“Siervos de la nación”: promotores de López Obrador

Fecha:

Share post:

Laura Castillo García

Con el pretexto de vacunar a los mexicanos contra la influenza y Covid-19 por el repunte de ambos en este invierno, los llamados “siervos o servidores de la nación” acompañan a las brigadas de enfermeros que van domicilio por domicilio en diferentes municipios del Estado de México con el objeto de cumplir la “importante tarea” que les dio su jefe supremo en las reuniones que celebraron el pasado mes de noviembre: con tarjetas de Bienestar en la mano, que dan acceso a la gente a los programas sociales, reforzar el discurso mañanero de López Obrador en torno a que: “con la 4T las cosas en el país van muy bien y que el gobierno federal está tan preocupado por la salud de los mexicanos, que hasta invirtió y creó la `vacuna Patria´ para protegerlos de la terrible enfermedad. Por esas dos razones, subrayan los promotores de AMLO, vale la pena darle la oportunidad de la continuidad a la 4T”.

Todos sabemos que las cosas no van bien en México y menos que esté muy preocupado por la salud de los mexicanos: si fuera así, no hubiera dejado sin seguridad social a millones de mexicanos que no tienen empleo formal, ni hubiera dejado sin medicinas a niños y mujeres con cáncer, ni hubiera dejado que las defunciones en pandemia hayan ascendido, según cifras oficiales, a 335 mil defunciones, aunque organismos independientes indican que el número de muertos por Covid-19 rebasó el millón de mexicanos.

No obstante, los “siervos de la nación” invariablemente rematan su discurso ante los mexicanos a los que brindan apoyos, becas y pensiones Bienestar con que “hay que darle oportunidad a la continuidad del proyecto del presidente para que siga la transformación del país”.

Con la promoción que hacen del proyecto de país del presidente López Obrador y de Morena, los más de 20 mil “servidores de la nación” que dependen del gobierno federal y de la secretaría del Bienestar, operan a lo largo y ancho del país, pero no es cierto que trabajen para beneficiar a los mexicanos, sino para promover a López Obrador y a su 4T, lo que los convierte en activistas de éstos y, por tanto, en los verdaderos promotores del proyecto López Obrador y, por tanto, de los políticos de Morena, quienes este año 2024 aspiran a ocupar un puesto de elección popular, al cual seguramente llegarán gracias al montón de dinero que el gobierno federal está dispersando a través de sus tarjetas de Bienestar. En el caso del Estado de México, los “siervos de la nación” ya están operando en los 125 municipios, pues en 2024 habrá cambio de presidentes municipales, síndicos, regidores; senadores y diputados federales y locales.

Seguramente que los morenistas alegarán que los mentados “siervos” no son promotores de ningún candidato de Morena porque no promueven a ninguna persona en particular y menos piden el voto para favorecerlo. Ciertamente los promotores de Morena no promueven a persona en concreto ni piden el voto; sin embargo, lo que sí hacen es hablar maravillas de lo que ha hecho López Obrador. “Maravillas” que a decir verdad no son tantas ni poquitas, pues, la violencia en el país se incrementa día a día; la delincuencia organizada, el narco, con su dinero y extorsiones se ha apoderado de organismos gubernamentales que van desde gobiernos estatales, senadores y diputados hasta presidencias municipales.

A López Obrador y a Morena les urge contar con el voto de los mexicanos, y tanto que dos semanas antes de que la Comisión federal para la protección contra riesgos sanitarios (Cofrepris) autorizara la aplicación de la vacuna Patria (hecho que sucedió hasta el pasado viernes 26 de enero), brigadas de enfermeras y enfermeros recorrieron colonias de los municipios de Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Los Reyes La Paz (seguramente lo están haciendo en otros municipios, pero no tengo evidencia) para ofrecer las vacunas contra la Influenza y contra el Covid-19, pero ¡sorpresa!, la vacuna que aplicaron fue la mexicana bautizada con el nombre de “Patria”, misma que AMLO prometió que estaría lista en 2021, pero que convenientemente lanzó hasta este año 2024 que es electoral.

