Luis Fernando González Luna

Tal vez la edil Feliciana Medina ocupará aquella célebre frase del presidente Andrés Manuel: “yo tengo otros datos”, pero recientemente se hizo viral en redes sociales la corrupción de funcionarios de la actual administración morenista y la presidenta municipal de La Paz salió al quite para arremeter contra periodistas que según ella son “chayoteros”, por lo que amenazó con demandar a periodistas y televisoras. Una semana después renunció el secretario del Ayuntamiento.

Los graves conflictos internos que tiene el Ayuntamiento de La Paz, sumada a la incapacidad de Feliciana Medina para gobernar, están ocasionando una terrible inactividad en todas las áreas de la administración. Además, cada vez es más conocido que la cerrazón y la falta de lucidez de la presidenta municipal es lo que ha provocado que sus principales colaboradores la dejen sola y el desmoronamiento de Morena en nuestro municipio.

Lo que más preocupa a los habitantes de La Paz es que en esa inactividad del gobierno local los que saldrán perdiendo serán ellos, el rezago social y educativo crecerán, la falta de servicios básicos seguirá lastimando a las familias pacenses; los robos, las extorsiones, los secuestros, la inseguridad en general irá creciendo, porque a los elementos municipales, dicho por ellos mismos, les niegan las condiciones mínimas para poder hacer sus actividades adecuadamente: su equipo y patrullas son obsoletos, no hay apoyo suficiente de combustible, entre otras complicaciones.

Otro problema grave son las inundaciones que cada año afectan el patrimonio de miles de familias en La Paz. En los últimos días ha habido cuatro lluvias que dejaron afectaciones en nuestro municipio. Se prevé que esta temporada de lluvias sea más intensa; pero ante esa probabilidad, el Ayuntamiento no cuenta con los implementos suficientes para combatir las inundaciones, el Opdapas no tiene ni un plan de contingencia, no hacen manteamiento a la red de drenaje, además que es una red vieja y obsoleta en varias localidades.

Las familias de La Paz organizadas en Antorcha no estamos de acuerdo con que Morena y Feliciana Medina nieguen soluciones para los problemas de los pacenses. El pasado 19 de junio más de 2 mil vecinos de nuestro municipio formamos una cadena humana para exigir que se atiendan demandas populares como: seguridad, alumbrado público, agua potable, drenaje, obras educativas, pavimentaciones, servicios de salud, entre otras. Sin embargo, fuimos ignorados nuevamente.

Feliciana Medina debe entender que su manera de gobernar es antigua, inútil e inservible para las necesidades actuales de las familias de La Paz. Debe dejar de reprimir, amenazar y poner pretextos; mejor que trabaje en serio, que combata la corrupción que hay en el Ayuntamiento y que deje de solaparla, que atienda y resuelva las peticiones del pueblo. Si no se siente capaz para llevar las riendas de un municipio tan importante y con graves carencias como el nuestro, que renuncie y se vaya a descansar.

Un último argumento, doña Feliciana debe dejar de poner pretextos diciendo que lleva seis meses en el cargo, ¡mentira! Ella desde hace un año ya sabía que iba a ser presidenta municipal y podía iniciar su planeación, pero no la hizo. Además, por muchos años fue funcionaria municipal en La Paz y diputada federal, justamente cuando inicio el declive de nuestro municipio.

Las familias de La Paz seguiremos exigiendo soluciones y defendiendo nuestros derechos, porque no permitiremos que pasen otros tres años de mal gobierno, no queremos que el rezago social aumente y que la inseguridad siga creciendo en nuestro municipio por culpa de Morena y doña Feliciana.

 

Deja un comentario