Nezahualcóyotl, Méx.-El Hospital General “La Perla” y el Hospital General “Gustavo Baz Prada”, hospitales que atienden enfermos de coronavirus (COVID-19), actualmente enfrentan la saturación de sus instalaciones, así como la falta de camas, insumos médicos, personal médico y enfermeras capacitados, además de equipamiento especial para tratar a los enfermos de este virus.

Ante la creciente cifra de contagios y defunciones, el sector salud en este municipio se ha visto en una gran problemática al no contar con espacios adecuados  para el tratamiento de los pobladores enfermos de Covid-19, con un aproximado de 450 camas entre estos dos hospitales, se ha provocado la apertura de clínicas y hospitales provisionales alrededor de todo el municipio, los cuales aún han sido insuficientes para combatir este gran número de contagios por la falta de equipo médico adecuado.

El gobierno municipal encabezado por Juan Hugo de la Rosa, hizo el llamado al gobernador Alfredo del Mazo Maza, solicitando el apoyo para el equipamiento y personal, del hospital provisional en el centro Deportivo Bordo de Xochiaca, además de la autorización del funcionamiento inmediato de este centro, el cual albergaría alrededor de 100 camas para uso de emergencias; esto llevo, al cuestionamiento de los pobladores, que al abrir dicho hospital provisional no ha disminuido el número de contagios, ni el número de defunciones dentro del municipio, el cual ya rebasa de los 340.

Actualmente, debido a la campaña “Nueva normalidad” implementada por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, que puso el mal ejemplo en el llamado “regreso de actividades” cotidianas ha repercutido principalmente a la zona oriente del Valle de México, ya que gran parte de la población de estos municipios y alcaldías, debe de trasladarse a su lugar de trabajo y hogares, por medio de trasportes públicos con gran conglomeración de gente que no permiten establecer la medida de Sana Distancia el cual es una medida de prevención de contagios fundamental.

El creciente temor de los vecinos de Nezahualcóyotl, se ha manifestado al negarse a la apertura de la clínica provisional de detección pronta de Covid-19, ubicada en la colonia Benito Juárez. Con mantas y negando el acceso a personal médicos y municipal, es como manifiestan su inconformidad de la apertura de este centro, el cual busca  atender de forma inmediata a personas que tengan síntomas de Covid-19; los vecinos piden que se ubique en otro espacio alejado de hogares y mercados, como el Estadio Neza 86, ubicado a la orilla del municipio, ya que la cercanía de este centro en la colonia podría ser un foco de infección para la población.

Deja un comentario