Los sitios web de contenido dinámico tienen dos estructuras separadas que hacen más sencillo administrar el contenido. Este tipo de término aparece con frecuencia en varios de los servicios relacionados al mundo de internet y los sitios web, pero de qué se tratan realmente y cómo podemos aprovecharlos para sacar ventajas, lo descubriremos a lo largo de este artículo.

Un sitio web puede catalogarse de muchas formas, pero una muy recurrente tiene que ver con la forma de administrar los cambios en el sitio. De esta forma, un sitio estático hace referencia a aquellos que deben ser republicados o cargados al hosting nuevamente con cada cambio que se les realice, por más mínimo que este sea.

Por otro lado, los sitios dinámicos soportan una estructura en sí, la cual se instala por única vez y administra todos los cambios a través de una interfaz que corre en el propio navegador web. Por lo que se puede decir que tienen dos partes bien diferenciadas:

  • La estructura:

Es el conjunto de aspectos visuales como: cabecera, isologo, columnas, menús, etc. Si bien puede cambiarse con facilidad, hace referencia a la parte que soporta a los elementos del contenido.

  • El contenido:

Se refiere a las publicaciones, entradas o cualquier conjunto de elementos como texto, imágenes y vídeos que representen un valor de interés para el usuario o visitante. Cada una de estas publicaciones no altera la forma ni el aspecto de la estructura, sino que se alinea con ella.

Parece sencillo notar que los sitios dinámicos ofrecen una clara ventaja sobre los estáticos, pero no sucede así en todos los aspectos al ser una situación un poco más compleja.

 

Los recursos y el costo computacional:

Mientras que cualquier tipo de hosting permite alojar un sitio estático, no sucede lo mismo con los dinámicos, puesto que ejecutan ciertas tecnologías algorítmicas y bases de datos que deben estar disponibles en el servidor como, por ejemplo, algunos de los siguientes:

  • PHP
  • NET
  • MySQL

Si bien es muy probable encontrarlos disponibles en la mayoría de los proveedores debido a la creciente popularidad de estos sistemas, también hay que tener en cuenta que a medida que tu sitio crece, se hace más lento debido al alto costo computacional que le implica al servidor.

Esto de ninguna manera justifica tener que utilizar un sitio estático para ganar velocidad, aunque siempre es un buen recurso para aquellos que manejan las herramientas apropiadas y los lenguajes de programación y maquetado web. Puedes utilizar ciertas herramientas como el almacenamiento en caché para obtener lo mejor de ambos mundos.

 

La plataforma:

La facilidad para la que construir un sitio web dinámico dependerá exclusivamente del sistema de gestión de contenidos dinámicos (CMS por sus siglas en inglés) que elijamos. Te sorprenderás al saber la cantidad abismal de sistemas que existen para poder crear sitios dinámicos.

No implica que sean todos iguales, sino que tienen orientaciones y metodologías diferentes, por lo cual dependiendo del tipo de proyecto será el sistema que debas elegir. Aunque si estamos hablando de un sitio más genérico, es posible que te inicies en este mundo con el sistema más popular y fácil, WordPress.

 

¿Por qué WordPress?

En simples palabras diremos que es fácil de usar, sencillo de implementar y gratuito. Aunque esta última característica parece un poco sospechosa es real, y vale aclarar que no es la única plataforma que funciona de esa forma. En cierto sentido, es parte de la filosofía del código abierto que le permite al usuario hacer uso de estos sistemas de forma gratuita con beneficios para la comunidad y los mercados de plugins y temas incluidos en ellos.

Su creciente popularidad también es una razón para elegirlo frente a los demás, puesto que genera un enorme interés dentro de la comunidad de diseñadores que agregan diseños de temas o templates y desarrolladores que crean plugins para ejecutar funciones más avanzadas y personalizadas. En contrapartida, si un sistema alternativo tienes las mismas prestaciones, pero carece de estos elementos, no será muy conveniente que crees tu sitio web con aquel.

Y como característica destacable encontramos la interfaz de usuario amigable con el usuario principiante, de este modo se ha impulsado sobre los usuarios con menores niveles de conocimientos técnicos, sin duda una ventaja de ambos lados y sin sacrificios.

WordPress fue pensado para crear sitios de blogs o portales informativos, pero hoy en día está equipado para poder convertirse en prácticamente cualquier cosa, dotando al sistema de una versatilidad inigualable.

 

¿Cuáles son las alternativas?

También podemos encontrar en el mercado de las plataformas autoadministrables, algunos sistemas de gestión de excelente calidad y rendimiento como:

Y aunque existen muchos más, son menos populares y no han generado suficiente interés en los desarrolladores.

 

¿Qué será de los sitios estáticos?

Las ventajas presentadas anteriormente cubren un rango de aplicaciones para los que puede servir a ciertos tipos de sitios web, pero los sitios estáticos siguen siendo los reyes de la navegación liviana, una característica muy importante desde el auge de la navegación a través de los dispositivos móviles.

Pero la buena noticia es que existen geniales herramientas y frameworks para generar sitios estáticos como, por ejemplo:

Si bien se basan en comandos para funcionar, tienen incorporado un montón de automatizaciones que nos hará las tareas de creación y edición muy sencilla.

También es posible encontrar algunas herramientas de diseño que nos evitan la tarea de programar, creando sitios estáticos que se ven geniales y nos permiten sacar el máximo partido a nuestros conocimientos en diseño web. Algunas de ellas son:

  • Adobe Muse:

Forma parte de la nube creativa de Adobe, pero la empresa ha anunciado que no habrá más actualizaciones por lo que se ha estancado.

 

  • Google Web Designer:

Es un diseñador bastante simple, pero capaz.

 

De esta manera, te hemos presentado un panorama de posibilidades con las que puedes realizar tu sitio web, evidentemente ninguno de los factores contextuales puede convertirse en un impedimento con esta enorme gama de posibilidades.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here