Sociópata/Psicópata

Fecha:

Share post:

*Titina

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@gmail.com

“Seguirá la corrupción” prometió en campaña Claudia Sheinbaum Pardo, en caso de ganar la presidencia de México, el 2 de junio próximo.

Es correcto, lagartija pestilente, con ustedes dese hace 24 años (Jefatura de Gobierno del DF, con el Peje) gracias al PRD y luego con Morena, se alargó la corrupción hasta nuestros días, por eso no fue lapsus tu augurio de que la putrefacción política y administrativa de la T4a, seguiría de llegar a Palacio Nacional.

-Sheinbaum se mira al espejo y acepta carecer de personalidad propia, pues se sabe débil e inestable. Sus relaciones interpersonales son profundas… pero inconsistentes.

Y para ubicar a la verdadera aspiracionista por Morena a la presidencia del país, es necesario retomar una frase contundente de Colwin Miguel, escritor, divulgador de temas sobre desarrollo de la conciencia y la trascendencia del espíritu humano, cuando asegura “el miserable de espíritu se llena de soberbia con una migaja de poder”, ¿verdad Andrés Manuel? y ahora Claudia.

Y no son visiones fuera de contexto, sino, una radiografía de personalidad, política y administración en cargos de elección o designación burocrática, del tema que abordo.

A partir de su vida política, siempre pegada con la gente equivocada, AMLO, Imaz, Harfuch, Godoy, Batres, etc. lagartija pestilente, no ha conectado empáticamente, son relaciones de conveniencia pecuniaria, de poder, de sumisión y entreguismo. Siempre a la sombra “de alguien” porque no conecta emocionalmente -como ahora en sus periplos electoreros por el país- no hay empatía con el público, ni con los acarreados. Un fracaso.

Son varias las circunstancias por las que lagartija pestilente, no levanta emotivamente. De entrada, su figura desarraigada, menesterosa, descuidada de detalles. Luego su voz anti-convencimiento. No habla, berrea, grita, pero sin conectar con la audiencia.

Un tercer elemento es la ausencia de carisma, su comunicación no verbal es insulta, arrítmica. Cuando habla en público se muestra insegura, equívoca, no convincente, ecpatíca.

Es tan gris, antipática, que ni siquiera sabe reír, sólo expresa una mueca fingida, que desalienta y aleja a quien la observa. Dice la conseja popular el comprador de imagen de una persona es su sonrisa, ésta atrae, convence, compra, vende. En su caso, esta habilidad (reír) la dejó, seguramente, en su infancia. Hoy es fría, perversa, sumisa, maquinadora, inexpresiva, anti carismática.

Es también, sociópata, por trastorno de su personalidad antisocial. Enfermedad de salud mental que no demuestra discernimiento entre el bien y el mal e ignora los derechos y sentimientos de los demás (Rébsamen, Líneas 12 y 3 del Metro). Empata con la psicopatía y lo manifiesta cotidianamente con su acusada falta de empatía hacia los demás; así como ausencia de remordimientos o culpa cuando daña a otros (insisto, Rébsamen y Metro)

Decía que lagartija pestilente se miró al espejo, éste no le mintió. Descubrió que frente a él, había una mujer sin personalidad, con trastornos que involucran sentimientos, pensamientos y comportamientos inadaptables a un amplio rango de escenarios. Estos patrones comenzaron en su adolescencia (cuando andaba de mercenaria, revolucionaria, contestaria, desestabilizadora) que la llevaron a problemas en situaciones laborales y sociales (como ahora, aspiracionista impuesta, no electa, como candidata presidencial, porque así lo decidió Andrés Manuel). Sumisa, obediente, larva, florero, leal a ciegas, sojuzgada como la trae, acató el “dedazo”). Su trauma de personalidad la engrilleta a obediencia enfermiza.

Ante la carencia de decisiones propias, “tamaños”, autonomía -como mujer, política, funcionaria pública y ahora aspiracionista-, Sheinbaum acata y “respeta” los “consejos” que le da López Obrador, porque ella no es digna de diseñar, pensar, escribir y convencer con sus discursos; sino lo que su Rey Macuspano le ordene.

Reproduzco 7 “promesas” que, en 2018, como aspirante presidencial escupió Andrés Manuel en sus periplos placeros… Noten, que 6 años después, en los mismos escenarios, la larva sumisa, repite, las mismas palabras, que tampoco cumpliría. Insisto, son años diferentes 2018 y 2024, pero los mismos embustes:

AMLO: no mentir, no robar, no traicionar al pueblo

CSP: no mentir, no robar y nunca traicionar al pueblo de México

AMLO: Y por el bien de todos, primero los pobres

CSP:   por el bien de todos, primero los pobres

AMLO:  va a ser gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo

CSP:  somos pueblo, con el pueblo y por el pueblo

AMLO:  cumpliré el compromiso de someterme a la revocación de mandato

CSP:  voy a someterme a la revocación de mandato como dice la Constitución

AMLO: de que la educación no es un privilegio, es un derecho del pueblo

CSP:  de que la educación es un derecho, no es un privilegio

AMLO:  se va, se va, se va el avión presidencial

CSP:  no regresarán los lujos ni privilegios. No habrá avión presidencial

AMLO:  va a haber austeridá republicana. No van a haber lujos en el gobierno

CSP:  vamos a mantener la austeridad republicana.

