Republicanos ahora atacan a Obama por reforma de salud

Fecha:

Share post:

republicanos-ahora-atacan-a-obama-por-reforma-de-salud

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, enfrenta un segundo round frente a los republicanos que están usando los problemas técnicos en la puesta en marcha de los llamados mercados de seguros médicos como argumento para sus renovados ataques contra la reforma de salud.

“Creo que no hay nadie más frustrado que el Presidente con las dificultades en la página web”, admitió ayer el secretario del Tesoro de EU, Jack Lew, en una entrevista con la cadena NBC.

Obama participará hoy en un acto en la Casa Blanca sobre la reforma de salud, mejor conocida como Obamacare, en el que se podría referir a los fallos en la web para inscribirse en los nuevos mercados, abiertos desde el 1 de octubre y donde se calcula que casi 48 millones de personas podrán acceder a seguros a precios accesibles o beneficiarse de subsidios federales.

Aunque la Casa Blanca ha minimizado esos problemas y los vincula al gran cantidad de tráfico en la web, los republicanos los están convirtiendo en su nueva estrategia para denunciar que el Obamacare, uno de los mayores logros del mandato de Obama y promulgada en 2010, no está funcionando.

El “gran interés” en los nuevos mercados “demuestra lo importante que es que lo hagamos bien. Hay millones de estadunidenses que quieren un seguro de salud. Es importante para nuestra economía que tengan un seguro de salud”, sostuvo Lew.

36 estados cuentan, hasta ahora, con acceso a la web de registro para el Obamacare

El objetivo es que el mayor número de personas posible tenga una cobertura sanitaria garantizada para el 1 de enero de 2014, cuando debe entrar en vigor la obligatoriedad del seguro médico, la cláusula fundamental de la reforma de salud.

La “prueba de fuego”, según Lew, será en enero, cuando se vea cuántas personas se han inscrito en los nuevos seguros y la “calidad” del servicio que están recibiendo.

Por su parte, la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificó de “inaceptables” los problemas que están ocurriendo con los nuevos mercados de seguros.

“Hay muchas cosas que hacer para corregir la situación”, declaró Pelosi a la cadena ABC.

Los problemas han llevado, además, al aplazamiento del lanzamiento de laweb en español para facilitar las inscripciones en ese idioma en los nuevos mercados, que estaba previsto para este lunes.

Medio millón ya se inscribió

Casi medio millón de estadunidenses han presentado solicitudes para seguros de salud en los mercados federales y estatales creados bajo la reforma de salud impulsada por Obama, informó un responsable del gobierno.

La cifra se da pese a los problemas con Healthcare.gov,el portal de ingreso al mercado federal que sirve a 36 estados,que han impedido a los consumidores estudiar la cobertura de salud subsidiada federalmente.

El reconocimiento de la cifra de inscritos pareció ser parte de un esfuerzo de control de daños por parte de la CasaBlanca.

Se espera que la Ley de Protección al Paciente y de Salud Asequible otorgue cobertura de salud privada a unos siete millones de estadunidenses que no cuentan con seguro mediante los nuevos mercados en línea que se abrieron para inscribir alas personas en los 50 estados del país.

Las cifras oficiales sobre la actividad de octubre se presentarán el próximo mes.

Mientras, desde las filas republicanas los senadores Marco Rubio (Florida) y Roy Blunt (Misuri) afirmaron en la cadena Fox que la secretaria de Salud de Estados Unidos, Kathleen Sebelius, debe comparecer ante el Congreso para hablar de todos los fallos y retrasos que se están registrando.

Según miembros del comité de Energía y Comercio de la Cámara baja, Sebelius rechazó comparecer en una audiencia prevista para el próximo jueves en ese órgano.

Mientras Washington sale de una paralización parcial del gobierno que concluyó el jueves pasado, los republicanos están presionando a la administración para que trate los problemas del programa de salud.

 

Marco Rubio lanza crítica

El senador republicano Marco Rubio acusó ayer al presidente estadunidense, Barack Obama, de “socavar” los esfuerzos para sacar adelante una reforma migratoria, algo que a su juicio es ahora “más difícil” de lograr que hace tres semanas.

“Ciertamente creo que la reforma migratoria es hoy mucho más difícil de lograr de lo que era hace apenas tres semanas”, comentó Rubio, de origen cubano y senador por Florida, en declaraciones a la cadena Fox.

