Ciudad de México.- De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas Contra las Drogas y el Crimen Organizado, la mayor parte de las armas que ingresan de manera ilegal a México son pistolas y armas de grado militar; 99% del tráfico se lleva a cabo por tierra.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que si bien la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos contempla los delitos de uso, acopio y venta ilícita de armas de fuego, es necesario endurecer las penas cuando éstos ocurren con armas que entraron de manera ilícita al país.

Por ello, propuso modificar dicha ley a fin de castigar con penas de 15 a 30 años de prisión y de 20 a 500 días de multa a quienes participen de la venta, acopio y posesión de armas de procedencia ilícita.

La iniciativa, precisó el coordinador del GPPRD, plantea “un endurecimiento de penas y una ampliación de la descripción típica, en lugar de tener un capítulo único, estamos separándolo y estamos dándole mayor fuerza al tráfico de armas con penalidades más serias, las que tenemos ahora son muy laxas”.

Miguel Ángel Mancera señaló que entre las consecuencias por el flujo ilegal de armas está el incremento en los delitos dolosos cometidos con armas de fuego. Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero de 2015 a diciembre de 2018 los delitos cometidos con armas de fuego han crecido en un 153%, mientras que en el mismo periodo los homicidios aumentaron en un 158%.

Deja un comentario