No es coincidencia, sino sumisión, acatamiento. Una mujer así, que no es capaz de estructurar y escribir su propio discurso no es digna, siquiera de aspirar al cargo más importante del país.

Pero lagartija pestilente no sólo es incapaz, sin personalidad, incongruente y falaz, sino tranza, corrupta, amante del dinero ajeno (del erario de la ex jefatura delegacional en Tlalpan, del GCDMX, del diezmo de Palacio Nacional, de los entres del narco, etc.). Ningún mexicano bien nacido, digno, honesto, inteligente, demócrata puede aceptar que desde 2021 hasta 2024, Claudia Sheinbaum lleve una campaña electorera de casi 5 años, con dinero “extraño” o del partido… ¿de dónde más? Pues sus recorridos por todo el país, estando aun en funciones en el GCDMX, costaron miles de millones de pesos, pues el séquito de “acompañantes” (prensa, discursos, seguridad, organización, acarreadores, discursos, maquillista, valet, etc.) es de más de 25 chairos, que, además, cobran salario del gobierno capitalino; comen, se hospedan se trasladan en autos (alquilados), aviones, viatican, pagan por entrevistas en radio, televisión local, prensa, redes sociales, y más.

Tan solo en 53 días de precampaña para buscar la nominación de Morena a la candidatura, Sheinbaum gastó (no invirtió) 5 millones 301 mil pesos. Pero esta es peccata minuta, si consideramos que desde 2021 a la fecha -desde que fue “destapada” por Andrés Manuel como “corcholata favorita” (28 de septiembre del 21), lagartija pestilente ha dilapidado cientos de millones de pesos, que todo ese tiempo ni ella, Morena, López Obrador han notificado al SAT, a la Secretaría de la Función Pública, a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, de la FGR, desde luego al INE, ¿cuánto, quiénes, cómo, etc.? han financiado, durante 5 años las aspiraciones de López Obrador, de prolongar el sexenio, en la simulación de Sheinbaum Pardo, pues todos sabemos que ella será un monigote en la Silla del Águila, mientras él regentea el gobierno. (Lo han ensayado en Guerrero, en donde Evelyn Salgado, constitucionalmente es la gobernadora, pero de facto, su padre Félix Salgado Macedonio. ejerce -muy mal- el poder). López quiere repetirlo en Palacio Nacional.

Retomo, de Latinus, que dirige y conduce Carlos Loret de Mola, parte de un reportaje sobre Moneros al servicio de Claudia Sheinbaum y la T4a.

Desde el GCDMX, se compró y compró (con dinero del gobierno), la Revista Digital “Sentido común” y la conciencia, sumisión, larvismo, lealtad a ciegas (¿en dónde he oído esto?) de algunos moneros y un pseudo periodista, ligados a la T4a: El Fisgón, Hernández, Patricio, Rapé y Federico Arreola, que la hacen de botts, publicistas, propagandistas, “chayoteros”,  entrevistadores, “cartonistas” al servicio de Sheinbaum, quienes firmaron un “contrato” -jajajaja- asignación directa, por 14 millones de pesos, que dio vida a una “página virtual” que exhibe sólo información tendenciosa de sus actividades como funcionaria del GCDMX y ahora candidata presidencial de Morena.

Moneros y Arreola a través de sus trazos -yo diría transas– hacen en su “empresa” Caricaturas, Internet, Animaciones y Revistas (CIAR) trabajo sucio, y lo es, porque sus ingresos provienen de dinero público, sin justificar, de PN, del narco o de un organismo fantasma.

Causalmente “Sentido Común” nació en 2022, como instrumento ideológico y propagandista de Claudia Sheinbaum, en pleno proceso electorero y electoral.

Poder y dinero (ajeno) son el ADN del Peje y de Claudia Sheinbaum.

¡¡No merecen, lo que pretenden, por ratas, corruptos, transas, mentirosos y perversos!!

 

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales algrano.mx, entresemana.mx, metropolihoy.com, pasaporteinformastivo.mx, gustavorenteria.mx, portalhidalgo.com

Deja un comentario

Relacionados

Escenarios Políticos desde la ANPERT 20 de mayo de 2024

"Escenarios Políticos desde la ANPERT". El programa de crítica y opinión más responsable en la red, con la...

Delfina Gómez tiene competencia desleal en la actitud del Secretario General de Gobierno, Horacio Duarte

Por: Raymundo Medellín Nicolás Maquiavelo no se equivocó al relatar los vicios de la política de su tiempo en...

Los discapacitados simplemente deseamos ocupar un lugar digno dentro de la sociedad: Laura López

En esta Nueva Experiencia de Vida prometo... que se terminarán, todas las injusticias cometidas en contra de nosotros,...