Según Rubio, los republicanos han perdido confianza en Obama durante la reciente crisis presupuestaria que mantuvo a la Administración federal parcialmente paralizada durante 16 días y puso al país al borde de la suspensión de pagos, y eso complica las opciones de llegar a un consenso bipartidista sobre la reforma migratoria.

“El Presidente ha socavado los esfuerzos” para aprobar la reforma, enfatizó Rubio, que fue uno de los ocho senadores que redactó el proyecto de ley migratoria aprobado por el Senado en junio pasado.

En la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, el debate sobre el proyecto está totalmente estancando y los demócratas presentaron recientemente su propia versión.

Rubio afirmó que esa Cámara “se merece tiempo y espacio para elaborar su propia solución” al problema migratorio.

Obama quiere que se apruebe una reforma migratoria integral antes de que termine el año, y se ha fijado ese objetivo como una de sus prioridades tras quedar superada la crisis fiscal que atravesó el país.

En la misma línea, el senador republicano John McCain, otro de los autores junto con Rubio del proyecto de ley aprobado por el Senado, comentó que es momento de “moverse hacia adelante” para hacer realidad la reforma migratoria.

El sábado, Obama hizo un llamado a los legisladores, en particular a los republicanos, para dejar atrás la cerrazón política como la que llevó al cierre del gobierno y colocó al país ante riesgo de declararse en moratoria de pagos, y de esa forma alcanzar ña aprobación de la reforma migratoria.

“Buscaré a los miembros de ambos partidos dispuestos a llevar a cabo el trabajo importante. No existe razón alguna por la que no podamos gobernar de manera responsable”, señaló.

 

Llaman a evitar otro impasse fiscal

La economía de Estados Unidos se vio perjudicada por el estancamiento reciente a propósito del presupuesto, y es importante que la nación no atraviese por otra ronda de política de alto riesgo, advirtió ayer el secretario del Tesoro, Jack Lew.

Lew dijo, en entrevista con la cadena NBC, que confiaba en que la economía de Estados Unidos, que calificó como “resistente”, se recuperaría de la paralización parcial que vivió por 16 días el gobierno federal.

El senador republicano John McCain manifestó la misma percepción, al decir que el cierre había dañado a su partido y que aquello no se repetiría.

“Esto ha dañado las vidas de millones de personas y de miles de personas en mi estado. Tengo la obligación con ellos de evitar que ocurra (una segunda paralización)”, afirmó McCain.

Lew señaló que los eventos que condujeron a la parálisis, que afectó tanto la confianza de las empresas como la de los consumidores, era más una crisis política que una económica.

“Sabemos que desde la paralización hubo una pérdida de actividad económica”, señaló Lew.

“Tenemos que asegurarnos de que el gobierno no pase por otra ronda de política de alto riesgo”, sostuvo.

El miércoles pasado, un acuerdo de último minuto en el Congreso estadunidense sacó a Estados Unidos del borde de un incumplimiento de pagos. El acuerdo restableció el financiamiento para el país hasta enero de 2015 y extendió su autorización para endeudarse hasta el 7 de febrero, aunque el Departamento del Tesoro sería capaz de evitar un default por varias semanas más.

Se teme que el pacto pueda haber sentado las bases para otra paralización a futuro.

“Creo que el mensaje que tenemos que enviar es que la noche del miércoles hubo un punto de inflexión”, aseveró.

Según estimaciones de economistas, la paralización habría quitado hasta medio punto porcentual del crecimiento del Producto Interno Bruto estadunidense del cuarto trimestre.

Lew estimó que se debe remover el enfoque de la política fiscal, argumentando que, como parte de la economía, el déficit de presupuesto se había reducido significativamente.

“La política fiscal es muy importante, pero hay mucho que debemos hacer para armar y hacer crecer a esta economía”, dijo Lew.

“El proyecto para la reforma migratoria es de enorme importancia para la economía”, indicó.

Deja un comentario

Relacionados

Fascista

  *Mussolini tabasqueño Por Luis Repper Jaramillo* [email protected] La contra marcha del ardor, la que oficialmente realizó el fallido gobierno de Andrés...

Porque las noticias nos buscan…

MUCHOS MARCHAN; POCOS LO ESCUCHAN. MARCHA DE ESTADO TRAS APOYO DE INE. MARCHA Y BAUTIZA AMLO SU MODELO....

La usura y sus consecuencias

  Blas A. Buendía   Ciudad de México.- Si bien la usura impacta directamente el patrimonio de las familias y afecta...

¡Alto a las agresiones contra mujeres!: PJCDMX

  Blas A. Buendía   Ciudad de México.- A nombre del presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México (PJCDMX),...