Debido a la indiferencia y a los recortes presupuestales que el gobierno federal le ha impuesto a Chimalhuacán, los grupos culturales financiados por el Ayuntamiento están en riesgo de desaparecer, afectando de manera directa el fomento a las bellas artes y la recreación para más de 800,000 chimalhuacanos, indicó el alcalde, Jesús Tolentino Román Bojórquez.

Explicó que, debido a la falta de presupuesto, el Ayuntamiento se vio obligado a prescindir de los servicios del maestro Enrique Bátiz, así como los más de 70 músicos que conformaban la Orquesta Sinfónica de Chimalhuacán Independencia.

“Lamentamos que las políticas federales afecten de manera directa a los chimalhuacanos. La OSCHI tenía un gran prestigio; recientemente se había presentado en la UNAM y formaba parte de nuestros principales grupos culturales”, detalló Román Bojórquez.

El funcionario precisó que la falta de presupuesto también afectó a las agrupaciones del mariachi varonil y femenil municipal, quienes redujeron el número de elementos para evitar su desaparición.

“Estamos convencidos que redoblaremos esfuerzos para brindar resultados con un presupuesto limitado. Hacemos un respetuoso llamado al gobierno federal a que reconsidere la asignación de recursos que nos permita reactivar los grupos culturales de Chimalhuacán”.

 

Deja un comentario