Benito Juárez, Quintana Roo.- Un total de ocho niñas que viven en la Casa de Asistencia Social Temporal Infantil (CASTI) conocieron por primera vez el mar, gracias al trabajo coordinado entre el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM) y el Voluntariado de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos (SJyDH).

Las pequeñas volaron en avión por primera vez y se hospedaron en el hotel Nizuc, en Cancún. Su estancia fue donada por la Fundación Moon Palace, que opera también una casa hogar en Quintana Roo.

Los viáticos se obtuvieron gracias a las diversas actividades del Voluntariado de la SJyDH para recaudar fondos.

“Para apoyar a los niños vulnerables, yo creo que es muy importante hacer énfasis en que todos los niños tienen derecho a actividades recreativas, a tener momentos que les llenen el corazón de alegría”, dijo Gabriela de la Torre, titular del Voluntariado.

Gracias a Dolphin Discovery, que se sumó a este proyecto, las niñas pudieron nadar con delfines, lo cual contribuye a restituir su bienestar.

Con acciones como ésta, el Gobierno del Estado de México, encabezado por Alfredo Del Mazo Maza, refrenda su compromiso con el respeto y la promoción de los derechos de la infancia.

Deja un comentario