Por Alberto Espinosa


Hace algunos días, fuimos testigos de un partido de dos leyendas, la primera la de Drew Brees, mariscal de campo Nueva Orleans, mientras que la segunda leyenda es Tom Brady, misma posición sólo que de Tampa Bay. El enfrentamiento fue bastante entretenido gracias a los jugadores que conformaban cada plantilla y por supuesto a las extraordinarias carreras de cada uno. El resultado lo sabemos fue una dolorosa derrota para Brees, su cuarta consecutiva en estancias previas al Super Bowl. Brees sufrió de tres pases interceptados, que les costó 21 puntos en contra. Mientras que Brady continúa haciendo historia a sus 43 años y esté su nuevo equipo.

Recordemos que Brees llegó a la NFL, en el año 2001, tras un año en la banca, Drew tomó el mando de la ofensiva de los Cargadores de San Diego; tras una fuerte lesión Brees quedaría fuera toda la temporada y aparentemente su carrera sería liquidada en ese momento. Sin embargo, el estado de Georgia sufrió de un fuerte Huracán “Katrina”, provocando la llegada de Sean Payton; como entrenador en jefe del equipo de Nueva Orleans, al arribo de Payton la reestructuración del equipo y de la ciudad de Orleans era inminente.

Sean confió plenamente en el joven quarterback de San Diego, Drew Brees; firmó un contrato de 6 años y 60 MDD, para el año 2006 Brees logró por vez primera obtuvo la cifra de las 4 000 yardas por la vía aérea. Tras la derrota ante Brady muchas imágenes se subieron al final del partido. Dichas litografías se percibían a Brees y Brady platicando al final del partido e incluso se pudo observar al mismo Tom lanzando un pase al hijo de Brees. Para muchos comentaristas y analistas la etapa del retiro ya llegó para este par de jugadores.

Llegando el año 2009, Nueva Orleans tendría una temporada exitosa junto a la recuperación de la ciudad. Al mismo tiempo, fue uno de los Super Bowls, de los que más se habló debido a que Payton Manning erró el mismo pase en tres ocasiones consecutivas al finalizar el partido. Hoy varios reportes de prensa manifiestan que Drew Brees ya tiene un contrato muy jugoso como analista de la cadena NBC Deportes. Aún no se sabe la decisión de Drew, muchos como un servidor deseamos verlo jugar una ve más y por qué no terminar su carrera con un segundo anillo de campeón. Pero, bueno él decidirá que hacer a partir de ahora.  

Escuchando la canción de la serie “Wanda Visión”, los dejo y nos leemos la próxima semana; cuando toquemos la edición número 54 del Super Bowl. Hasta pronto amigos lectores.   

Deja un comentario