Las brigadas médicas que aplicaron el biológico Patria contra el Covid-19 (está por verse si actúa contra las variantes actuales, pues tiene un retraso de cuatro años), invariablemente van acompañadas por un “siervo de la nación”, quien no pierde el tiempo para soltar el discurso aprendido en las oficinas de la administración federal que, claro está, es a favor del presidente y sus acciones, a pesar de que el país está en crisis permanente.

La Constitución establece que el uso electoral de los programas sociales es delito grave y, evidentemente, con su promoción del presidente López Obrador y del proyecto morenista los “siervos de la nación”, y el mismísimo Mandatario federal, violan flagrantemente la ley no solo por usar las vacunas para hablarle a la gente de las dizque bondades de la administración pública federal, sino que ésta también comete otro delito al usar recursos públicos para pagarle a los promotores de AMLO y Morena.

En el 2023, los “siervos de la nación” manejaron 600 mil millones de pesos de los programas del Bienestar, los cuales repartieron entre 25 millones de beneficiarios directos, a quienes les dan: apoyos, becas o pensiones a condición de que sean al presidente. Por eso, para AMLO los “siervos de la nación” son los funcionarios más importantes de la 4T, pues ellos son los que están en contacto con la gente de todo el país y convencen con sus discursos color de rosa.

La estructura de los promotores del voto que funcionó durante la campaña de López Obrador en 2018, a la postre se convirtió en la de los “siervos de la nación”, que en realidad son los representantes personales del morenista, pero, pequeño detalle, son pagados con dinero público lo cual es absolutamente violatorio de la ley porque ningún funcionario público ni ningún político pueden utilizar dinero del erario para promocionar su imagen. Pero eso no le importa al presidente de México, quien sin pena ni vergüenza gasta anualmente 2 mil millones de pesos para sostener esa estructura que sólo lo beneficia a él y de ninguna manera al país.

A medida que se acerca el día en que sean legales las campañas políticas de los diferentes candidatos a puestos de elección popular, se intensificará el trabajo proselitista de los “siervos de la nación”, labor que en el papel ha condenado el INE a través de reglas de su funcionamiento, como el que no pueden promover programas sociales en tiempo de campaña ni promover a candidatos. No obstante, a pesar de que sean lineamientos institucionales, al presidente eso no le importa, al fin y al cabo, él es el que tiene el poder en el país y también la aprobación de los ciudadanos gracias a los apoyos directos que brinda desde el inicio de su administración. Está bien que la gente reciba lo que les ofrecen los “siervos de la nación”, al fin que el dinero es público y, por tanto, no es ni de ellos ni de López Obrador; pero lo que sí debe hacer la gente es informarse y analizar en qué condiciones está el país y que es necesario un cambio para buscar solucionar los problemas nacionales.

México necesita un cambio de modelo económico y social para acabar con todos los problemas que actualmente padecemos y afectan a los 130 millones de mexicanos que conformamos el país, pero ese cambio no va a llegar con Morena ni sus candidatos, como ya lo han demostrado más de cinco años de gobierno. Lo que urge es una verdadera organización del pueblo, con un partido y políticos de nuevo tipo que en verdad trabajen para beneficio del país.

Deja un comentario

Relacionados

Reciclaje

*Recuperación de desechos Por Luis Repper Jaramillo* lrepperjaramillo@gmail.com ¿Recuerdas, ex Jefa Delegacional en Tlalpan, la trágica mañana del 19 de septiembre...

Por tí mujer 12 de julio de 2024

Por tí mujer con Ana Paola Guerra. Abordó el tema sobre la reforma al Poder Judicial, vertiendo interesantes...

A Flor de Piel 09 de julio de 2024

"A Flor de Piel". El programa conducido por la Prestigiada Periodista y Defensora de Derechos, Mina Moreno, quien...