Comentario político del periodista Raymundo Medellín para el programa “Hablando Claro” que conduce Manuel Aparicio en abc Radio.

 

Se inicia el show.

Emilio Lozoya, según el fiscal Alejandro Gertz Manero ya dio a conocer la presión que recibió por parte de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso para llevar a cabo entregas millonarias para la campaña que llevó a la presidencia a Enrique Peña Nieto

         (Fotografía La Verdad Juárez)

Según el periodista Carlos Loret de Mola, el ex presidente Peña Nieto ya hizo contacto para decir que si lo cita la Fiscalía a declarar va a acudir, y señala de lo que va a hablar.
Mientras tanto las baterías de la investigación están más que dirigidas al también ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, este por ser el enemigo a vencer en las elecciones del próximo año, porque con partido o sin partido, ya ha demostrado que va a dar la pelea.

Y ante todo lo anterior el show mediático va a seguir, porque viene también el tiempo legal de las pruebas y seguramente muy poco conforme a derecho podrán hacer en contra de los ex presidentes, ya que es bien sabido que un presidente no firma nada que se decida en la secretarías y difícilmente se les podrá incriminar.

Volviendo al narco-estado del que se habló en que estaba convertido México, y que al presidente Andrés Manuel López Obrador le pareció, en principio injusto, pero que después aceptó que así debió ser, luego de lo que se está conociendo en cuando a la investigación que se lleva a cabo en Estados Unidos a Genaro García Luna, sí bien pudo ser un narco estado, coincido en ello.

Sin embargo creo que es muy aventurado hablar de un narco-estado cuando un gobernante sabe, que lo que hizo García Luna en su tiempo fue ignorado por otras instituciones como el Ejercito, el cual ya tenía el antecedente del general Jesús Gutiérrez Rebollo, pero se podría recordar donde estaban otros generales cuando García Luna presuntamente operaba para el Cartel de Sinaloa, porque como publica don Alfonso Zarate el día de ayer en su columna en el periódico El Universal, afirma que “el sub secretario de la Defensa André Foullón, era comandante de la Tercera Región militar, que comprendía Sinaloa y Durango, territorio controlado por el Cartel de Sinaloa y el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, era jefe de la guarnición militar en Piedras Negras, Coahuila, en los días en que los Zetas manejaban el penal y cometían atrocidades como la masacre de Allende, esa guarnición Militar tenía la responsabilidad del penal.
Se me salió así, de lo del narcoestado”, admitió AMLO.

De acuerdo con el presidente, lo que hizo simplemente fue reafirmar lo que escritores, analistas e intelectuales han denunciado desde hace más de una década, cuando Felipe Calderón declaró la guerra contra el narcotráfico.

En lo personal a mí sí me queda la duda de si en México se vive un narco-estado, esto cuando mediante redes sociales las bandas criminales se retan entre sí, y que además amenacen de que no quitarán el dedo del renglón para ultimar al jefe de la policía capitalina… ¿esos grupos no siguen viviendo en la impunidad de un narco-estado? Es pregunta.

Deja un comentario