

Señor Andrés Manuel, conste que le hablo al mexicano que llegó a la presidencia, no al Presidente de todos los mexicanos, hay que saber distinguir entre las personas y la investidura. Le escribo con la autoridad moral que me da ser descendiente de ñuu-savi, mi bisabuela era ñuu-savi pura, en su acta de nacimiento se leía nacionalidad indígena, así les registraban, nació después de que gobernara Juárez – cuando debía decir originaria – nunca habló castilla, mi padre hablaba ñuu-savi porque de otro modo no se podía comunicar con ella. Para su información, los ñuu-savi son, traducidos al náhuatl los mixtecos, como usted debiera saber, mixteco es palabra náhuatl, ñuu- savi no, el pueblo del lugar de nubes.

De generación en generación aprendí historia, por las tradiciones orales de lo que fue nuestro pueblo, de la rama paterna, de la rama materna eran de Jalisco y la situación era distinta, pero no menos formativa, con antecedentes mestizos.
Como para qué, mirar a las partes dolorosas del pasado, acaso sólo como tema detonador de odios.

                                                                  (Imagen PanAmPost)

Dentro de algunos años, en el juicio de la historia a su gobierno, con pedir perdón, no reviven los niños muertos por cáncer, tampoco, con pedir perdón por el dinero recibido por sus hermanos, los hará honestos, con pedirles perdón a los muertos de Tlahuelilpan, por no haber tomado las prevenciones necesarias, a quienes entusiasmados por sus palabras, obnubilados por la necesidad no repararon en el peligro de ir con cubetas a acarrear gasolina, déjeme decirle señor Obrador, en Administración Pública, qué es la carrera que usted estudió, antes de cualquier decisión, deben medirse sus consecuencias y prever los desastres, no hacerlo nos hace responsables, hasta de esos errores de la población, que a la distancia nos parecen evidentes, no justifico a esos inocentes, que murieron por su torpeza e ignorancia, pero en sus estudios de ciencias políticas, también debiera saber, que las masas no piensan y que el gobierno no debe exponerles nunca, porque las masas en la vorágine de la catarsis, no razonan, no piensan y no prevén, pero, el presidente sí.

Usted insiste en remover las heridas de nuestra Patria, cuál es el objeto, cuál el beneficio, yo no encuentro ninguno más allá de explotar odios ancestrales. Con exigir perdón, reviven los muertos de la conquista. No, qué le representa una disculpa a México como Patria y como nación, nada, absolutamente nada.

En la historia de la humanidad, hay muchos errores y masacres, muertes de vidas inocentes, que no se reparan con un perdón, usted debiera saberlo. De los errores se aprende, pero no se resuelven con un “usted perdone”.

Nuestra Patria es producto de su pasado, sépalo usted bien, del pasado que incluye aciertos y errores, Japón es grande no por victimizarse por las bombas atómicas, el pueblo judío es grande no por el holocausto y sus heridas, los tibetanos son grandes, no porque los chinos les ofrezcan disculpas, los africanos del Congo no serán fuertes con las disculpas de los descendientes del Rey Leopoldo de Bélgica y el pueblo libanés, con todos los nombres que han tenido y que usted quiera darles; fenicios, cartagineses, punos, fariseos, cananeos, el que usted guste darles, no esperan que los romanos – hoy italianos – les ofrezcan disculpas, por aquellas guerras púnicas, que no dejaron piedra sobre piedra.

No sabe usted la pena ajena que me invade, al ver a Claudia Sheinbaum, solidarizándose con las ocurrencias de usted, al quitar la estatua de Colón, ella que es de sangre judía y española, lo mismo que Obrador. Como dice usted, les quedó “como anillo al dedo”, la anécdota aquella del mexicano que reclama a una turista española, que viene a México de vacaciones, cuando la increpa porque sus ancestros vinieron a México a asesinar, esclavizar y desbaratar la cultura original, pues esos que vinieron eran de la peor calaña y ella solo contesta, los míos no, fueron los tuyos, los míos se quedaron en España. Y por cierto tampoco existía España, como hoy la conocemos, eran solo reinos de Castilla y Aragón.

Andrés Manuel, tú te puedes exponer a la burla internacional, pero usted Ciudadano Presidente de México, no.
[email protected]
twiter Eduardo.Sadot.
Instagram Eduardo. Sadot. Oficial
Face book Eduardo Sadot

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

Trevi ofreció su primer concierto en España

  Gloria Trevi triunfa en Starlite. Mónica Naranjo recibe el cariño del público y ofrecen gran noche María Esther Beltrán Martínez...

Málaga tiene nueva canción promocional con la voz de la cantante española  Luz Casal

María Esther Beltrán Martínez   Málaga, España .- La canción  Un lugar perfecto, será la que de promoción a la...

Miguel Ríos continúa en  los escenarios comulgando completamente con su público 

María Esther Beltrán Martínez     Fotos: J. Carlos Santana   Málaga, España.-  El verano del 2022 será recordado por...

Sin Punto y Coma… Populismo partidista

  Vladimir Galeana Solórzano   Sin lugar a duda, van con todo y contra todo aquel que se oponga al establecimiento...