Gloria Brito Nájera

 

Los mexicanos que luchan porque este país sea de progreso y salga de tanta dificultad que le aqueja, deben seguir puntualmente el desarrollo de sus problemas, conocerlos a fondo para poder resolverlos. Vivimos entre las muchas mentiras que a diario dice el presidente a través de algunos medios de comunicación. En su Segundo Informe leído el primero de septiembre en Palacio Nacional, dijo, complacido, que todo iba de maravilla para los mexicanos: afirmó que “la violencia va para abajo” porque han mejorado las medidas para combatirla. Pero la realidad dice, con multitud de ejemplos, que miente descaradamente, sólo por mencionar algunos, en octubre en Tepochica, Guerrero murieron 14 personas en enfrentamientos con el Ejército, con la posible agravante que los militares hayan ejecutado a un civil; en junio de este año, pistoleros secuestraron y mataron a 12 hombres en Caborca, Sonora; en Oaxaca 15 indígenas fueron torturados y asesinados; en Cuernavaca, Morelos, la semana pasada siete personas desarmadas fueron acribilladas. La ONG mexicana “Causa en Común” documentó la existencia de 479 masacres con tres o más víctimas en los primeros ocho meses de este año. 

Morena y el Gobierno federal mienten: en cuanto a la crisis económica, otro de los grandes males en el país, el presidente señaló que “vamos para arriba” con 93 mil nuevos empleos y “el aumento de las remesas que envían nuestros paisanos desde Estados Unidos a sus familiares…y que ya pasó lo peor…estamos empezando a crecer”, y que las transferencias en efectivo de sus programas sociales (para la compra de votos con nuestros impuestos) permitieron “a millones de beneficiarios preservar algo de su poder adquisitivo”. Todo esto no es más que la misma retahíla que el presidente ha dicho en muchas ocasiones. Otra vez, la amarga realidad es otra: para el pueblo de todo el país, son por lo menos quince millones de mexicanos desempleados que pasan hambre, debido a la caída de la economía sobre todo por los errores en el mal manejo del confinamiento por parte de Morena y su gobierno. AMLO se niega en redondo a dictar medidas elementales para empezar a recuperar el empleo. Esto ha sido la tónica siempre, aumentada en este periodo de pandemia, y por lo visto así seguirá; por tanto, preparémonos para la caída de la economía hasta un -12% en el 2020, y por lo menos otro -10 por ciento en 2021, según algunos especialistas. Su política económica tiene “prendidas las velas” a las remesas de los paisanos y al famoso T-MEC, donde supuestamente Estados Unidos será la bujía: AMLO depende completamente de Estados Unidos para sobrevivir. Hasta su Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo a los diputados de Morena que no había dinero, ni “guardaditos” para el próximo año, los fondos de reserva federales que habían hecho los sexenios anteriores, tan criticados por AMLO, se los acabó este año el gobierno de Morena, por lo que el año entrante será de más y más recortes. Más recortes para los niños con cáncer, más recortes para la educación, en fin. 

1

Morena y el gobierno federal mienten: “¿la lucha contra la corrupción?” de la que se hace alarde todos los días. Pero desde que AMLO gobernó la capital del país (diciembre 2000 a julio 2005), tuvo y sigue teniendo muchos corruptos en su círculo estrecho de colaboradores, entre ellos el más recordado “el señor de las ligas” (René Bejarano). Hoy en el gobierno morenista, han sido cuestionados varios de sus integrantes por su riqueza jamás explicada, ejemplos: La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y su esposo John Ackerman; Manuel Bartlett Díaz, y las trampas de su hijo por cobrar de más por ventas al gobierno. Y lo último, el actual gobernador poblano, el morenista Miguel Barbosa, propietario de la residencia del expresidente de la República Miguel de la Madrid, acusado por Emilio Lozoya, por pedir millones de pesos, y favores para su hermano, cuando era senador de la República a cambio de no entorpecer la aprobación de la Reforma Energética del anterior régimen. Y sigue la lista, Pío López Obrador, el hermano del presidente, etc.  

Morena y el gobierno federal mienten: lo último es confirmado por la Universidad Libre de Berlín, Alemania, sobre covid-19, que en México son 190 mil muertes a la fecha y diez millones de infectados (El Universal, 7 septiembre 2020), muy lejos de las cifras oficiales que maneja el gobierno morenista. ¿Cuál “ya aplanamos la curva”? y lo que nos falta. En resumen, México con Morena están aumentando los enfermos, las muertes, los desempleados y los pobres. 

Las protestas contra el gobierno de Obrador crecen: En la Ciudad de México, grupo de mujeres protestan y toman el edificio de CNDH (Comisión Nacional de Derechos Humanos) porque se ignoran olímpicamente sus reclamos contra los feminicidios, las desapariciones y la violencia de género.

Es urgente la tarea de conformar un amplio movimiento nacional para evitar que la situación en el país se hunda aún más. El Movimiento Antorchista Nacional llama a todos los mexicanos sinceramente preocupados por acabar con la pobreza en México, a todos los calumniados, ofendidos, perseguidos y agredidos por el gobierno obradorista a unirnos para que en las elecciones de 2021 se rechace a todos los candidatos de Morena por ser los responsables de la desastrosa situación actual. ¡Ni un voto para Morena!  

Deja un comentario