Estoy segura que todos al querer decorar nuestras casas procuramos tener buen gusto, o al menos encontrar el mejor diseño para lo que nuestra casa se refiere, pero en definitiva nadie nace sabiendo usar una paleta de colores o mucho menos mezclar texturas pero para eso existimos expertos que damos toda la perspectiva y las posibilidades correctas dependiendo del gusto de nuestros clientes. El crear interiores realmente armónicos se dice fácil pero cualquiera que haya intentado amueblar desde cero una habitación sabrá lo difícil que es hacer combinar todo. 

Para mi únicamente existe la gente conservadora y la gente que quiere atreverse a hacer algo diferente, en definitiva no es sencillo encontrar ese estilo de clientes pero esos son mis favoritos, la gente que está dispuesta a experimentar y a crear nuevos paradigmas. 

Llevo 10 años como decoradora de interiores, desde proyectos tan elementales como una oficina Corporativa en Santa Fe, o un Hospital para niños,  hasta algunos más arriesgados como un set para un reality show o casas de campo de personas con gustos muy extravagantes.

Sin embargo, hace dos meses conocí uno de los mayores retos que he tenido en mi carrera profesional y no se trataba exactamente de un proyecto “gigante” si lo medimos por el monto o la cantidad de piezas,  pero si era un proyecto con grandes expectativas.

Me citaron en un café muy “romántico” en la Colonia del Valle y desde que lo vi inmediatamente descubrí que no sería algo sencillo, ella, psicologa, rubia, pequeña y sumamente delgada, él era todo lo contrario, arquitecto, moreno y más alto que su novia y yo juntas.

Lo primero que note era su gran entusiasmo al contarme su historia, los toques personales que agregaba cada quien y sin notarlo de repente pasé de ser una decoradora a una wedding planner, ya que esta pareja estaba a punto de casarse y traían 20 cosas en la cabeza al mismo tiempo, pero mi gran misión consistía en ayudar a decorar su primera casa con TODO el paquete que eso incluye.

Primero me enseñaron las fotos del departamento y cabe señalar que aunque no es precisamente grande, tenia muchisimos detalles, mármol en los baños, porcelanato en los pisos, iluminacion de leds con techos de doble altura , unas escaleras que daban a un medio segundo piso que tenía el departamento donde estaban 2 habitaciones y una terraza con Jacuzzi, sin duda de los mejores lugares que he visto.

Era para mi un lienzo en blanco para poder decorar y al momento tuve 100 ideas diferentes pero el verdadero reto apenas comenzaba.

Eran los clientes más específicos que pude haberme encontrado sobretodo para sus dos áreas más importantes, la sala y el cuarto de televisión, ya tenían bocetos y hasta medidas exactas porque para ellos todo detalle merecía esfuerzo.

En ese momento realmente me preocupe por cumplir con tan altas expectativas y si tenia un poco de suerte y mucho trabajo, quizás las superaría.

Investigando mucho por internet (empezando claro por Google y luego unos más especializados) en cualquier cantidad de sitios desde Casa Palacio hasta TuGow, intentando encontrar tiendas que nos ofrecieran una propuesta de valor y diseño interesantes, encontré dos marcas que te hacen más sencilla la vida (aun siendo decoradora). Un Articulo que me guio mucho sobre todo por la relevancia y autoridad es el de TheHappening donde menciona a las tiendas de mobiliario más cool de México.

Una de las que no aparece en la lista antes mencionada pero que en definitiva me aparecia mucho por la cantidad de anuncios que tienen es la de Moblum y seguro todos ustedes que me están leyendo la conocen, es una marca con diferentes sucursales, ubicadas en excelentes zonas, yo los visite en Felix Cuevas porque me queda muy cerca de casa y sin duda desde que entré tuve una gran sensación de sentirme en casa.

 

Te ofrece muebles con tendencias de temporada que van renovando para no estancarse y decoraciones para cualquier zona de la casa. Su tienda o más bien showroom está hecho bajo un estilo mucho más urbano pero sin sacrificar la decoración, el estilo o la arquitectura.

