Pedro Pallares Guerrero

La Charreada, Labores del Campo Convertidas en Fiesta y Deporte…

Amigo lector, estamos entre líneas de nuevo, y en esta ocasión te has de preguntar ¿Por qué la Charrería es el Deporte Nacional? Pues desglosemos primero el término “Deporte” según la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte por sus siglas CONADE para que una actividad sea reconocida como deporte debe de implicar la recreación, el pasatiempo, el placer, la diversión, el ejercicio físico, la competencia más nunca la rivalidad y debe ser practicado al aire libre, entendiendo que Charrería entra en este rubro, y aunado a esto, a partir del año 1996, la Charrería quedó dentro del fondo nacional del deporte; Si eres observador, la Charrería reúne todos los puntos antes mencionados, y si no has asistido, te invito a que vayas a una charreada para que conozcas el ambiente que ahí se genera pata que compruebes de viva voz las letras que están plasmadas en esta columna. 

Ahora bien ¿en qué momento queda catalogada como Deporte Nacional? Esto fue por medio de un decreto presidencial de Abelardo L. Rodríguez en 1933 y anterior a ello el Presidente Pascual Ortiz Rubio que también por decreto presidencial, instauro el 14 de septiembre como el día del charro. 

                La Charrería por ser un deporte marcado con lineamientos militares, es muy estricta y para su ejecución lleva un protocolo muy marcado, se inicia con honores a la bandera, y posteriormente en un sentido más religioso encomendarse al Supremo Caporal con la oración del Charro; Actualmente se dividen en 10 faenas charras que a continuación en forma breve te relataré en qué consiste cada una. 

                Cala de Caballo.

                Es la primera faena, donde se demuestra la buena rienda y la mansedumbre del caballo y cabe señalar que la rienda charra es una de las mejores del mundo ya que el charro puede manejar al caballo con una sola mano. Aquí el charro debe salir a toda velocidad desde el fondo de la manga del lienzo para posteriormente dejar plasmados con las patas traseras de su caballo dos surcos dentro de un rectángulo marcado con cal, este debe de medir 20 metros de largo por 6 de ancho; Después pasara a otro rectángulo secundario para empezar a girar sobre su propio eje, lo hará de izquierda a derecha o viceversa, el charro puede decidir por cual lado iniciar, posteriormente hará medios lados, estos son medias vueltas de 180°, posterior a ello efectuará el movimiento antinatural, la andadura hacia atrás, la cual es un movimiento en donde la cabalgadura tiene que caminar en reversa hasta una línea marcada y finaliza entrando al ruedo a paso de camino o paso de las grandes distancias. 

                Piales en el Lienzo.

Según los charros viejos y de gran experiencia esta es la faena más peligrosa, también conocida como la suerte de los gatilleros o los dedos mochos, en ella numerosos hombres de a caballo han perdido dedos, manos, incluso hasta brazos, pues el charro debe de lazar con su reata, las patas traseras de una yegua que sale a toda velocidad, al momento de que los cuartos traseros de la yegua son lazados el charro debe de enredar su reata en la cabeza de la silla y soportar la fricción para detener la carrera del equino; Una vuelta mal enredada o un error de distracción puede causar en esta faena la perdida de alguno de los miembros o extremidades antes mencionadas. 

Colas en el Lienzo.

La tercer faena del Deporte Nacional, en esta parte entra a trabajar el ganado bovino, el centauro mexicano debe de tener mucha coordinación con su cabalgadura, el toro saldrá por el partidero, el charro debe mantener una carrera para que en el menor tiempo y distancia posible el pueda y deba saludar, pachonear (entiéndase pachonear como una palmada en el anca del novillo) agarrar el rabo, enredarlo en su pierna (a esta acción se le llama arcionar) estirar y derribar. 

La Escaramuza.

Es el lado femenino de la Charrería, donde las damas de a caballo, dejan al publico al borde de la butaca con la ejecución de sus movimientos, los cuales son realizados al ritmo de una melodía que puede ser de género ranchero o banda, cada uno de los ejercicios realizados llevan un grado de dificultad por lo cual al momento de la exhibición hay mucho trabajo, pasión y entrega. 

Jineteo de Toro.

Posterior a la escaramuza el jinete debe de estar ya listo y puesto para que sus compañeros realicen las labores de apretalamiento, esto quiere decir que el toro debe de de llevar dos correas llamadas pretales, una por la parte trasera de las manos y la otra en la parte de las verijas, el charro debe de mantener la vertical sin caer, a diferencia del rodeo americano donde el vaquero debe de permanecer 8 segundos arriba de los lomos del toro, en la charreada el charro debe de soportar hasta que el toro deje de reparar. 

Terna en el Ruedo.

Es quizás, la faena más antigua de la Charrería pues en ella los hombres de campo la realizaban y aún en la actualidad está vigente para poder descornar, marcar y curar al ganado bovino, en ella, 3 charros se apostaran, uno tendrá la obligación primeramente de lazar con la reata al toro por el cuello, para en acto seguido el siguiente en turno pueda lazar al novillo por las patas traseras, estirarlo y derribarlo, el cronometro se detendrá al momento de que un charro a pie quite la reata del cuello del animal. 

 

Jineteo de Yegua.

Al igual que en el jineteo de novillo el charro deberá de mantener la vertical pero ahora en los lomos de una yegua bruta. 

Manganas a Pie.

                Es la única faena charra que se efectúa a pie, el charro tiene la obligación de realizar una serie de movimientos con la reata que se le denomina floreo, para posteriormente lazar con la misma a la yegua que corre alrededor del ruedo, esta yegua mantiene una carrera constante gracias al equipo de arreadores, pues de ellos depende de un 70 a 80 por ciento de efectividad. 

Manganas a Caballo.

Al igual que la faena anterior, el charro deberá efectuar los mismos movimientos pero ahora sobre los lomos de su caballo. 

Paso de la Muerte.

Un charro deberá pasar de un caballo de rienda a una yegua bruta, en plena carrera, este deberá de montar a pelo, es decir sin montura, solamente confiando en la nobleza de su caballo y la habilidad del equipo de arreadores que lo acompaña. 

Todas y cada una de las faenas que acabas de leer estimado lector son calificadas por Jueces certificados por la Federación Mexicana de Charrería, y te has de preguntar ¿por qué es una fiesta?, pues esa respuesta la encontrarás cuando asistas a un lienzo charro y conozcas el gran ambiente familiar que se respira ahí, degustando de la exquisita comida que se prepara acompañada de un refresco, una cerveza o un tequila; Es entonces cuando me darás la razón de por qué la Charrería es la Fiesta de México.

En la próxima nota, te traeré más datos curiosos sobre nuestro Deporte Nacional, No te la Pierdas! Comentarios y dudas al respecto sobre esta columna a través de mi página de facebook A la Usanza Charra o más personal al correo [email protected]

Deja un comentario