Manejan una buena armonía de sus elementos en toda la tienda y no hay un solo producto a la venta que no esté puesto en un lugar sin que combine.

La segunda que en definitiva llamó mucho mas mi atención por el nivel de diseño y la calidad es SofaMatch.com (hago enfasis en el .com pues es verdaderamente el mejor sitio web de Sofás que yo haya visto) y además tienen un showroom que está ubicado en la Roma Norte en pleno Corazón de la CDMX, desde que cruzas la puerta sientes esa armonía y coordinación de colores y texturas acompañado de una necesidad de jugar con un diseño, nuevo, fresco y que sinceramente no había visto en ningun otro lado. Todas estas otras tiendas (Gaia, Alameda, Moblum, etc, son todas ya muy iguales, repiten sus modelos y se copian tanto que entonces ya todas las casas parecieran iguales). 

Algo que me gusto mucho de SofaMatch fue que te ofrecen un amplio catálogo de productos desde Love Seats hasta Seccionales con la posibilidad de poder personalizarlo completamente y poder lograr un producto básicamente único y eso para los que amamos el buen gusto es un Plus. 

Con ambas marcas tenia una mision y esa era encontrar la que me ofreciera algo único, elegante, con excelente calidad y diseño y que me entregaran en menos de un mes porque ellos iban a mudarse en 28 días.

En mi visita por Moblum vi 3 diseños que me gustaron mucho aunque sentí que sacrificaban la calidad bastante y no se parecía en nada a lo que te ofertan en el sitio web. Las terminaciones eran descuidadas, hilos salidos, costuras visibles,  aparte de que no me ofrecían gran variedad de colores, básicamente era adecuarlo a lo que ellos me ofrecían y claro, minimizar el mueble de impacto que mis clientes pedían. No pudieron hacerme una medida especial de un seccional para el cuarto de televisión y tampoco podían ponerle un relleno que lo hiciera más cómodo. Insisto el modelo me gusto pero tenía un defecto, era común.

Por otro lado en SofaMatch, fue todo lo contrario, literalmente me hicieron la vida más fácil y entendieron perfecto todo lo que les pedi.

Desde que llegué (están en la calle de Durano 272, como ya decía en el mero corazón de la Col. Roma)  me enseñaron sus opciones de telas y texturas disponibles para todos sus modelos, cosa que me encantó, porque no importa si compras un solo sillón o toda la sala, ellos le ponen atención a todos los detalles.

Aparte me permitieron elegir las medidas para el seccional así como agregarle un compartimiento al modelo para que fuera más funcional y ni les cuento del relleno para todos los modelos, es lo más suave del mundo y eso nos encanto.

 

Con decirles que al principio íbamos por 3 muebles para la sala y 1 para el cuarto de la tele, al final salimos con otro sillón para la recamara principal y hasta uno para Chuwy que es el perrito de mis clientes y que obvio, necesita una camita que combine con todo lo demás. 

Nos entregaron solo en 3 semanas (15 días pues es algo que realmente diferencia a Sofamatch de cualquier otra es su velocidad y eficiencia de entrega) después de la compra, llevaron todo hasta el domicilio de mis clientes. Yo en verdad no pude estar más feliz de haberlos encontrado.

Hablando en serio, se imaginan poder armar algo completamente a la medida, algo con tu color favorito, con la tela que te gusta, con el tamaño que buscas, con la suavidad que quieres, eso es lo que SofaMatch.com nos ofreció, algo único, algo personalizado, algo elegante y les digo una cosa, ellos son el sitio ideal para los amantes del diseño.

Afortunadamente el final de esta historia es que…..  En definitiva les recomiendo mucho consultar antes con SofaMatch.com ya sea para un proyecto mediano o bien para cosas más grandes como la decoración de un hotel ya que tienen realmente el mejor catalogo, excelente atención y una calidad que habla por sí sola.  Yo espero muy pronto poder volver a trabajar con el equipo de SofaMatch.com

Deja un comentario